La editorial de los lunes: Soplan vientos de cambio

Febrero 5, 2018 |
Responsive image

¿Se acuerdan de aquellos tiempos de aislamiento del resto del mundo? ¿De cuando veíamos grandes eventos desde el televisor y no en nuestro país? ¿De cuando solo se asomaban artistas cuando venian a Viña o a los estelares? ¿De cuando la dictadura trajo consigo un apagón cultural, social y recreativo del que recien nos recuperamos con el retorno a la democracia, e incluso antes, en pleno 1989?

Pues el sábado fuimos testigos no solo de la Formula E, sino que de cómo si uno se lo propone, podemos lograr grandes cosas y mostrar, ahora sin dictaduras mediante, que en Chile también se pueden hacer las cosas bien.

Porque yo no me compro esa cantinela de “somos un país penca”. No, tenemos talento pero el problema está en cómo apoyarlo. Y ese talento hizo que viniera el Santiago E Prix, y con él, la gran Kylie Minogue, que demostró que es una persona cercana con sus fans. No por nada hizo su tiempo para ir a verlos e incluso los atendió cuando llegó a la cita tuerca.

Y además, fue la iniciativa pública-privada, la que permitió que disfrutaramos de un evento de clase mundial. Algo que nos gustaría ver más a menudo y no como el “cometa Halley”. La que esperamos que se repita el próximo año.

Que Canal 13, además, haya apostado por la televisación del evento, más allá de la presencia de las empresas de Luksic, demuestra que solo la apuesta a largo plazo va a sacar a la televisión chilena del pozo que está metido desde hace ya varios años. Y hablando de apuestas a largo plazo…

Qué hermoso el proceso de blanqueamiento de contenidos de Chilevisión. ¿Por qué el canal todavía no crecía cuando recien lo tomó Turner? Simple: Jaime de Aguirre estaba muy convencido de que su esquema de televisión corriente y populachera daba resultados por sobre la televisión de altura de TBS. Afortunadamente, De Aguirre no alcanzó a inaugurar Machasa y Francisco Mandiola, junto con el nunca bien ponderado “alemán”, con una que otra controversia, quisieron hacer una televisión más honesta. ¿Se acuerdan cuando dijeron que iban a convertir CHV en un almacén?

Claramente, ahi convivieron excelentes programas de periodismo como “Guerrilleros”, pero con otras deplorables creaciones como “Perros de la Calle”, “Escuela para Maridos” y “Amor en juego”. Además, se despidió al ex editor de “60 Milicos”, Patricio Caldichoury, con controversia también de por medio y con reto de Macarena Pizarro también.

Mandiola se fue y Holger Roost-Macías se volvió a una Alemania que ahora solo cuenta con los canales públicos de forma gratuita (si, si quieres ver los privados ahora tendrás que pagar). Llegó Jorge Carey Carvallo y se apostó, nuevamente, a largo plazo: Se canceló “SQP”, se está planeando subir el pelo al noticiero tanto que quieren eliminar el color rojo de la gráfica, se está ratificando la sinergia entre CHV y CNN Chile con excelentes programas como “Tolerancia Cero”, “Inspiradores” y “Enviado especial”, se apuesta a la entretención de altura con “La noche es nuestra” y “Pasapalabra”.

Asi, les va mal en el daytime pero en primetime los números están dandole la razón a Carey. De hecho, le encargó la contratación de artistas de Viña a T4F+Bizarro y como resultado, le atinaron medio a medio.

Aunque, todavía tienen que amoldar ciertos contenidos. El domingo vi a Kenita en “Pasapalabra” y en mi mente sonó Maca Pizarro diciendo: “¿Esto es familiar? ¿Esto es bonito?”. ¿Cómo vas a meter a una farandulera en un espacio que debería ser para toda la familia? ¿Y más aún a alguien que construyó su carrera alardeando de sus conquistas con deportistas o estrellas de la canción? ¿Es familiar? Al menos “Maravillozoo” escogía con pinzas a sus invitados y lo recordamos muchos con cariño por lo mismo.

