La editorial de los lunes: ¿Por qué Mega perdió el horario de las 20:00 horas?

Mayo 7, 2018 |
Responsive image

Desde “Pituca sin lucas” que la racha de Mega en toda su programación, y mayor aún, en el horario de las 20:00 horas, era casi invencible. Propuestas como “Matriarcas”, “La Colombiana” y “Wena Profe” no tuvieron mayor repercusión aunque dieron que hablar en redes sociales (ah, la relación inversa entre consumo en rating y consumo en Twitter, en las cuales nosotros nunca vamos a estar de acuerdo con los que se quedaron en el 2005), mientras que la única novela que le collereó en serio fue “El Camionero”.

Pero esa racha el mes que se fue se acabó. Y en buena hora. “Si yo fuera rico” durante abril fue derrotado por las emisiones de “Caso Cerrado”, ahora en Canal 13. La Doctora Polo con martillo en mano mandó a la carcel tevita a Darío Grandinetti y compañía y, si no fuera porque la producción juvenil de TVN fracasó, hoy irían comodamente en tercer lugar.

Mega confió mucho en su fórmula ganadora, la cual es el clarísimo autoplagio en sus novelas de sobremesa: El enfrentamiento entre ricos y pobres, la persona humilde que se enamora de un adinerado (por favor, cuántas veces vimos eso en las novelas de Televisa) e Ingrid Cruz intentando ligar con Alvaro Rudolphy sin duda comienzan a pasar la cuenta.

Y si a todo eso le sumamos los famosos “microcapítulos”, que finalmente en algunos casos llegan a ser “nanocapítulos”, el resultado es un desastre mayúsculo para las pretensiones de la estación de Vicuña Mackenna. El argumento del rating en sus primeros capítulos, que era el de “la gente está de vacaciones”, queda en total descrédito luego de que “Si yo fuera rico” nunca superara los 20 o 25 puntos que hacían sus antecesores.

Perder el horario de las 20:00 horas para cualquier canal complica, y para Mega, que era líder con producciones de discutible calidad, mayor aún. Es cosa de ver que en el bloque deportivo de “Ahora Noticias” hemos visto notas respecto al desempeño de Renca Juniors, la opinión de Grandinetti respecto al pasar de Alexis Sánchez en el extranjero, e incluso la “locura” por la camiseta del club ficticio. Dario es rostro de un comercial de Fanta y Sprite libre de sellos que solo se emite en Mega, lo cual daría sentido a la denuncia de un ejecutivo de CHV sobre el avisaje de primer lugar a precio de cuarto lugar.

El horario vespertino, la columna vertebral del horario central en Chile, vaya que le dolió y le sigue pesando a TVN, y a Mega le va a pasar lo mismo si siguen usando la fotocopiadora XEROX para sus productos. Si yo quiero consumir salchichas, prefiero ir al Super y listo, pero no ver una enésima novela que habla de la brecha social bajo el pretexto tan repetido de Quena Rencoret de “un producto para que la gente en la casa se pueda identificar”.

Ahora, ¿Por qué la gente no castigó a Mega por los despropósitos programáticos a la hora de las novelas? Porque los microcapítulos fueron una de las causas por las que la gente abandonó TVN, pero esta vez, no se mueven de los de Bethia ni aunque los episodios duren 5 o 10 minutos tan miserables como Ignacio Corvalán. Sencillamente porque a esa hora no hay nada mejor, ni mucho menos la enésima repetición de los Gavilanes en el 7.1.

Ya, pero Caso Cerrado supo ganarle al 13

Asi es, la Doctora Polo con sus casos (algunos donde se nota lo maqueteados que están) pasaron de marcar 6 puntos a marcar peaks de 15 unidades a las 20:00 horas. ¿Es válido hablar de fragmentación de la audiencia? Pues claro, porque “Casado con hijos” en CHV también ha hecho la gracia para los que quieren recordar con nostalgia ese Mega que tenía productos buenísimos y que apostaba por una TV familiar.

La próxima vespertina del canal nacional tiene que ser lo suficientemente buena y espectacular para que le de el Tiro de Gracia en la plaza a “Si yo fuera rico”, y acá tiene que entrar el super tren de Carmen Gloria Arroyo y el regreso de “Rojo” para que las pretensiones de Jaime de Aguirre logren ese éxito que en los últimos 4 años ha sido tan esquivo y necesario.

Tal es el descalabro de la novela que “T13” ha escalado rápidamente al segundo lugar gracias a la misma magia del trencito programático, que no beneficia a “Soltera Otra Vez 3” ni a “Sigamos de largo”. Pues, si el 13 tiene algo de inteligencia programática, debería apurar su pack de programas como “Qué dice el público” para subir la sintonía. Y el prime vertical que tantos réditos les dio a fines del año pasado, y que en esta temporada vaya que está beneficiando a CHV.

En fin, “Si yo fuera rico” cayó por su propio peso y ese estilo de autoplagio de Quena Rencoret comienza a pasar boleta y factura. Tan asi que la próxima vespertina va a tener a Paola Volpato y Francisco Melo como nueva pareja… ¿Resultará? Si es otra versión libre de “La dama y el vagabundo”, pues paso. Y espero que usted también lo haga.