El vergonzoso silencio de la TV chilena a los artistas de renombre que visitan Chile

Diciembre 5, 2017 |
Responsive image

Dentro de lo peor del año (cuesta en esta temporada encontrar lo que fue lo mejor del 2017 que comenzamos a despedir) fue el vergonzoso silencio que la televisión chilena le ha hecho a los cantantes del momento que visitan, o visitarán, nuestro país.

No es justo que los llamados “millennials” estén condenados a ver personas sin talento peleándose, insultándose, maltratándose, besuqueándose y faltándose el respeto mutuamente y por unos pesos, en vez de ver a gente con talento dandolo todo en el escenario. No es justo que a ese grupo de personas se le falte el respeto constantemente tomándolos por boludos.

¿A qué me refiero yo? Este año se desarrollaron varios conciertos de altura en nuestro país, y varios de ellos no fueron cubiertos por la TV chilena, aún cuando se trataba de artistas del momento muy populares entre la juventud chilena y mundial.

Digame… ¿Qué canal cubrió in extenso la visita de Fifth Harmony a Chile, la segunda del ahora cuarteto? ¡Ninguno! Nuevamente fueron silenciadas, y solo por tener talento. Solo porque en sus canciones no solo hablan de amor, sino que de la necesidad de construir puentes que nos unan como hermanos (“Bridges”, el último track de su más reciente trabajo). Solo porque una de sus integrantes, Lauren Jauregui, no solo es bisexual, sino que apoya libre y públicamente a la Comunidad LGBTQ (igual de estereotipados por quienes hacen televisión hoy, no solo los “millennials” tienen que sufrir que se les vea como imbéciles que solo saben ver a gente desconocida peleándose). ¿Cómo me explican que la banda estuvo presentándose en el “Domingao do Faustao” de Rede Globo durante su paso por Brasil? Deberá ser porque allá no tienen Orianas ni Lisandras ni Huaiquipanes.

¿Qué canal tuvo a Becky G en sus estudios? ¡Ninguno! Ella aparte de telonear a 5H, estaba haciendo gira promocional aprovechando el buen pasar de su hit mundial “Mayores”. Solamente la entrevistaron en las radios y en un par de medios online, siendo que en industrias televisivas igualmente mediocres como Argentina y México pudo estar sin problemas cantando incluso en los matinales (es más, se presentó incluso en “Redes” de ESPN). ¿Cómo me explican eso? Se supone que estando en promoción es más fácil y hasta más barato tenerlos en vivo en televisión, pero ni eso hicieron.

Si ustedes sacan el factor monetario, no les creo. Cuando tenían el dinero suficiente, escogieron gastarlo en personas que no tienen valores ni mucho menos profesionalismo, y que solo sabían insultarse y hacer tonteras con el beneplácito de productores perversos y malvados, como el señor Carlos Valencia. ¿Cómo me explican entonces que Televisa, empresa que está pasando por un mal momento económico, haya tenido a Demi Lovato cantando en vivo en los Premios Telehit, que incluso fueron transmitidos por señal abierta a través de XHGC Canal 5?

No, pero espérese… Ni siquiera hablaron de Iggy Azalea. Ni de su show en solitario para todas las edades, ni de su presentación en Fauna Primavera. Y es curioso porque T13 suele hablar de festivales de nicho.

Hace 11 días confirmaron la segunda visita de Katy Perry a nuestro país, y todavía ningún canal se entera. Ah, pero para difundir las peleas de las esposas del Huaiqui o de los dramas amorosos de Kel Calderón o cualquiera de los Argandoña, o de cualquier idiota sin talento que vino a saquear la industria televisiva, ahi no escatiman recursos y salen hasta corriendo. Si hasta el canal público hace esas estupideces y le falta el respeto incluso a los artistas de su mismo sello al no tener la vitrina pública que merecen, quedándose solo con la estúpida y asquerosa sección de Luchito Sandoval y Maca Tondreau en el “Muy buenos días”.

El silencio de la TV chilena a espectáculos masivos relacionados con artistas del momento llega a ser vergonzoso y hasta asqueante. No solo se niegan a contratarlos para cantar un par de canciones y la entrevista de rigor (siendo que hay animadores altamente capacitados que pueden hacer eso y lograr un buen fiato con ellos, como Martin Carcamo, Diana Bolocco, Claudio Palma, Aldo Schiappacasse, Tonka Tomicic, Rafael Araneda, Carolina de Moras, Eduardo Fuentes, Francisco Saavedra, Karla Constant y Alberto Jesus López), sino que tampoco hablan de sus conciertos ni hacen la típica entrevista desde el hotel.

Yo sé que todo esto es por ahora, porque está demostrado que los farandulitos no son para siempre y que el tiempo de ellos simplemente ya pasó, pese a que muchos de ellos no quieren irse y la tele les lleva el amen ante los ojos de los pocos televidentes que les quedan, principalmente en el barrio alto de Santiago. Pero no cuesta nada reinventarse, si quieren venderse autorreferentemente en los eventos Anatel como “el lugar donde se construye Chile” o “el espacio donde se proyecta el futuro”. ¿A poco no?