Mientras haya un país, hay indepentismo matinal en regiones

Marzo 4, 2018 |
Responsive image

[Por Telemaniatico Segundo]

Primero lo primero. A propósito de que un troll-bot se preguntaba quién era yo, me reservo al igual que este sitio el responder para caer un juego de pésimo gusto. Y al próximo que lo haga, fijo que dedicaré -con permiso del sitio- cual Yerko Puchento una columna sin anestesia porque se acepta una crítica o acotación sobre algo de lo que se escriba, pero pedir que revele mi identidad sobrepasa la raya, y eso, produce el kharma “me pateas, te devuelvo” ¿Capisci?

Ahora, ya zanjada mi  ̶a̶m̶e̶n̶a̶z̶a̶ advertencia, quisiera acotar lo que se escribió por pluma de Álvaro Bisama en la sección Culto de La Tercera, sobre algo que llevamos predicando por años, que corresponde a mejorar el nivel de los matinales y el cómo estos franjeados, bajo una monotonía y grasas saturadas depositadas en las más de 5 horas diarias, hicieron convertir de la tele, en un terror de los efectos sonoros sin sentido, una vitrina para gente sin talento y malas copias de Jorge Castro de la Barra (como un Dr. Soto, una Dra. Cordero u otro “experto”); en fin, un país que vende ser la realidad chilensis pero se muestra que no lo es.

No está mal que se apunte a que la cocina se haya vuelto coreografía, y las coreografías se cocinen en pelambres y chamullos. Tampoco sale mal que personajes de la talla de la Paty Maldonado, Aldo Duque o José Antonio Kast muestren su lado facho en las pantallas, así como se hacen incombustibles los rostros y hasta los escenarios sean toda una perfecta copia. Pero hay un crasso detalle al que quiero hacerle cosquillas a la guata del señor Bisama: o es muy centralista el compaire, o desconoce que no todos los matinales que se hagan en Chile son Made in Santiago.

Gente como los periodistas Montserrat Ferrer y Yussef Hadi, más la presencia de móviles en vivo con sencillos recursos hasta la visita de empresas locales, han hecho que el Matinal Nuestra Casa llegue a ser una exitosa alternativa televisiva en las mañanas del Gran Concepción. (Foto: Matinal Nuestra Casa)

Sí. Hay matinales que arrasan más en sus ciudades y provincias que los cangrenados programas de Santiago ¿Ejemplos? Antofagasta, Talca, Concepción, Temuco, Valdivia y la famosa Punta Arenas por mencionar algunos casos. Yo se que me acusarás de localista, provinciano y hasta pueblerino, pero me resulta ¡Plop! que un especialista de cine escribiera en un diario de Copesa (misma cadena donde su hermano La Cuarta hizo mención apenas de un matinal de regiones el año pasado), haya obviado ese detalle.

La forma y rítmo no serán como los actuales y cangrenados matinales de Santiago, pero sí rescatan el ritmo de antaño que a los de TVN, Mega y -en menor medida- CHV los hicieron gloriosos. ¿Me explico? Dónde está hoy el verdadero servicio público más allá de un doctor creíble o una ex jueza de la tele, dónde está el rescatar al talento real y positivo de esfuerzo más allá de un concurso de verano, dónde está el desplegar y mostrar el Chile de verdad más allá de mostrarse a los mismos rostros o enfocarse a una pseudometrópolis de 6 millones de personas; y para mayor colmo ¿Donde rayos está la verdadera cocina o el enseñar a tejer a crochet? y ¿Dónde miércoles está la revisión de los diarios, que sin ello, mataron brutalmente el digno oficio de los canillitas a lo largo del país?

El ex Master Chef y afamado chef patagón Andrés Bravo sacó selfie en septiembre del 2017 junto al desarrollo del matinal del principal canal de TV en Magallanes. (Foto: ITV Patagonia)

Pues, al igual que un sentido de ayudar a la comunidad como lo haría El Matinal de Antofagasta (Antofagasta TV), la presencia formativa de especialistas como lo haría Nuestra Gente en Temuco  (U. Autónoma TV), que hay talentos que no se muestra en Inés Matte Urrejoligud y valen la pena dar a conocer como el Nuestra Casa (Canal 9 Bio Bio TV), que se muestren las bondades de una zona en vivo como Una Mañana en Familia (ITV Patagonia) u Hola Valdivia (ATV Valdivia), la riqueza y la enseñanza a cocinar paso a paso como Sabores del Maule (TVMaule) y fomentar la información local sin dejar de lado lo que pase en nuestro país y planeta, son elementos que reúnen los matinales de regiones y que, de no ser que se esté en pega, estudiando o escuchando un matinal radial en una cadena mainstream, la gente los prefiere.

Si bien es foto de hace 6 años, es muestra que en Antofagasta, el ingenio puede ayudar a interactuar al televidente (Foto: Antofagasta Televisión)

Como digo, son algunos de ellos ejemplos de independentismo matinal y de seguro hay más que se ejerzcan en localidades e incluso poblaciones, las que buscan contrarrestar a ese país de matinales que algo de mal está haciendo al chicoco y emboban a la señora mayor de 60 creyendo que un rostro es “la muerte” más que un tema o problema de contenido, que a la larga, terminará a un joven criticando de ese fenómeno, y ella le desvía el meollo del tema con pretextos como “es que ese matinal le copió todo a este otro y por eso le va bien” ¡Pfff! Solo pretendo decir que el indepentismo matinal está ganando y lo ganará silenciosamente a los acangrenados y pocos creativos staff de matinales, a no ser que se arrepienten y no le hagamos exorcismo heavy.

 

Solo un tema aparte pero no desligado de los matinales a forma de conclusión abierta: Más allá de que el 13 haya strenado pa’ la tele “Una mujer fantástica” ( lobbiado por su productor asociado, Martín Cárcamo ̶,̶ ̶y̶ ̶p̶a̶t̶r̶o̶c̶i̶n̶a̶d̶o̶ ̶p̶o̶r̶ ̶M̶a̶r̶t̶i̶n̶i̶ ̶R̶o̶s̶s̶o̶ ̶j̶a̶j̶a̶j̶j̶a̶j̶,̶ ̶o̶k̶ ̶n̶o̶) e independiente que la extraordinaria cinta dirigida por el chileno Sebastián Lelio gane o no el OSCAR ¿A qué enfoque apuntarán los matinales? ¿Al glamour de los premios en el Dolby Theatre, el glamour de la única y brillante actríz Daniela Vega? ¿O el mensaje contra la transfobia y todo perjuicio que quizo entregar la peli chileno-germana?