#GaviotazoLTSC Noche cuatro: Un azúcar para nada de amargo

Febrero 24, 2018 |
Responsive image

La cuarta noche de Viña 2018 fue alta en azúcares, y es preferible eso a que canciones agresivas o incitadoras del odio. Vamos…

Jesse y Joy

Pese a que en un momento de la actuación Joy Huerta desafinó, después se arrimó e hizo un show notable de principio a fin. Más que a los Pimpinela, los hermanos mexicanos nos remontan a The Carpenters. Baladas con stevia y canciones movidas a su estilo, incluyendo la prendida actuación de Gente de Zona cantando “3 AM”, fueron la tónica de una presentación que cumplió con su cometido a cabalidad. Y que por cierto, acabó con la intérprete emocionada por el triunfo sobre la Quinta.

Triunfo que demuestra, una vez más, la relación socio-cultural de amor eterno entre Chile y México, que nada ni nadie podrá quebrantar. Dos naciones hermanas que se han apoyado mutuamente cuando ambos países lo requerían y sufrían de varias catástrofes naturales, y que han acogido a varios artistas mutuamente. Es cosa de recordar los fenómenos de La Ley y Mon Laferte allá y el público que tienen los rancheros y poperos aztecas acá.

Por cierto: Para nosotros, Joy Huerta es la verdadera reina de este festival. Tierna, hermosa, talentosa y dulce… como las canciones de Jesse y Joy.

Alison Mandel

El mismo tipo de humor de Jenny Cavallo, sin embargo, acá fue más ágil que la ex “Cabra chica gritona”. Hubo momentos en donde me sacó más de una sonrisa, chistes que fueron geniales y otros que no me causaron tanta gracia como otros pasajes de su rutina. Pero de todas formas, fue más aceptable que el de la ex compañera de Natalia Valdebenito. En fin, el humor femenino tiene mucho que aportar y que proponer.

Prince Royce

El encargado de cerrar la jornada fue este bachatero que no solo encendió la Quinta Vergara, sino que encabezó el tradicional “cumpleaños feliz” para Carola de Morás, que ya se acostumbró a pasar su cumpleaños animando el Festival de los Festivales. Cuento aparte, el dominicano, uno de los discípulos de Romeo Santos, cumplió con su cometido con esa bachata agradable, a diferencia de la bachata agresiva del ex vocalista de “Aventura”.