Invasión de lates en la TV chilena: Mala noche no

Abril 23, 2018 |
Responsive image

Dentro de las miles de búsquedas de la televisión chilena en pro de abaratar costos en tiempos de crisis, y al mismo tiempo, recuperar la cada vez más esquiva audiencia mientras Netflix, YouTube y otras formas de entretenimiento están ganando cada vez más terreno, los directores creativos si los hay le han dado el clavo en un horario que muchos veían como poco rentable: El horario nocturno.

De inmediato evoco la poderosa industria de los late shows en Estados Unidos que nos dio nombres excepcionales como Jimmy Kimmel, Jimmy Fallon, David Lettermann, Carson Daly, Seth Meyers, Jay Leno, Conan O’Brien, Stephen Colbert y James Corden (el del Carpool Karaoke); asi como también los exitosos formatos argentinos como “Noti Dormi” de Raul Portal en ATC, “Videomatch” de Telefe con Tinelli (que empezó como algo totalmente distinto a lo que terminaron siendo) y lo que hace ahora Fantino en América con “Animales Sueltos”; y también los programas de Jó Soares (primero en Globo, luego en SBT y finalmente de vuelta en Globo), Marcelo Adnet en la ya mencionada cadena del “Plim-plim”, Danilo Gentili en SBT y Fábio Porchat en RecordTV. ¿Podemos contar lo que hacían Verónica Castro y Daniela Romo en Televisa?

Pero no, acá de momento no contamos con el presupuesto millonario con el que cuentan ABC, CBS, NBC, Globo, Telefe o SBT para hacer cosas gigantes (porque ya sabemos todos donde fueron a parar) y acá se apuesta por una conversación liviana, pero amena. Como en el living de la casa.

El padre de este tipo de espacios fue Julio César Rodríguez con “La tele o yo” en TVN, y luego llegaron intentos algunos más recordados que otros como “A tu día le falta Aldo” en Canal 13 (que debió tener nueva temporada en su momento” y “A/Z” en TVN. “Mentiras Verdaderas” de La Red y “Más Vale Tarde” de Mega fueron los que más trascendieron en su género, sin embargo, ambos mutaron: El primero volvió a su esencia luego de la convención de tarotistas y nefastas como la Doctora Cordero y el segundo se volvió el “Encuentros cercanos” de los realities de la cadena de Bethia.

Hoy los canales recuperan el espíritu de la conversación en la noche, y eso es lo que se agradece. Hasta ahora estos programas se han alejado por completo de la polémica, siendo el pionero de esta moda “La noche es nuestra” de Chilevisión. En él Jean Phillippe Cretton, Pamela Díaz y Felipe Vidal la descuecen con un variopinto de invitados, algunos con una clase más elevada que otros.

Ahora lo siguió Canal 13 con “Sigamos de largo” con la experiencia de Radio Oasis (el combo Marcos Silva y Marcelo Comparini) acompañando a Sergio Lagos. El canal del angelito (para mi siempre lo será, sorry) vuelve a tener conversación amena en la TV abierta, claro que con el 15% del presupuesto que contaban los espacios de Raúl Alcaíno o Raúl Matas, pero el contenido está. Y en ambas propuestas.

TVN también planea sumarse a la moda con un espacio al que en primera instancia llamaron a Katherine Salosny y para el que planean repatriar a Alvaro Rudolphy, que hoy es el malvado de “Perdona Nuestros Pecados”. ¿Y Mega? Propone revivir “Más Vale Tarde” con Soledad Onetto, aunque con la misma tónica del anteriormente mencionado “Animales Sueltos”: Mesa de actualidad sumado a entrevistas en el estudio a connotadas figuras… y otras no tanto.

En la variedad está el gusto y nos aprontamos a ver una infinidad de formatos donde el ganador siempre será el televidente. En estos momentos dispone de dos alternativas, y pronto serán 4. O 5, si contamos lo que hace Jordi Castell en el canal todavía conocido como UCV. Usted decide. Pero le aseguramos que usted viendo televisión… “Mala noche no”.