¿Lorde realmente merecía el Grammy?

Noviembre 27, 2017 |
Responsive image

Mañana se darán a conocer los nominados para los Grammys, y siendo franco, no espero nada. No espero que enmienden el lamentable error que cometen todos los años con Katy Perry, y también con otros artistas como Demi Lovato. Ni tampoco que los nominados sean realmente los que lleven la batuta de lo que se escucha últimamente, porque todos acá sabemos que hoy en día, la industria pop está siendo payoleada por Taylor Swift.

Sin embargo, hasta ahora, sigue siendo nuestra espina clavada el grammófono que le dieron a la neozelandeza Lorde, en un premio que todavía no se explica por qué se la dieron. Y son razones que, a continuación, me encargaré de demostrar por qué no lo merecía:

Para empezar, “Roar” se transformó en un éxito trascendental que fue usado incluso en las marchas feministas posteriores a la asunción de Donald Trump. “Royals” fue rápidamente olvidada por las radioemisoras.

“Roar” vendió más de 10 millones de copias vendidas solo en los Estados Unidos, siendo certificada como disco de platino por 10 veces. “Royals” logró apenas 7 millones de copias siendo galardonada con el disco platinado por 7 veces.

“Roar” logró en su minuto 159 millones de emisiones radiales según el Billboard Hot 100 Airplay. “Royals”… ehhhhm, no tenemos los datos.

“Roar” hasta el día de hoy es una canción altamente escuchada en Spotify, con más de 253 millones de reproducciones dentro de la plataforma de origen sueco, y de esta forma, consiguiendo el billón de escuchas durante el año pasado con todo el acumulado de la californiana. “Royals” apenas llegó al millón.

“Roar” estuvo 123 días en el Top 10 de los más descargados en iTunes. “Royals”… eeeehm, tampoco tenemos los datos.

Con todo lo que hemos descrito anteriormente, nos quedan varias preguntas al voleo…

¿Bajo qué criterios, los jueces que otorgan los ganadores de los Grammys decidieron darle el grammófono a Lorde, aún cuando el impacto de “Royals” fue bajo comparado con el de “Roar”?

Si el criterio que siempre usan es el comercial, el rendimiento en los charts, como ha sucedido ultimamente… ¿Por qué pasan por alto esta lógica en esta ocasión? ¿Porque la artista que realmente lo merecía en aquella oportunidad se llamaba Katy Perry?

Si Katy no hubiese sido nominada en aquella época… ¿Le habrían dado el trofeo a Lorde?

¿Por qué Lorde, luego de obtener el premio, simplemente se alejó de la palestra musical hasta recien este año, cuando lanzó “Melodrama”, que hablando de forma justa y balanceada, es mejor que “Pure Heroine”?

¿Cómo explican entonces que Lorde no tuvo el impacto comercial ni la trascendencia que si tuvo Katy Perry?

¿Será que los Grammys premian a quienes le caen mejor a los jueces? Porque seamos francos, nunca le dan el premio a Katy no porque su música sea mala, sino porque están en una nebulosa que les impide ver que esta artista trascendió. Por último Sam Smith se mantuvo constantemente haciendo nueva y buena música.

¿O será que, finalmente, los Grammys son mandados a hacer para crear falsas ilusiones a Katy, a su disquera, a su equipo y a nosotros, sus fans?

Preguntas cuyas respuestas no las tenemos nosotros, sino quienes le dieron el premio a Lorde. Ellos, y solo ellos, saben por qué eligieron premiar la inmediatez desechable en vez de la trascendencia.

  • Dani

    Facil Roberto, su amistad con Taylor Swift le dieron esos premios… Lo de hoy confirma eso que mencionas aca. (Y que conste que me gusta Lorde pero el exito de Melodrama fue marginal)