La editorial de los lunes: Si las encuestadoras la erraron… ¿Kantar también?

Noviembre 20, 2017 |
Responsive image

Ayer fueron las Elecciones Presidenciales y Parlamentarias y contrario a lo que se creía y lo que nos querían vender algunos medios barrabravas y camiseteros, Piñera quedó bastante lejos de un triunfo holgado y satisfactorio en Primera Vuelta. Guillier y Sánchez tendrán que unir fuerzas para impedir que la derecha vuelva al poder y todos los escándalos de corrupción que supimos de lado y lado, queden absolutamente impunes.

Pero acá hay algo más importante todavía: Las encuestas se equivocaron y se pegaron un patinazo feroz. Partiendo por Plaza Pública-Cadem, de Roberto Izkinson, ex asesor presidencial de la candidatura de Evelyn Matthei en 2013.

Cadem decía que Piñera podía llegar a un 44% y que Beatriz Sánchez no iba a pasar más allá del 15%, sin embargo, la ex colega del ahora candidato de la Nueva Mayoría en “Hora 20” sacó más del 20% y el Frente Amplio pasó a ser la tercera fuerza política y la segunda de izquierda con mayor proyección.

Ayer en la cobertura de Canal 13, Izkinson se deshacía en excusas como que la culpa la tenían los indecisos y que había una encuesta que no pudieron publicar por la veda.

Excusas que, por supuesto, no quitan que cada uno de los dueños de encuestadoras tengan que dar explicaciones en los mismos medios que promocionaban y usaban las mismas para decir que este gobierno era inoperante y que el país “se caía a pedazos”.

Pero acá viene la interrogante mayor, tomando en cuenta este despropósito electoral que quedó desenmascarado como aquellos ilícitos que destapan el Tio Emilio y el agente de “Misión encubierta”.

Si CEP, Cadem y CERC estaban equivocados… ¿Kantar Ibope también lo estará?

¿Cuánto tiene Mega realmente de liderazgo? Hay muchas acusaciones de que el muestreo está absolutamente desactualizado, y eso lo dijo el mismo mandamás de la firma, Elias Selman, a La Segunda, diciendo que necesitan agrandar el universo de audímetros. En una de esas, el fenómeno no es tan fenómeno y el público de las turcas, las bíblicas y los realities ordinarios y cumas no es tanto como el que algunos nos quieren hacer creer.

¿Había más público que veía TVN en plena crisis? En una de esas, es una opereta del sector privado para privatizar el 7.1 y asi tener un canal más lleno de gente sin talento peleandose por exorbitantes sumas de dinero. En una de esas, había más gente que veía “Puro Chile” que la que nos mostraba la misma firma (¿alguien se acuerda que en los 90s se decía que intervenían la muestra del People Meter para que no se viera la masividad que tenía “Plan Z” de Rock & Pop Televisión?), había más gente que veía “Buenos días a todos” en 2015, había más gente que vio “31 Minutos” ese mismo año. Justice for Yoya López.

El People Meter se usó para que los ejecutivos nos hicieran creer que lo que le gustaba a un puñado de personas nos tiene que gustar a todo el mundo porque “la mayoría mandaba”, asi nos llenaron de contenidos ordinarios y vulgares, donde el libertinaje disfrazado de democracia y de libertad de expresión se llenó para desmoralizar al país mientras el peor gobierno de la historia hacía de las suyas. ¿Usted que cree? Ojo, no quitamos que Ricardo Solari deba irse de TVN, pero lo que decimos es algo que puede ser comprobable. Si el muestreo fuese otro, la historia sería otra y el canal líder habría sido uno que hacía televisión de calidad.