“Vértigo 2018”: El funeral de la farándula dura (y una posibilidad de reinvención de Yerko)

Marzo 16, 2018 |
Responsive image

Anoche los que vimos “Vértigo” en su nueva temporada nos encontramos con un hermoso debate que no se da en cualquier lado.

Verán, últimamente se está encasillando al estelar de Canal 13 como un programa “de farándula”, por eso es bueno separar aguas y ser bien claros. Un programa de farándula nunca va a dar la posibilidad de un debate tan bueno como el que vimos anoche, en el que Claudia Schmidt habló acerca de sus lamentables dichos contra Daniela Vega. Ella se excusó hablando de que la descontextualizaron, además de sacar a colación el comodín de “yo tengo amigos gays y apoyo la Ley de Igualdad de Género, pero…”. Vamos Claudia, ¿no que la esencia de esos espacios que tú defiendes y participas era precisamente sacar de contexto palabras para hacer daño a famosos, como lo hicieron con Camiroaga, Gomez-Pablos y tantos otros?

En un programa de farándula tipo “Primer Plano” nunca verás a Pancho Saavedra demostrando por qué es uno de los animadores más importantes de la televisión chilena. Anoche sencillamente no solo dio clases, sino que cátedra y solemne de lidiar con la discriminación y de la igualdad entre géneros.

Esa declaración de buenas intenciones resulta coherente cuando tenemos también la presencia de Leo Méndez Jr. hablando de lo dificil que es vivir en un mundo donde se discrimina a alguien por ser un hombre con actitudes femeninas, lo cual hizo que “su servilleta” contara en su Twitter el lamentable episodio de homofobia que vivió con un familiar suyo. De buenas a primeras, se genera una gran conciencia a través de algo que muchos consideran vacío, de un tema tan importante como la diversidad.

¿Qué mundo y qué sociedad puede ponerle sexos a un gusto musical o una forma de peinarse?

Es bueno que surjan estos debates y es bueno también que Saavedra y Leo Méndez Jr. tengan la decencia de hablar, con buenas palabras y manteniendo el debido respeto, sin imposición de ideas, de su perspectiva sobre actualidad. Y eso también habla del rumbo que deben tomar las “preguntas del pueblo” en el mismo programa, no tanto apriete sobre su vida privada y conversar sobre temas más actuales. Asi, gente como Schmidt se da cuenta que está equivocada y que su pensamiento es de cualquier siglo, pero no del Siglo XXI.

¿Entonces? Anoche asistimos al funeral de la “farándula dura”, porque ella se basaba en personajes que se creían dueños de la verdad absoluta, dictadores de la industria televisiva chilena, que movían los hilos de la pequeña pantalla a su antojo y maquetaban a personas como ellos querían. Eso anoche quedó enterrado con el debate entre Schmidt y Saavedra-Méndez, ojalá para siempre.

Por otro lado, la “rutina disculpa” de Yerko Puchento sirve para que tanto Daniel Alcaíno como Jorge López se despabilen y le den una vuelta al personaje. Puede hablar de actualidad y de los invitados sin tener que caer en la descalificación gratuita, que es lo que se critica últimamente. Al menos le bajó dos cambios a sus referencias hacia Luli, puesto que ni ella merece que la traten mal a través de la televisión.

¿Se acuerdan que luego de la salida de Camila Cabello, Fifth Harmony jamás volvió a ser la misma girlband y bajaron notoriamente su popularidad? Eso puede pasar con “Vértigo” si Yerko no relaja la vena y no tiene más tino a la hora de analizar el acontecer nacional. Al final, de estos llamados de atención pueden salir cosas mejores y darle otro enfoque a las cosas. Afortunadamente, en el área de entretención de Canal 13 hay personas profesionales que saben que no están haciendo cualquier cosa.

En consecuencia, con Schmidt dandose cuenta de que se equivocó y la embarró con sus dichos hacia la mujer fantástica, la farándula dura está más que muerta. Enhorabuena por todos nosotros. Ahora, hay que encontrar algo que suceda la etapa más oscura de nuestra tele sin insultar la inteligencia de los chilenos.