#GaviotazoLTSC Turner quiere más, y Viña puede más

Febrero 17, 2018 |
Responsive image

Se apronta un nuevo Festival de Viña, la cual es la última al mando de un renovado Chilevisión en conjunto con Turner. El cambio de logo (del cual ya tocará hablar) y un cambio en el modelo televisivo impuesto por Jorge Carey en Chile y el argentino Tomás Yankelevich al mando de la filial latinoamericana mandando desde las sombras viene de perillas con la nueva edición del evento más importante del verano.

Y no es por matarles la ilusión a varios que quieren, o piensan, que Viña estaría mejor con López Obrador con otro canal, pero hay que empezar a mentalizarnos de que Turner va a ir por un tercer periodo consecutivo.

¿Por qué? Una razón muy simple: Vitrina internacional. TVN la tiene, pero sus problemas de caja hacen imposible que participen al menos en esta licitación. Canal 13 tiene a 13i que solo está en contados países de Latinoamérica y, obviamente, Australia; y con los recortes de Urrutia creyendo que manejar un canal con la importancia del angelito es lo mismo que manejar La Red, uffff. El único que le haría el peso realmente es Mega, pero esta vez tendrá que tener el soporte de Bethia o aprovechar la copropiedad de Discovery Networks, porque ya no podrán recurrir a un Televisa más jodido monetaria y programáticamente que toda nuestra odiada televisión.

Seamos realistas: Turner es el único que puede garantizar una vitrina internacional, que es lo que quiere la Comisión Organizadora. Hemos visto propagandas del evento tanto por TNT como por Cartoon Network, hasta en el mismo canal en inglés de CNN. Además, la mano del conglomerado ha tardado, pero está comenzando a notarse al menos en este segundo tiempo al mando de Viña. Y más aún con T4F+Bizarro al mando de la contratación de artistas, que ha sido un invento más que acertado y que podría ser la panacea a la externalización de producciones sin perder la calidad.

Y lo digo yo, que era bastante crítico del Festival de Viña en CHV y ahora uno ve que la diversidad ha llegado. Hoy nadie se puede quejar que no les dieron en el gusto: Tenemos teenpop, tenemos música folklorica, tenemos rock, tenemos reggaetón, tendremos balada romántica. Por este lado no hay nada de qué quejarse. ¿Por qué debería?

Animadores

Cuando se anunció a Carolina de Morás fue duramente criticada por aquellos de siempre, sin embargo, logró dar vuelta un escenario público adverso y hoy va a marcar varios records al mando de la conducción en la Quinta Vergara junto a Rafael Araneda. Ellos han dicho en revistas y en giras por los canales que este sería su último festival… ¿Se referirán al canal organizador, supongo?

En todo caso, quiero recordarles una cosa: La farandulita Adriana Barrientos dijo que De Morás era un “bicho”, y bueno, el profesionalismo quiso que la última ya lleve su quinto festival ininterrumpido, mientras que la primera quedó en el olvido. Como todas las personas sin talento que invadieron la televisión chilena coartándole su libertad de elegir y su derecho a tener espectáculos de altura.

Competencias

Tendremos a dos ex “The Voice Chile” en las competencias: A la estupenda Gabigar en la internacional y a Astrid Consentimiento en la folclórica.

De todo lo que hemos escuchado, yo le pongo todas mis fichas a la ecuatoriana Mirella Cesa, del cual ya hablamos en una oportunidad de ella y de su talento.

Los que deberían estar

Ka… A… Té… I grieg…NAAAAAH. No me voy a calentar la cabeza por pedir a poperas en la Quinta Vergara, sin embargo, insisto con que faltó una Demi Lovato, cuyos honorarios son baratos (y si no lo son, ¿por qué estuvo en unos premios organizados por la misma Televisa que está en un mal pasar económico, ah?). De lo nacional, bien se pudo haber visto a Alex Andwanter, incluso a Supernova. O volver a ver a Francisca Valenzuela, que prepara un nuevo disco.

