TVN está a salvo: Aprueban capitalización y segunda señal cultural

Noviembre 7, 2017 |
Responsive image

Esta tarde, luego de varias postergaciones y una campaña de los rostros y laburantes que trascendió desde la pantalla hasta las redes sociales, el Senado hizo su pega y aprobó la capitalización de TVN. Además aprobó el otorgamiento de atribuciones de la Contraloría para fiscalizar que ninguna plata vaya a parar a donde no corresponde.

Con 19 votos a favor y ningún voto en contra, se aprobó el proyecto de capitalización de Televisión Nacional de Chile, que para desgracia del telebasurismo chileno, seguirá existiendo y tendrá cuerda para rato. Aunque siendo sinceros, el actual TVN no debe existir en el modelo que se rige actualmente, sino que debe urgentemente cambiar su modelo de financiamiento sin tener que depender del ingrato mercado, asi como tampoco poniendo en riesgo la independencia y la credibilidad de la TV pública que recuperó en marzo de 1990.

También debería dejar la programación monótona que incluye la crónica roja de los noticieros, la farandulización insoportable de “Muy Buenos Días” legitimada por Karen Bejarano, y las insufribles novelas turcas de la tarde y el horario estelar. No sirve de nada una capitalización importante sin mejoras, porque asi como nos preocupa la TV pública, y porque creemos que importa, criticamos con justas razones su programación para asi tener un medio fuerte, robusto y donde el televidente pueda inspirar respeto sin importar lo que diga el medio de un empresario derechista o la radio de un periodista que quiere ser el protagonista de todo.

Además, el Senado aprobó otorgar facultades de fiscalizador a la Contraloría General de la República, para que de esta forma se asegure que ningún sector de la plata se invierta en lo que no se debe. Es parte de una serie de mitos instalados desde la derecha twittera que mañana vamos a desmenuzar en LTSC.

Y aquí no se termina la historia, porque a pesar de los 12 votos en contra de la derecha farandulera, con 21 votos a favor, se aprobó la inyección de 18 millones de dólares para la señal 2, destinada a la cultura. Una ley que no es ni el 10% de la idea inicial del gobierno, ya que el proyecto original contemplaba dos canales culturales estatales aparte de la dicha segunda emisora, pero ¿a que no adivina? Los políticos de Chile Vamos la debilitaron “en pos de la situación de la TV chilena en este momento”.

Este canal cultural no tendrá publicidad y ofrecerá una programación distinta a la que ofrece el TVN generalista, muy en sintonía con las grandes emisoras públicas de Europa, como RTVE (hasta el 2012, cuando los peperos se cargaron el pluralismo de ese ente), France Televissions, la BBC o la RAI.

Asi que entre este y el próximo año habrá que comenzar a hablar de TVN1 y TVN2. ¿Sabe qué? Me entusiasmé, ojalá también vuelva Radio Nacional de Chile, para asi formar la Radiotelevisión Nacional de Chile, un núcleo de medios públicos que sea un ejemplo para Chile, Latinoamérica y el mundo entero. Y que nos devuelvan La Nación, privatizada en extrañas y dudosas circunstancias, ratas derechistas.

  • Rubén Ignacio Araneda Manríque

    Y que ahora debieran subsidiar la TV Chilena y las radioemisoras.

    • Hernán Patricio Vega Berardi

      Exacto.