El rating no hace al líder: Las veces en que el Mega de Bethia fue poco profesional

Abril 3, 2018 |
Responsive image

Desde mediados del 2014 que Mega es líder en sintonía, dejando con el agua al cuello al resto de los canales, incluyendo a TVN, que fue el más damnificado con su posición preponderante en las preferencias de los chilenos. Sin embargo, parafraseando a la Franja del NO, sus actitudes con rostros y actores, además del tratamiento de varios temas, han demostrado que “el rating no hace al líder”.

En el siguiente artículo, a propósito de la indecente prestada de ropa hacia Karol Lucero en “Mucho Gusto” a raíz del polémico video, jugarreta, inocentada de cabro chico, como quieran llamarlo, enumeraremos los miles de momentos en los que el canal dirigido por Patricio Hernández Pérez fue poco profesional.

Oriana Marzoli y su racismo contra Dominique Lattimore

De todos los realities que ha fabricado Ignacio Corvalán, “Doble Tentación” superó todas las marcas en cuanto a denuncias del CNTV se refiere. El encierro no será recordado precisamente de forma grata tanto para quienes lo vieron como para quienes participaron (como por ejemplo la actriz peruana Angie Jibaja, que hizo el peor negocio de su vida saliendo del área dramática de TVN para sumarse al conventillo, hipotecando su talento y mandando su imagen de “la tierna y aguerrida Suspirito Limeño” de vacaciones indefinidas a la India por unos pesos). Y una, en especial, quiere olvidarse que estuvo en ese programa: La modelo dominicana Dominique Lattimore.

La morena ha sido víctima de un inédito caso de bullying permitido por la televisora, perpetuado por la polémica participante venezolano-española Oriana Marzoli, quien al igual que el otrora “rey de los pokemones”, fue la consentida de la televisora, por eso, le permitieron desde que tratara a la otra de “negra” y hasta de “esclava”. Racismo puro y duro en un canal de televisión del cual nadie se hizo cargo. Cuando Lattimore quiso renunciar, la producción lo rechazó aduciendo que “era una imagen positiva”. Pues con esa acción, Mega dio una imagen negativa faltandole el respeto a ella y a los televidentes del polémico programa, que hasta ellos repararon que la violencia del encierro era inédita y poco tolerable.

Ignacio Corvalán, el “papá del año”

Mega ha respaldado desde siempre a personajes nefastos porque, o dan rating, o son elementos que considera “importantes”. El año pasado, surgió en un medio un reportaje acerca del abandono del productor del área de “””””entretención””””” del canal, Ignacio Corvalán, a la hija que tuvo con la modelo colombiana Pilar Ruiz. Básicamente, cuando se enteró que iba a ser papá, arrancó y le dijo con toda la frescura que ella se iba a hacer cargo sola del niño, y la abandonó a su suerte.

Cuando Ruiz tuvo el accidente trágico en Miami ni siquiera se preocupó del estado de su ex. Obviamente, al canal de Carlos Heller no le importó y lo mantuvo en su cargo. Claramente, Corvalán tiene la misma calidad de sus encierros tevitos como persona.

Si denuncias la desigualdad de sueldos, sobre azul

La actriz de “Perdona Nuestros Pecados”, Ximena Rivas, denunció en un medio la disparidad en sueldos entre los actores y actrices de las novelas del canal morado. ¿Qué recibió como respuesta? El sobre tan azul como la camiseta del equipo que… ¡Oh! ¡También maneja Carlos Heller!

En consecuencia, mataron su personaje en la nocturna y Rivas se fue por la puerta de atrás, y seguramente vetada por la todopoderosa María Eugenia Rencoret. Sin embargo, su cesantía duró poco: La veremos en la próxima vespertina de TVN.

Cuento aparte: Alvaro Rudolphy también criticó la disparidad de sueldos y el accionar de Mega contra Rivas y demás actrices, pero no le pasó nada. ¿?

Oriana Marzoli y su clasismo contra Luli

Nos caen mal ambas, pero es peor la prepotencia de Marzoli, permitida por supuesto por Mega. La española le dijo “Barriobajera macarroncia” a Nicole Moreno. Y lo siguiente es algo muy personal: Una vez, yendo a un camping con parte de mi familia, unos primos de mis primos andaban métale “barriobajera, barriobajera”. No se pero me dieron ganas de llorar en ese entonces, cómo a nuestra niñez se le están enseñando antivalores como el clasismo a través de un reality. Como diría Silvio, “lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida”.

Nota corporativa sobre camiones de Heller quemados

Durante el año pasado, la edición central de Ahora Noticias presentó una nota acerca de una quema de camiones en La Araucanía… propiedad del dueño del canal, Carlos Heller. Los argentinos le llaman a esto “Periodismo In The Pendiente”. Ojalá que Juan Manuel Astorga sepa subir el nivel del telediario del canal y no se venda al corporativismo.

