¡Entiendan de una vez! ¡Hay audiencia para todo y para todos!

Noviembre 25, 2017 |
Responsive image

Primero que nada, sé que les debo una disculpa debido a la poca frecuencia en la que he actualizado este humilde juego a hablar de tele. Ustedes comprenderán que esta semana he estado muy ocupado por motivos laborales, han sido 5 días intensas y apenas ha habido tiempo para hablar de televisión.

Pero ahora vamos a lo de anoche: Se desarrollaron los “Copihue de Oro 2017”, los cuales contaron con una extraña transmisión de Canal 13: Uno esperaría que se emitiera toda la ceremonia con los invitados musicales y todo, pero vimos un panel mostrando pinceladas de premiaciones, algunos en vivo y otros en diferido, y la reiterada postal del gran ganador de la jornada, Pancho Saavedra, corriendo para recibir sus galvanos que le fueron concedidos.

Y acá quiero dirigirme a aquellas personas que insisten en que la cultura no vende y te sacan incluso que “Morandé con Compañía” tiene más rentabilidad que “Lugares que Hablan” para justificar su posición, cuando acá la realidad es completamente distinta: “Sábado de Reportajes”, el bloque completo, tiene un alto nivel de avisaje, y eso se puede ver en la jerarquía de las marcas que avisan en el programa. Marcas de autos lujosos, las Chicas WOM, incluso Jeans Levi’s se atrevió a volver a meter spots en la TV chilena después de años.

Y no solo eso: Pancho cuenta con una gran fanaticada, no solo en Chile, sino que en el extranjero. Y es que no me cansaré de decir que él, y el equipo de Rosana Bontempi (directora del área de cultura del canal de Luksic), lograron lo que muchos analistas tevitos nunca pensaron: Un sábado, día que en los últimos años era del de menor audiencia y era carrera corrida para el Kike, pusieron un programa cultural, y el resultado fue más que auspicioso. El programa, que ya marcaba más de 15 puntos a la tarde, pasó a la noche y a punta de trabajo, sin grandes presupuestos, escenografías grandilocuentes ni mucho menos cahuines ni lios de faldas de gente que ni tú ni yo tenemos derecho a conocer, logró posicionarse como el programa más exitoso de esta ingrata temporada.

Pancho la hizo. Pasó de ser opinólogo al hombre que descubre a esa persona que hace patria desde el lugar más apartado de nuestro país. Y vaya cómo lo logró.

Y aquí no se termina la historia, porque en “Mejor Programa de Humor”, la terna la ganó “MILF”, el programa de la sobremesa de UCV Televisión que se hace con tres chauchas, pero que se convirtió también en un fenómeno en el primer canal de Chile. Cierto, había dicho que el programa era de muy mala calidad, sin embargo, se pegaron el alcachofazo y ahora es un espacio muy bien valorado. No por nada, marcas que ni siquiera pensaban en poner un aviso en Canal 5, ahora lo hacen “con toda confianza”.

Que un programa cultural y un espacio que se realiza con el vuelto del pan le hayan arrebatado premios que hasta el año pasado eran seguros para Kike Morandé, sin duda es una señal de que el ñatito piñerista-homofóbico-machista tiene que replantearse su existencia y la de su alicaído programa. Porque, sumado a todo lo anterior, el “Copihue de Oro” se posicionó por varios minutos en el primer lugar de sintonía, dejando incluso con miserables 4 puntos a “Primer Plano”.

¿Raya para la suma? Hay que seguir probando cosas los viernes en Canal 13. Si ya resultaron los documentales, también pueden lograrlo otros productos. Atreverse es la clave.

Y la cifra de ganadores por canal, que favoreció a los de Inés Matte Urrejola, te demuestra que el “canal líder” no lo es tanto, y que el profesionalismo, por sobre todo, la humildad y el trabajo bien hecho, están en la ex UCTV, como en los viejos tiempos. A los que conspiran diciendo que “los premios están arreglados en favor del canal que los transmite”, sepan que CHV el año pasado emitió los Copihue y no se llevó ni las gracias por participar.

Pero acá el asuntico es otro: Los ganadores del “Copihue de Oro” te demuestran que en TV chilena hay público para todo y para todos, pero que durante el último tiempo se ha favorecido indiscrecionalmente a contenidos obscenos, groseros, vulgares y chabacanos… sin éxito ni siquiera comercial, como por ejemplo, “Doble Tentación”, que solo será recordado por los episodios de bullying y racismo que no fueron condenados por la clase política ni por los organismos públicos de nuestro país.

Porque que un programa que representa a la mujer empoderada como “MILF” le haya ganado a uno que es machista y donde era habitual ver a farandulitas ligeras de ropa porque si, y que un programa que le rinde homenaje al chileno de siempre le gane al tributo al facho promedio, sin duda es una poderosa señal. Que los conductores del matinal de Canal 13 le ganen a los del Mega, que solo consiguió ser galardonado por prensa, por su exitosa novela “Perdona Nuestros Pecados” y por el matinal (pese a que no dejaron acudir a su equipo al que solo asistió Karol Lucero porque le correspondía animar), sin duda es una oportunidad de la televisora dirigida por Jorge Salvatierra y Javier Urrutia que no pueden desaprovechar, para asi elevar aún más el nivel de nuestra paupérrima televisión. Porque su gente lo merece, porque su gente lo necesita, porque yo lo necesito, porque los jovenes lo necesitan. TODOS. ¿Quedó claro?