Un siete para uno – Especial Viña 2018

Febrero 26, 2018 |
Responsive image

Se fue otro Festival de Viña del Mar y llega una nueva licitación. Sabemos que van a participar Mega, CHV y Canal 13; TVN no irá sin un socio y evalúan regresar a la alianza con el canal de Luksic; mientras cada uno de nosotros los mortales nos preparamos para volver a la rutina apenas se nos vuelva a aparecer “el lunes de los meses”, con todo lo que eso conlleva.

Y en LTSC te hacemos un resumen, a nuestro estilo, de lo que fue una nueva versión del “Festival de los festivales”: Los evaluados del evento viñamarino.

UN 7 PARA
Gente de Zona, no solo la rompieron dentro del escenario, sino que a la hora de los humoristas contagiaron una energía y una alegría desbordante a la pantalla. Son de esas personas que invitas a un carrete y siempre lo van a pasar bien.
Gabigar y Astrid Veas, las ganadoras de las competencias. Por favor, TV chilena, toma en cuenta el talento de ambas y no el de las chicas de Corvalán.
Alejandra Azcárate, la Juan Verdaguer femenina, que transformó la duda en sorpresa de punta a cabo.
La Hermana Nora, encargada del Hogar de Niños Santa Clara, que sin duda se robó la película en la primera noche de Festival.
Mirella Cesa, la representante de Ecuador que se llevó el premio a Mejor Intérprete de la competencia. Un señor logro que se suma a otros galardones que ha recibido en su natal Ecuador. Talento desde el “guayas”.
Esmeralda Ugalde, la representante mexicana de la folclórica y ex “académica”. De hecho, conocía al Rafa Araneda porque cuando estuvo en el reality de talentos de TV Azteca el “tio conductor” era el presentador. Las mexicanas tienen talento de sobra a la hora de cantar.
Sergio Freire, alguien que a medida que ha actuado en festivales ha ido progresando y en la última noche sencillamente la rompió, sobre todo cuando bailó al ritmo del Himno Nacional.
Jesse & Joy, los Carpenters latinos. Joy Huerta, para muchos, fue nuestra verdadera reina de este Festival, al igual que…
Ha*Ash, que vinieron a derribar para siempre “el paradigma de Pablito Aguilera”, del que ya tocará hablar más adelante. Más Spotify, menos Mediaset.
Carlos Vives, que transformó Viña en una fiesta de la diversidad y la multiculturalidad que llegó para quedarse a nuestro país, quieranlo o no los fachos recalcitrantes.
Jamiroquai y Europe. Si los anglos le dieron una inyección de calidad a Viña… ¿Se imaginan si lo hacen también con toda la TV abierta?
Miguel Bosé, cumplió a cabalidad.
CNCO, que pese a sus limitaciones vocales, también hicieron su negocio y nos recordaron que todas las generaciones han vibrado con una boyband. Ahora… ¿cuándo nos tocará a nosotros los varones disfrutar de una mujer bella y talentosa sobre la Quinta?
Luis Fonsi, otro gigante de la música latina. Más allá del “Despacito”, otro que no decepcionó.
Schuster, mucho más que un galan juvenil de novela de Mega.
Allison Mandel, la sorpresa nacional del humor festivalero.
-El trabajo de T4F+Bizarro a la hora de contratar los artistas, incluso en tiempo record, diría yo. El futuro de los festivales de verano es encargarselos a Alfredo Alonso, que sin duda hace magia y se puede convertir en un nuevo Gonzalo Bertrán, si hacen un estelar en conjunto con la misma productora de eventos, algo francamente necesario en los tiempos que vive nuestra pequeña pantalla y mientras CHV promete ser más familiar y transversal.
Stefan Kramer, otro de los triunfadores en el humor viñamarino. Sin duda está en un muy buen pie si quiere internacionalizar su carrera.

UN 1 PARA
Bombo Fica, del cual se esperaba más. Se esperaba al cuentachistes y no al que pone cualquier relleno pensando que iba a hacer más atractivo el evento.
-La salida a eso de las 3:30 AM de Illapu, una total y completa falta de respeto para estos músicos que son uno de los estandartes de la música nacional.
La FanCam y los duplex “Ya viene”, que lejos de ser un aporte, no fueron más que un molestoso adorno que no cumplió con darle sentido del espectáculo.
Jenny Cavallo, una rutina con un ritmo lento de esas que no se miran hace tiempo (?).
-La competencia internacional que no salió del “pop urbano”. Extraño a Denise Faro, a Ally (la del “Italopop”) y a representantes europeos como ha sucedido en la mayoría de las competencias en la era CHV/Turner.

SÚPER F
“Muy Buenos Días”, que se dedicó a farandulear y a pelear con otros matinales en la elección de reina. Si esta va a ser la TV pública que tendremos en los próximos 4 años… ¿para qué hicieron la campaña esa de #TVNimporta?
Lisandra Silva, una figuretti-pierdete-una que además fue mal perdedora. Si ella va a ser una de los pilares del “nuevo CHV”… pues habrá que irse replanteando esa declaración de principios. Lamentablemente los mediaseteros son ruidosos, a pesar de que sean pocos, y tienen mucho poder en redes sociales. Por desgracia.
Camila Recabarren, otra de las mediaseteras corvalanistas.
Alex Hernandez, que mostró todo el público y no el show de Jamiroquai ni de Carlos Vives en el escenario, algo que fue notablemente criticado por el equipo de la banda británica. Insisto: Deberían darle la dirección de Viña a Alexis Zamora, de seguir el festival con Turner Chile.
Intrusos, infumables por si solos, sobre todo Claudia Schmidt. Fuentes, rómpela, asi dejan de alardear de que son el programa más visto de La Red.
Mariela “Voz de cahuinera insoportable” Sotomayor, otra de las que se tiene que ir de CHV junto con el valencianismo (?).