Bocadito de nostalgia: Aquella televisión que recordamos (22/06/1992)

Marzo 31, 2018 |
Responsive image

¿Hace cuánto que “su servilleta” no publicaba alguna programática de la TV chilena del recuerdo? Si, es bueno y gratificante recordar que antes de todo lo que tuvimos desde el 2001 en adelante, nuestra pequeña pantalla gozaba de buena imagen social, prestigio y excelencia.

Y nos vamos a situar en 1992: Por esos años, TVN seguía con un alza sostenida en audiencia, contenido y credibilidad que se profundizó con la ley que le daba autonomía estatal, todo con el fin de independizarla de todo sesgo político como ocurrió en los años de la dictadura. La misma que durante el gobierno anterior le jugó una mala pasada para todas las buenas intenciones que tenía Carmen Gloria López Moure (y que si no fuera por eso y la prensa que le hizo la cama públicamente a través de columnas y notas mala leche, ella sería nuestra Pilar Miró y cuantas cosas habrían evitadose o se darían por zanjadas). Canal 13 vivía, por su parte, un “avejentamiento” del modelo eleodoriano que tanto bien nos hizo en los 70s y 80s. Fue el último año donde se vivió a pleno esa atmósfera de buen contenido y calidad televisiva.

En cuanto Megavisión, ya con un 49% en mando de Televisa, vivía un camino hacia ser más masivo con teleseries mexicanas y programas envasados del Canal de las Estrellas. RTU no levantaba cabeza y seguía en el cuarto lugar y La Red, con una programación innovadora y moderna para la época, llevaba su primer año de vida.

Vamos a la programación del Lunes 22 de Junio de 1992:

Clic en la imagen para ver en tamaño completo

Para empezar, algo estético: Vaya que les costó a los diagramadores de Televideo de LUN el hacerle un espacio a Megavisión y a La Red por aquellos años.

La Red fue el segundo canal en incursionar en una programación matinal con el noticiero leido por Rodolfo Herrera, para proseguir con “Tutti Frutti”, el matinal con el peor nombre de siempre. Ya Yuliana Maiocchi volvió a su Ecuador natal después de pasar sin pena ni gloria por nuestro país con su copia al carbón de Xuxa (que también tenía pantalla en la televisora entonces de Manquehue Sur, aunque en meses posteriores a esa fecha), pero los niños tenían su espacio con “La Casa Encantada”. Como Eli de Caso se fue al 9, el abogado Enrique Cueto se hacía cargo de su franja y el espacio juvenil estaba a cargo de un joven Amaro Gomez-Pablos y Alfredo Lewin que complementaba su animación de “Zero Rollo” con su rol de vocalista del grupo Diva, que solo tuvo dos éxitos en los charts (“Aires de Cambio” y “Fantasmas”). El “Atrévase Otra Vez” de Enrique Tagle seguía incólume en la programación al igual que “Colo Colo en La Red” y “Enredese” con Raúl Alcaíno.

El canal porteño, por su parte, comenzaba a transmitir de mañana con series como “Santa Barbara” y la emisión del clasico e incombustible “Pipiripao”. Por cierto, fueron los últimos días del Chavo del 8 en UCV ya que, como sabemos, la serie se fue a Mega. Y a la noche, Don Maximo Clavería y el “Show de Goles” original.

Televisión Nacional, como ya dijimos, vivía un proceso de metamorfosis con el cambio de su ley a la que la rige actualmente, y que en la actualidad está a punto de cambiarse. Con “Buenos días a todos”, “De Buen Humor”, “Arboliris”, “Ene-TV” y “Trampas y Caretas” como franjeados nacionales aparte del noticiero, y un hermoso primetime del primer día de la semana: “Siempre Lunes” con la gran Cristiana Oliveira de invitada estelar, seguido de “El show de los libros” con Antonio Skarmeta. Aaaaah, esos tiempos en que la cultura tenía un lugar preponderante en los 90s, y que ahora felizmente recuperó Rosana Bontempi.

Megavisión por aquellos años vivía los primeros meses de su etapa “mitad chilena-mitad mexicana” con TVO, las novelas de Lucía Méndez, Carrusel y los créditos nacionales con “Acompáñeme”, “Buenas Tardes Eli” y “El Abuelo Lucas”.

De RTU… ¿Qué podemos decir? Tenemos variada programación local con el “Matinal Matinal, ¡Arriba el matinal!” (el grito de guerra que se decía al inicio y al fin del mismo), el juvenil “Medio a medio”, el espacio “Secretos, Secretitos y Secretazos” con Tamara Sepúlveda y Diana Kushner (¿es idea mía o ambas hacían programas de tercer y cuarto órden en nuestra tele noventosa?), “La Nueva U” con Carlos Bencini para los amantes del “bulla”, “Crónicas de un Reportero” y… ¡Un especial de Emmanuel!

Por su parte, UCTV vivía el último año en que el formato eleodoriano que le dio éxito desde fines de los 70s se lució sin mayores complicaciones. Sería el canal estatal el que metería ruido y más tarde acabaría con más de 35 años de liderazgo indiscutido. “Martes 13”, “Éxito” y los encuentros de la Eurocopa ’92, además de la emisión en TV abierta de la serie “Twin Peaks”. Claro, el cable entonces no era masivo y se podían programar series extranjeras y tenían buena aceptación de la crítica. Por cierto, ese “Téngase Presente” era un microespacio electoral que ese año volvió con motivo de las municipales de ese año.