Ya todos se están dando cuenta de que Katy Perry merece el Grammy

Enero 27, 2018 |
Responsive image

Ya lo dijo la Revista Rolling Stone hace un tiempo: “Los Grammy están en deuda con Katy desde el 2009”. Llega a ser vergonzoso como el máximo galardón de la industria musical se resiste, aunque la californiana haga esfuerzos mayores por hacer música de calidad, a darle un grammófono. De esta forma, alimentando la cizaña que las páginas de humor pop tienen a quien es, sin duda, la cantante más talentosa e importante de este tiempo.

Afortunadamente, ya todos se están dando cuenta de que las canciones de primera línea de Katheryn Elizabeth Hudson merecen el premio desde hace rato. No, pero es que es injusto, en el año 2014 “Roar” perdió ante una novata Lorde, que apenas ganó demostró su altanería y soberbia para quien recién empezaba en la música. Al menos el disco que sacó el año pasado, “Melodrama”, golea desde media cancha a “Pure Heroine”.

Y en 2015, la misma historia, “Prism”, un disco excelente y lleno de contrastes y sonidos novedosos para lo que nos acostumbraba Perry, perdió ante Sam Smith. Al menos siguió en la música, no como la neozelandesa que apenas se robó el grammófono hizo un receso indefinido que acabó el año pasado.

Pero vamos a lo que nos convoca… El sitio AOL listó a Katy Perry como una de las leyendas de la música que nunca han ganado un Grammy, junto a otros grandes como Bob Marley o Jimi Hendrix. No, los Grammys nunca han sido chéveres en su vida. Es cosa de ver que los Milli Vanilli tuvieron que devolver su premio una vez descubierto el fraude.

Y no solo eso, la revista Billboard eligió a “Teenage Dream” como la cuarta mayor injusticia de los Grammys, ya que no ganó en ninguna categoría a la que fue indicada, siendo superada por Arcade Fire, una banda de muy buena calidad pero que no sale más allá del rockero promedio de Twitter.

Después de que dos prestigiosos sitios como AOL o Billboard se hayan dado cuenta de que Katy Perry merece un Grammy desde hace un buen lustro… ¿Cómo no enojarse con los Grammys? ¿Cómo no estar enchuchado con una premiación que no reconoce buen gusto ni calidad musical, sino que buen rendimiento en los charts o ganadores y perdedores en base a prejuicios? Esto se ha mantenido incluso en otros tiempos, puesto que Madonna recién ganó un premio en 1992.

En fin, mientras la Academia de las Artes Musicales siga con su subvaloración a la oriunda de Santa Barbara, los mismos que mantiene contra otras como Demi Lovato o Camila Cabello, pues…