En cuanto a lo latino, me faltó una Sofía Reyes, que hizo un buen show en la pasada Teletón y es uno de los nombres que vienen a renovar el pop latino. Al igual que su connacional, Paty Cantú, y su hitazo “Natural”. Hasta la ex RBD Maite Perroni sería un buen nombre ahora que volvió a las listas de éxito. ¿Bad Bunny? No, por favor. No es para Viña. Además, ¿Para qué? ¿Para que hayan asaltos y tiroteos en plena Quinta? (!). Si me gustaría ver a Becky G.

Día 1

Miguel Bosé: Serio candidato a ganar este año la Gaviota de Platino, le corresponde. Ha estado en todas las décadas del Festival con shows igualmente buenos, desde aquella primera vez en 1981 hasta la última en 2013. Repertorio nuevo tiene: En las radios latinas suena a menudo su tema “Libre ya de amores”, muy a la par con otros clásicos de su cancionero. Ya veo que los termos de izquierda le sacarán en cara su preocupación por Venezuela y su indiferencia ante cómo el gobierno español reprime e impide que Catalunya sea independiente. Y eso que Bosé es del PSOE.

Bombo Fica: Un humorista querido por la gente. El flamante militante del PC cuyas rutinas son extensamente repetidas por los matinales cuando no tienen pauta alguna (y ya ha dicho que esa práctica no le gusta). Viene con una sintesis de la idiosincracia chilena y más de un palo va a haber contra la clase política.

Illapu: Presentarlos con una descripción larga está demás, porque no hace falta. Toda una institución en la música chilena, más aún de esa que tiene sentido y razón. Completamente vigentes. Ojalá manden una proclama por los tiempos que se vienen, que no serán para nada mejores.

Día 2

Luis Fonsi: Si, cierto, es uno de los habitués de la Quinta y tal, pero esta vez es doblemente diferente. Viene saliendo de un fenómeno mundial como fue el “Despacito” y ahora entra a otro fenómeno mundial como lo es “Échame la culpa”, con la cada vez más divina Demi Lovato (alguien que hace rato debería estar en el escenario más importante de Latinoamérica). Como aperitivo podremos ver sus clásicos de la balada o de las canciones más movidas.

Jenny Cavallo: Este año sucede algo tremendamente importante. Se ha incrementado la presencia de comediantes mujeres, ligadas al stand-up comedy, debido a la alta acogida de Natalia Valdebenito hace un par de años. Ahora viene la otra “Cabra chica gritona” que también fue parte del “Club de la comedia”.

Gente de Zona: Hacían música desde hace años, de hecho, “Le gustan los artistas”, tema que sonaba recurrentemente en “Matriarcas”, era de esa época. Pero alcanzaron notoriedad gracias a “Bailando” con Enrique “Gaviotas voladoras” Iglesias, y posteriormente, con “La gozadera” junto a Marc Anthony. Los exponentes de la “cubatón” prometen convertir la galeria, platea y tribuna en una pista de baile.

Día 3

Jamiroquai: Señores, como dijo Lalo Mir en 1989, “parece que nuestros gritos llegaron a oir de quién los esperaba”. Una de las grandes deudas llega por fin al escenario, el gran exponente del funk y uno de los pioneros del Britpop. Un lujo que no se da en cualquier época del año.

Stefan Kramer: Vuelve a la Quinta Vergara el mejor humorista de Chile, y en un mejor pie que en su exitosa primera rutina en 2008 (y que al igual que Fica, en su minuto cómo lo exprimían los canales, es cosa de recordar el verano del 2009 donde su presencia llegó hasta el hartazgo). Ha actuado en el estelar de Don Francisco en Telemundo con miras a una internacionalización de su carrera, donde incluso imitó a la Doctora Polo en frente de la jueza de “Caso Cerrado”. Su meta es igualar o superar un popurrí de imitaciones con el que nadie se quedó indiferente.

Europe: Después de 28 años vuelven a la Quinta Vergara los exponentes del rock, y uno de los pioneros de una tendencia muy popular hacia fines de los 80s: Las “Rock Ballads”. Porque en esos tiempos no se necesitaba no ser rudo para decir “Te amo”, algo que siempre fue satanizado por los más puritanos del metal (así es). A ellos se les respeta por eso, porque inventaron junto a Bon Jovi una forma innovadora de romanticismo musical. En cualquier caso, los suecos vienen a reafirmar que el tiempo no pasa en vano.

