La crisis en Venezuela afecta (y mucho) a Venevisión

Marzo 28, 2018 |
Responsive image

Aaaaah, esos tiempos de la televisión venezolana con su verdadera “guerra de millones” entre Radio Caracas Televisión y Venevisión.

En lo personal, viendo el gran archivo que hay de ambas cadenas en YouTube, siempre vi a RCTV como los más “elegantes” y “formales”, mientras que la televisora fundada por Diego Cisneros apuntaba a un segmento más popular.

Pero el problema era que Venevisión era demasiado rimbombante desde fines de los 80s. Tanto que hacian referencia al primer lugar de sintonía nacional que ostentaban desde 1989 hasta con jingles al respecto. Por supuesto, con sus dos locutores ancla, Winston Vallenilla y Horacio Díaz Manso, hablando de que ellos hacían “televisión con clase”, “una televisión que si se V”, “la verdad se V en pantalla”, “siempre lo mejor con todo” y más lemas que siguen en el inconsciente colectivo de los venezolanos.

Telenovelas, humorísticos como “Bienvenidos”, “El show de Joselo” y “Cheverísimo”, los espacios de opinión de Napoleón Bravo y Nelson Bocaranda, los franjeados de la siempre estupenda Maite Delgado y Viviana Gibelli y el mítico “(Super) Sábado Sensacional”. Además de los infantiles, primero “El club de los tigritos”, luego “Rugemanía” y posteriormente “Atómico”.

Sin embargo, con la crisis social, económica y política que atraviesa Venezuela, la industria televisiva vivió un declive inmenso. Tanto que muchos rostros han abandonado la televisora para tomar nuevos rumbos, la mayoría en Miami.

En los horarios donde antes pasaban novelas, ahora dan las intrascendentes tiras de Televisa.

En los horarios donde antes iban connotadas series y programas estelares, más novelas todavía.

A las 23:00, “Noche de humor”, que para que se hagan una idea, es el equivalente llanero de los infames “Pa’ La Risa” y “El 13 y tú”.

Ante la falta de recursos monetarios para financiar la venida de grandes artistas latinos y extranjeros, “Super Sábado Sensacional” lleva a talentos nacionales, incluso que se repiten todas las semanas (¿aló Gigantes con Vivi 2009-2011?).

En el bloque infantil “Atómico” repiten viejas novelas para niños y adolescentes. Ahora lo hacen con “A todo corazón”.

Los fines de semana pasan películas clase B, además de un bloque llamado “Historia musical” con películas estelarizadas por cantantes latinos en su mejor momento como “Fiebre de amor”.

También repiten viejos programas de concursos como “El gran navegante”, “Megamatch” y “La guerra de los sexos” conducido por Daniel Sarcos. De amarretes no hicieron lo mismo con “La caravana del dinero”, ese es del ’92.

¿Será karma por lo demasiado egocéntricas que eran sus promos en los 90s? Tal vez. Pero vaya que la crisis y la pésima gestión de Nicolás Maduro Moros ha afectado también a la otrora poderosa industria de la televisión en Venezuela.