#GaviotazoLTSC Noche uno: “¿Era necesario?” intensiflies

Febrero 21, 2018 |
Responsive image

Comenzamos a vivir el “festival de los festivales” y lo primero que me asalta es si Chilevisión quiere cambiar en serio, porque durante este evento, no sabemos si por obra y gracia de Mekayingo, vimos cosas de aquel viejo canal que todo lo que tocaba lo convertía en cuma.

Obertura

Desde 2016 se tomó la idea de los sketches de apertura al más puro estilo de los shows y eventos de la TV norteamericana y este año se volvieron a realizar, ahora con más altura. La obertura, sencillamente emocionante, con “Lejos del amor” tocada en diferentes ritmos con la presencia de baladistas como Ha*Ash, Schuster, Gente de Zona, Carolina Soto e incluso una niña haitiana, lo que nos habla de que Chile, quieranlo o no los fachos-votantes-de-Kast-nacionalistas-al-peo-morenazis, siempre ha sido un país multicultural y no sería lo que es gracias a la presencia de inmigrantes.

“Fancam” y el “Ya viene”: Sobraron

Si hay algo que le critico a Mekayingo es el afan de querer convertir todo en un reality, con elementos visuales que son más adornos que aporte. Acá cae la “Fancam” que mostraba las transmisiones en vivo en Instagram durante cada actuación del Festival, que distraía la atención de lo que realmente importaba: El artista presentándose en el momento. Pero si eso fue la punta del iceberg, el “Ya viene”, mostrando a Bombo Fica llegando, tomándose un café, y haciendo otras cosas, si que hizo explotar las redes sociales. Reitero: No es un aporte. Ni siquiera sirve para mantener el sentido del espectáculo que se le quiere impregnar al evento.

Miguel Bosé

Nada que decir. Una leyenda viviente del pop latino, a quien vimos crecer en la Quinta Vergara. En las mismas redes sociales se cuestionaron si estaba haciendo playback o no, lo cierto es que hubo momentos en que no le daba la voz, como ese medley de canciones de inicios de su carrera, pero fuera de eso, no decepcionó. Supongo que los que lo criticaron por doblar no son los mismos que idolatran a Maluma, Ozuna, Bad Bunny o Wisin, que derechamente tocan la misma pista que viene en los discos y hacen como que cantan.

Una buenísima idea… pésimamente ejecutada

Este año se resolvió darle un premio especial a Bosé, que era el del artista ícono del Festival. ¿Pero qué tuvimos de resultado? Un collage digno de “recuerdos de licenciatura” o de Casaideas. Si querían hacer algo más digno, no costaba nada darle la “Gaviota de Platino”, que solo se entregó a Luis Miguel e Isabel Pantoja. Hasta “la firma en el libro de los ídolos” de “Súper Sábado Sensacional” se veía más presentable y digno que este trabajo que parecía disertación o pegatinas de fotos de la TV Grama o la VEA.

Bombo Fica

¿Decepción? No sería tan trágico o lapidario. Solo me atrevería a decir que este año la planificó mal. La gente quería ver al cuentachistes o los monólogos que tan bien rentables le salen tanto a él como a los canales que repiten sus rutinas en los matinales cuando se les acaba la pauta o cuando tienen que rellenar en elecciones. Willy Benitez reapareció en Viña luego del “tarrazo” y se entiende, pero Mariela Montero sobraba. Yo pienso que la argentina es, junto con su connacional Eliana Albasetti, una de las “exorcisadas” de la infame farándula nacional (salió de un reality, hizo carrera lucrando por ello y podríamos decir que el purenino la llevó por un buen camino) ya que al menos ha trabajado el canto, el baile y otras cosas, además de lo hermosa que es, pero la gente no quería ver eso. Quería ver al Bombo de siempre. No diría que me decepcionó sino que, simplemente, esperaba mucho más.

Illapu

Totalmente indigno que uno de los grupos estandartes de la música nacional haya salido pasadas las tres de la mañana. Una falta de respeto que se reitera y se reitera en Chilevisión. Sin duda el timing sigue siendo la “asignatura pendiente” de la gestión del ahora canal familiar que todavía no se han dignado en aprobar. Fuera de ello, nada que decir. Unos grandes cuyas letras siguen vigentes, y unos mensajes cargados de reflexiones sociales, a propósito de los tiempos peores que tendremos de acá a cuatro años. Quien ningunee su talento “solo por ser rojos” sin duda no sabe nada de música o cree que aquella solo se remite a aquellos artistas momios de la época de “Sábados Gigantes” que felizmente están olvidados.