Diario El País: Taylor Swift, la musa de los neonazis estadounidenses

Noviembre 5, 2017 |
Responsive image

No deja de ser curioso que durante el cuatrenio de Donald Trump y del Partido Republicano, la prensa de espectáculos de los Estados Unidos esté haciéndole una grosera campaña sensacionalista a todos los artistas musicales de pop que opinen contra el magnate norteamericano, como por ejemplo, Katy Perry y Demi Lovato. Tampoco deja de ser curioso la sobrepromoción de esos mismos medios a Taylor Swift y sus lamentables formas de promocionar su nuevo disco “Reputation”.

Uno esperaría una declaración de repudio al descarado ataque que la rubia le hizo a la californiana en el videoclip de “Look What You Make Me Do”, sin embargo, eso no ocurrió, al contrario, fue celebrado por la prensa musical estadounidense. La misma que hizo bolsa a “Witness” y que le auguró el mayor de los fracasos a “Sorry Not Sorry”.

El diario español El País esta semana publicó una preocupante nota en el que la cantante buscapleitos y promotora del bullying es sindicada como la musa de los supremacistas blancos estadounidenses, los que luego de la elección como presidente del ex jefe de “El Aprendiz”, volvieron a aparecer para desgracia de la humanidad.

Reza el reportaje: “Rubia, de ojos azules, guapa, perfeccionista y con éxito. Taylor Swift es, para un grupo de neonazis estadounidense, el prototipo de mujer aria perfecta y todo un símbolo para su movimiento. La joven cantante de Pensilvania se ha hecho así merecedora, suponemos que a su pesar, del título de “Diosa Aria” que habría venido al mundo para llevar la supremacía blanca hasta las últimas consecuencias. ¿Suena a locura? Efectivamente lo es, pero lleva meses corriendo como la pólvora en Internet.”

“La polémica ha saltado cuando Andre Anglin, un miembro del grupo de ultraderecha de los Alt right, vinculados a Donald Trump y defensores del ultranacionalismo, el antisemitismo o la homofobia, han reivindicado a la cantante directamente como su icono a seguir. En su blog, Daily Stormer, ha dicho de Swift que es “una Diosa Aria pura, que parece salida de la poesía clásica griega. Una Atenea renacida”.” Recordemos que la misma Alt-Right estadounidense tiene en un altar a dictadores como Hitler o incluso el viejo qlo de Augusto Pinochet, de hecho, hacen hasta poleras con la figura de ambos genocidas.

“Los argumentos a favor de esos supuestos ideales de Swift son, según los neo-nazis, que la cantante nunca ha expresado sus ideas políticas, que algunas de sus canciones contienen mensajes secretos a favor de la supremacía blanca (como Bad Blood) y que su manera de ser, con un grupo de amigas perfectas a las que ella lidera, es exactamente cómo una mujer aria debe ser.”

¿Ahora usted entiende por qué los fans de Swift tratan de lo peor a Katy Perry, con insultos que son de lo más crueles que se pueden ver en las páginas de humor pop que circulan por Facebook? Todo tiene que ver con todo.