Día 4

Jesse y Joy: En el año 2014 les tocó presentarse con un éxito tal que sus fans empezaron a pedir la gaviota de forma espontánea. Mismo éxito tuvieron en el año pasado cuando estuvieron en el Festival de Talca (TVN). Tienen con qué repetir el impacto de ambas presentaciones pues vienen de un exitazo precisamente con Gente de Zona, llamado “3 AM”. Y por supuesto, las baladas y el pop acaramelado que ha hecho de los jovenes su favorito.

Alison Mandel: Ya decía yo que se incrementó la cuota de comediantes mujeres, y ella viene de una rutina más que comentada en el Festival de Olmué en el año pasado.

Prince Royce: El bachatero demostró que es más que “Corazón sin cara” o “La carta”, uno de los discípulos de Romeo Santos vuelve a la Quinta con un éxito bajo el brazo: Una canción con J Balvin (el hombre del peinado favorito del Pajarito Valdés y Esteban Paredes (?)) y el infumable Bad Bunny.

Día 5

Carlos Vives: Otro de los que estuvieron varias veces en el Festival de Viña y no han perdido su éxito. El año pasado, en medio del fenómeno de “La bicicleta” junto a Shakira (la eterna deuda y la eterna petición de la Tia Coty que Turner todavía no le cumple, habrá que ver si en otra entrevista con la prensa escrita se pone farruca con la presencia de la colombiana (?)), le tocó presentarse con éxito en el Festival de Talca, y viene a reafirmar su buen pasar con esas típicas canciones de soundtrack de novela de Mega. De seguro cuando se eche “Cuando nos volvamos a encontrar” nos vamos a acordar de la Tichi Achondo y del “es muy clase media”.

Alejandra Azcárate: Nuevamente en busca de internacionalizar el humor del Festival y hacerlo menos localista llega esta humorista, modelo y radialista colombiana que viene a seguir la buena racha de su connacional Carlos “Mono” Sánchez. ¿Lo logrará o tendrá “la maldición de Sarah Sanders”?

Ha*Ash: El noticiero de TVN las definió como “la gran incógnita de este festival”, en el sentido de que no son tan conocidas y van a probar su masividad en la Quinta Vergara. Olvidan, por supuesto, que este duo de hermosas hermanas mexicanas ha tenido actuaciones más que exitosas en escenarios chilenos como los festivales de FMDos en el Movistar Arena. Yo le pongo todas mis fichas a las Perez Mosa.

Día 6

CNCO: ¿Usted se acuerda del griterío e histeria colectiva que provocaron en su minuto Backstreet Boys y A*Teens? Bueno, le digo de antemano que eso va a quedar chico ante el fenómeno de la música latina, puesto que sucedió la misma histeria de las jovenes en su show en el Movistar Arena. El quinteto, apadrinados por Ricky Martin y ganadores del talent show de Univisión “La Banda”, vienen a demostrar de qué están hechos en el escenario más importante de Latinoamérica.

Sergio Freire: Otro ex “Club de la comedia” que prueba suerte en solitario, con una rutina igual de cargada al stand-up comedy como sus ex compañer@s de programa. Igual generó un par de dudas en su show el año pasado en Talca.

Augusto Schuster: Otro de los nombres del círculo virtuoso del pop chileno. Sus actuaciones en las novelas del Mega y sus canciones lo consolidan como el galán de la música nacional. Yo no lo subestimaría tanto como lo hicieron varios twitteros cuando lo anunciaron en su minuto.

Zion & Lennox: Para cerrar la fiesta, quizá el único nombre 100% reggaetón que hay en la Quinta Vergara. Si, el único. Normalmente la gente se confunde con facilidad pero ni “Gente…” ni CNCO son reggaetón puro y duro, son más bien ligados al nuevo pop latino (del cual ya tocará comentar más adelante) y que usa sonidos urbanos como forma de reinvención. Acá es diferente, son 100% perreo y ya tuvieron un ensayo en la pasada Teletón.