En medio de debate sobre TVN, “Muy Buenos Días” se dedicó a farandulear

Octubre 31, 2017 |
Responsive image

Así como nos preocupa TVN y su lamentable pasar económico, también nos preocupan ciertos contenidos que no deberían estar en ese canal. Como por ejemplo, el infumable segmento de “Muy Buenos Días”, llamado “¡Cuéntamelo Todo!” (y más encima, copiándole el nombre al programa de cahuines de la Radio Pudahuel) en donde Macarena “Colbie Caillat” Tondreau y el ex “Primer Plano” Luis Sandoval (con su vocecita de cahuinero) nos hablan de lo que pasó con Alexis y Mayte, asi como también de ex conductores de farándula que quedaron sin pega. Temas muy trascendentes… para ellos.

El día de ayer si que fue el colmo, el matinal dedicó varios minutos de su larguiducha duración para hablar de Francisco Huaiquipan y la pelea con su señora por un supuesto triángulo amoroso, de esta forma, validando (quien sabe si con alevosía o no) el clasismo imperante en la farándula chilena y los estereotipos de que las personas humildes son flaites o peleadores.

El matinal de la TV pública no debe prestarse para mostrar lios de faldas de nadie. Asi se llame Mitzy, Yaritza (reitero que no tengo ningún problema con ese nombre ya que tengo gratos recuerdos con una mujer llamada asi, pero no voy a dar más detalles porque es algo muy pero muy personal), o si su apellido es Matte, Luksic, Angelini o Arriagoiturriaga. Lo paradojal es que el señor Pablo Manriquez introdujo la farándula a “Muy buenos días”, siendo que fue ese mismo género el que, en parte, destruyó a TVN. ¿O tengo que recordarles cuando en cierto programa de La Red se burlaban de “La Colombiana” y de “Matriarcas” por su baja sintonía, obviando el contenido?

Y espero que los TVNfans entiendan que porque a nosotros TVN nos importa, los contenidos y la diversidad programática son muy importantes para que la televisora recupere el respeto de la ciudadanía. Y estos contenidos no ayudan en nada a la imagen que actualmente tiene el canal, aleonado injustamente por ciertos sectores de la prensa que entre el 2014 y el 2016 decidieron promocionar las novelas turcas de Mega en vez de series como “Juana Brava”, “Happy Together” y “Noticreo”.

¿Y por qué criticamos la programación de TVN? Porque queremos una TV pública robusta, seria, fuerte y potente, y no alguien que tenga que hacer lo mismo de la TV privada para sustentarse.

Hay contenidos que no deberían estar en un medio público. Ni siquiera en el privado.