¿Y qué me dice de Patito Laguna desclasificando el fin de su relación con María Alberó en “La divina comida”? Hay que tratar con delicadeza el espacio de KuarzoEndemol porque a veces le atinan con los invitados pero en otros episodios han hecho farándula camuflada, pero farándula al fin y al cabo.

Increíble que la salvación del verano de TVN, aparte de los festivales, sean “Elif” y “Pasión de gavilanes”. Por un lado, una novela turca que acostumbraba a estar entre el segundo y el tercer lugar y ahora pelea el liderazgo con las novelas turcas/brasileras de Mega porque los otros canales no tienen nada más decente que ofrecer. Y por el otro, la quinta retransmisión de una novela que en su emisión en el canal público se vendió como “tu placer culpable”. Porque seamos claros, esta novela fue un éxito porque salian Mario Cimarro y compañía con el torso desnudo, como en toda novela de Telemundo de la época (y eso que fue una de las primeras producciones de la cadena que vimos por ajá, junto con las entrañables “Amarte asi, frijolito” -Litzy Dominguez, una vida es poca para amarte- y la excelente y entrañable “Anita, ¡No te rajes!”, hablamos de cuando empezaron a producir novelas propias junto con Caracol TV de Colombia).

¿Será que se pavimentará la audiencia para el regreso de “Rojo”? Todo que venga a salvar la tarde siempre es bienvenido, y siempre y cuando sean muy cuidadosos con los contenidos. Queremos ver a bailarines y cantantes dando lo mejor de su talento, no a un “Tio Conductor” que hacia bromas pesadas e inventaba romances entre los integrantes como si esto fuese cualquier programa de Mekayingo de los dosmiles. ¿Será bueno un regreso de “Factor X”? Por ahora no, y menos si se rehusan a traer artistas de lujo (y ojalá de nuevo entre nuestro dios de los festivales, el Pichi Alonso).

Ojo también con el nuevo Canal 5, que ahora está cambiando programación como locos. Ahora dicen que comienzan en marzo. ¿La Red? No hemos sabido de planes de la televisora, más allá de que al parecer el fantasma quiere venderle Albavisión a Grupo Prisa. Cosa que tendría todo el sentido del mundo. A todo esto, ¿Qué tienen que decir los asesores del nueve argentino?

Ahora, volviendo al 13. ¿Urrutia estará consciente de que “Huerfanas” y las series ochenteras no están rindiendo? ¿Eso de despedir elementos importantes e identificatorios de la televisora le dará resultado? No lo sabemos por ahora. Al menos Mauricio Correa ya se fue de “Bienvenidos” y según nuestro primo El Filtrador, ya tienen director nuevo.

En tiempos de crisis, hay que unirse para hacer una industria más robusta, porque Mega de su zona de confort ya no va a salir. Recordemos los procesos a largo plazo que ya están empezando a cosechar sus siembras, como “La nueva TV Azteca”, el mismo Canal 9 argentino el año pasado, el llamado “antenatresazo” de 2011, si hasta Telecinco está reformulándose y apostando por programas nuevos aún con “Salvame” todavía rindiéndoles. Y también hablemos del proceso de reformulación que está comenzando a armar la Band de Brasil, ya sin Diego Guebel al mando de la programación de la televisora del olho verdeamarelo, o los planes de Rede Globo de crear un franjeado con la hermosa Angélica que reemplace a la veterana “Sessao da Tarde”.

Ya no vale quedarse en la zona de confort. Al menos hay canales que están comenzando a darse cuenta que hay que legalizar un cambio, parafraseando al gran Joe Vasconcellos. “No más mentiras, más actitud”. Eso es lo que necesita la TV de hoy, para invitarlos a reunirse como en los viejos tiempos y promover los cambios que la ciudadanía reclama.