Los arrebatos de Cathy Barriga, la caudilla de Maipú

Marzo 2, 2018 |
Responsive image

Una de las peores cosas que dejaron las Municipales del 2016 fueron las victorias de algunos alcaldes de derecha que terminaron siendo más estorbo que aporte. Tenemos a Evelyn Matthei que se ha dedicado más a recortar y a quejarse en vez de arreglar los problemas que dejó la administración de Josefa Errázuriz y el Frente Amplio, luego a Felipe Alessandri que ha llorado más que lo que ha hecho por Santiago… y a quien nos vamos a referir en esta ocasión: Cathy Barriga.

La otrora “robotina”, ex integrante de “Mekano” y cantante fracasada, desde hace varios años incursionó en la política, como una de las mentoras de su pareja, Joaquín Lavín León. Primero como CORE y actualmente como alcaldesa de Maipú, cuya victoria se debió a la fragmentación del voto de izquierda entre Christian Vittori (uno de los mojados con el “Caso Basura” junto con Luis Plaza y el alcalde de Colina, ambos de Chile Vamos) y Claudia Mix. Eso, por supuesto, facilitó la victoria de Barriga, y muchos abogaron por el nunca bien ponderado “beneficio de la duda”, de que hay que esperar para que empiece a hacer maravillas en una de las comunas más importantes y de mayor población de la Región Metropolitana.

Sin embargo, sus arrebatos y notorias ausencias en los Concejos Municipales, peleas con concejales y hasta con medios de comunicación de la comuna la han hecho una caudilla, cuya imagen de “alcaldesa que cumple lo que promete” solo se la creen los mismos de derecha o los matinales de la TV abierta, acostumbrados a difundir sus actividades, en vez de episodios que, en este reportaje, vamos a develar.

El diario digital maipucino “La Batalla” ha hecho eco de varias de estas pataletas cuando a Cathy Barriga le llevan la contraria. La última de ellas sucedió este 28 de febrero cuando la alcaldesa habló de “ignorancia y cahuines”, y acto seguido, se retiró del Concejo Municipal de la comuna. Le advirtió a su concejal que no ocupara su silla. ¿Por qué sucedió esto? Un acuerdo para un ajuste del presupuesto para salud, el cual no se aprobó por falta de información acerca del déficit monetario.

Cuando llegó el turno de votar de la alcaldesa Barriga, dijo “no saber si está desconcertada o impactada por la ignorancia de muchos al hablar”, además de señalar que se encuentra “respaldada por documentos y papeles, no con los cahuines que señala la concejala Marisa Silva”.

Otros concejos municipales que fueron tensos sucedieron el 29 de enero, cuando se aprobaron los Paseos Municipales en Maipú a unos parques acuáticos en Peñaflor, con una notoria ausencia de la edil, cosa que se reiteró en diciembre del año pasado, en la que dirigentes vecinales quedaron sin cubrir la totalidad de sus nóminas, provocando la retirada del equipo de la alcaldesa.

Un tristemente célebre momento de Barriga fue cuando le cortó arbitrariamente el micrófono a un concejal, lo cual fue tratado hasta en los mismos matinales que difundían sus actividades.

En mayo de 2017, los Concejales acusaron a Barriga de no entregar una Cuenta Pública en las condiciones que exige la ley. Claramente ella cree que manejar una comuna es lo mismo que pasearse como Pedro por su casa haciendo lo que se le antoje, como en sus tiempos de bailarina de “Mekano” o de cantante de improviso.

Al parecer, la gestión de la alcaldesa ha sido muy deficiente y ha demostrado que el poncho le quedó grande, y ni usando la cuenta de Twitter de la Municipalidad de Maipú para defenderse o atacar a sus oponentes como si fuese VTV o el TVN de la dictadura la van a salvar de una posible crisis dentro de la comuna que ella maneja. Una lástima que la fragmentación del voto de izquierda haya posibilitado a una persona que poco a poco se está convirtiendo en una caudilla más de la derecha, al igual que otros como Pedro Sabat, el “veleta” Jorge Soria, Sergio Puyol, Luis Plaza y el ex alcalde de Independencia, el del “cuco”.

Estamos hablando de una alcaldesa que es capaz de retirarse care’palo de un Concejo Municipal y dejar el trabajo botado por caprichos o porque no le hacen el amén. Ya muchos concejales han denunciado que ella se ha ausentado de varias reuniones sin expresar motivo o razón alguna.

¿Cuando va a ser el día en que elijamos bien a nuestras autoridades y gobernantes?