Llanto innecesario de Karla Constant

Muchos dicen que “Mucho Gusto” se volvió un “Sálvame blanqueado”, ya que al igual que en el programa de prensa rosa de Telecinco (modelo a seguir para Hernández), todo gira en torno a ellos. Asi quedó demostrado este año cuando Karla Constant habló sobre los malos comentarios que había recibido luego de suceder a Katherine Salosny en el espacio, llegando incluso al llanto.

Acá nos preguntamos… ¿Era necesario? Muchos postulan a que esa terrible escena fue la que mató de alguna forma la esencia “alegre y divertida” que algunos veían en el programa de Lucho Jara, hoy convertido en una suerte de Jorge Javier Vásquez, mientras que Constant sería una Mercedes Milá o una Paz Padilla.

Dejaron esperando a un científico

El doctor en astrofísica Néstor Espinoza había sido llamado por “Mucho Gusto” para hablar de un misterioso estruendo en la Región de la Araucanía. Sin embargo, al científico lo dejaron esperando: El panel se dedicó a bailar y no hubo tiempo para él aún cuando dedicaron una gran parte del tiempo para hacerlo. “Lamentablemente, el rating manda: gente bailando es más importante que un poquito de ciencia. Una maravilla” declararía en su Twitter oficial. Posteriormente, habla en LUN donde dijo: “Era una súper buena oportunidad para ir y explicarle a la gente algunas cosas, porque yo ya había escuchado puros informes que asustaban a la gente”.

“-Lo que más me molestó fue- Que jugaran con mi tiempo. Mira, yo entendería si hubiese pasado algo de último minuto, pero en este caso sólo estaban bailando. Por último, fueran bailarines profesionales, pero literalmente era un leseo no más el que tenían en pantalla“, agregó.

También habían dejado esperando a la atleta paralímpica Amanda Cerna Gamboa. Pablete se excusó aduciendo problemas de tiempo, pero no le brindaron la posibilidad para hablar del tema ni a él ni a ella.

El cuento de los “nanocapítulos”

Si, el problema de los “microcapítulos” data de varios años, de cuando la todopoderosa Quena trabajaba en TVN (y se fue peleada con el directorio piñerista). Pero en Mega, eso se transformó en “nanocapítulos”. El público de “Perdona Nuestros Pecados” habitualmente habla de más de 40 minutos de resumen de dos capítulos anteriores (con larguisimas tandas comerciales), mientras que el nuevo episodio… ¡Solo tiene 10 minutos!

Una vez más, cuando se piensa bajo la lógica del mercado, se piensa tremendamente mal.

Subutilización del convenio con Globo

El 9 de octubre de 2016, Mega suscribió un convenio con Rede Globo, el cual recien hicieron uso de él un año después estrenando la exitosa “Totalmente Diva”. También llegaron éxitos como la tremendísima serie “Justicia” y “A través del tiempo”, que tuvo un suceso moderado.

Ahora estrenarán “La ley del amor”, la cual tuvo un buen debut pero se desinfló como un globo. Mega también tiene un convenio con una empresa productora de formatos europea, principalmente programas de concursos, del cual solo se grabaron un par de pilotos y nada hemos visto por ahora al aire.

¿Qué podemos sacar como conclusión?

El rating no hace al líder, y no basta con ser primera sintonía para ser el número uno, sino que hay que tener actitudes de un verdadero número uno: El modus operandi de Mega es ofrecer al bajo costo y que sea lo que Dios quiera, y como dijo una productora en “ExpedienTV”, “en televisión no es lo que Dios quiera, es lo que uno hace”.

Cuántos programas buenísimos se perdieron, o mejor dicho, nos farreamos por culpa de las novelas turcas, la ambición de Mega de joder al resto de sus competidores, asfixiar el área dramática de TVN y Canal 13, quitando elementos clave para luego desecharlos por críticas a la disparidad de sueldos entre actrices y actores, además de promover en la juventud, a través de sus realities, antivalores como la violencia, el bullying, el racismo, la discriminación, el clasismo y el dañar ad-hominem a personas indefensas.

Por suerte, hay vientos de cambio: “La Mañana” de Chilevisión le arrebató a “Mucho Gusto” el rating matinal, pero el problema es que se volvió como “El Programa de Ana Rosa” del mismo Telecinco. Por eso, es vital que Sagües haga lo que pretende hacer en “Bienvenidos”.

Nos enteramos además que para un eventual nuevo reality, Mega está buscando mediáticos argentinos. Y ellos son los reyes de la estupidez y la vulgaridad, más aún tomando en cuenta que quienes los representan son gente metida en prostitución ilegal y trata de blancas, por lo que el canal está metiéndose en algo indebido por donde se le mire.

Ojalá después de este reportaje, la gente tome conciencia de lo que está viendo, y que la inteligencia de los televidentes no tiene por qué pasarse a llevar.