#GaviotazoLTSC Grandes “plantones” del Festival

Octubre 17, 2017 |
Responsive image

Sea por A, B o C motivos, varios artistas han sido contratados para dar lo mejor de su talento en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar. Sin embargo, nunca llegaron a ofrecer su show, ya sea por motivos contraactuales o problemas que escapan a las necesidades del artista. A continuación, vamos a hablar de varios casos de cantantes y grupos que fueron anunciados en el evento del Litoral, pero que nunca los vimos sobre el escenario.

Tiffany Darwish (1988)

¿Qué se recuerda del festival más polémico de la historia? De la canción peruana censurada por decir más de 60 veces la palabra “NO”, de la Gaviota que no le querían dar al Puma Rodriguez, de la dedicatoria a los artistas chilenos amenazados de muerte del vocalista de Mr. Mister, pero nadie habla de que en ese año una de las decanas del “teen pop” estuvo a punto de aparecer en la réplica del ahora Casino Enjoy Viña que se montaron en Televisión Nacional ese año. Y es que la bellísima Tiffany estaba anunciada como uno de los nombres jóvenes de aquel festival, es más, estuvo en Chile esperando actuar, sin embargo, problemas entre su equipo y la Organización impidieron que ella cantara éxitos como “I Think We’re Alone Now” o “Spanish Eyes”.

De hecho, intentaron saldar la deuda al año siguiente, pero esta vez el equipo dijo NO, como la canción de Quelentaro. Esa deuda recien fue saldada en junio de 1991, cuando la hermosa artista estuvo en “Martes 13” la misma semana del Aluvión de Antofagasta.

Animadoras de “Nubeluz” (1994)

Era el gran anuncio del primer Festival de Viña en la época del duo Megavisión – Televisa. En las últimas noches ibamos a tener a Almendra Gomelsky, Xiomara Xibillé, Liliane Kubillum y Mónica Santa María (que ese mismo año se quitaría la vida) al lado de Antonio Vodanovic presentando a la creme de la creme de la música. ¿Pero qué pasó? Finalmente diferencias entre ellas y el equipo Festival impidieron que estuviesen sobre la Quinta Vergara, por lo que cancelaron su participación.

Y si hubiesen llegado las conversaciones a buen puerto, seguramente Panamericana Televisión habría impedido que cuatro de sus rostros más importantes hubiesen aparecido en un canal de la competencia (Viña en ese tiempo era emitido por América Televisión, si, el de la Señorita Laura).

Juan Gabriel (1999)

Había tenido tres excelentes y aclamadas presentaciones consecutivas en el Festival, siendo la más recordada, obviamente, la primera en ese excelente festival de 1996. Por eso, una cuarta no venía nada de mal, de hecho, se le tenía preparada una Gaviota de Oro por tal marca. Sin embargo, otra vez las diferencias entre la organización de Viña y el equipo del Divo de Juarez hicieron que se bajara, por lo que ese vacío tuvo que llenarlo Ricardo Arjona, quien se llevó el Pájaro Dorado por ser el primer artista en presentarse en dos ocasiones en un mismo Festival, cosa que no ocurría desde los tiempos del canal nacional.

Rod Stewart (2002)

Era el único nombre anglo de ese Festival del cual solo se recuerda la nueva apariencia de la Quinta, la última presentación de Los Jaivas con el Gato Alquinta y los 60 puntos de Axé Bahía en la segunda noche… Y obvio, Paulina Rubio forjando una enemistad con Vodanovic luego de que el animador no le diera un premio porque cantaba mal (no le faltaba razón, aunque igual la “chica dorada” tenía canciones muy buenas, que al final la escuchas por eso y no por lo horrible que era en vivo). Pero el único número anglo en un año complicadísimo para el todavía UCTV era Rod Stewart.

Sin embargo, la cancelación de su show en Lima hizo imposible que el fanático del fútbol hiciera su show en Viña, en un pleito entre Canal 13 y el equipo que acabó en la justicia. 12 años después, Stewart “saldaría su deuda” con un excelente show de la Quinta Vergara.

Kelly Key (2003)

En nuestra sección “Éxitos que impuso Mekano”, la hermosa artista brasileña iba a hacer un show que no iba a dejar a nadie indiferente. Y era que no, puesto que sus fotos desnuda en la edición brazuca de la Playboy constituyó el record de ser el número más vendido y el que más se agotó en la historia carioca de la publicación del finado Hefner. Además, ya había estado en nuestro país actuando en el programa de Viñuela.

¿Y qué pasó? (Uooooh, con tu amor, Uooooooh, tanto cariño, dónde fue a paraaaaaar). Un paro en el Aeropuerto de Sao Paulo nos privó de ver esa belleza en la Quinta Vergara cantando éxitos como “Anjo”, “Baba Baby” y “Cachorrinho”, por lo que su show fue reemplazado por Willy Sabor. Kelly recién se integró al jurado en la tercera noche, pero nunca la vimos sobre el escenario. Es más, la reubicación de su show fue un dolor de cabeza para la organización del Festival. Demás está decir que nunca más escuchamos canción alguna de Key, que siguió haciendo carrera en su país natal, pero nunca volvió a tener el éxito que tuvo en aquel año. Igual no sería mala idea verla en el Festival de Talca o el Ruidosa, por ejemplo. ¿No creen? Buoh, mejor me callo.

N. de la R.: No se cuenta a Journey en el 2006 porque, en ese caso, cancelaron su show por una enfermedad del vocalista, por lo que no se considera como “plantón”.

  • Hernán Patricio Vega Berardi

    Hola. Con respecto a lo del Puma Rodríguez en 1988, la polémica “teleserie” donde no le entregaban su Gaviota (Esto porque en ese año, la municipalidad implementaba sus normas de entregar ese trofeo solamente para la competencia internacional) fue televisada sín parar hasta que la alcaldesa decidió hacer caso al enfurecido público quien, a viva voz insistía darle Gaviota al Puma, romper el protocolo de las normas del concurso y lograr darle el trofeo al artista venezolano, quien al final termina este hecho sacando su célebre e inmortal frase “¡A veces hay que escuchar la voz del pueblo!”, cuya frase marcaba el principio del fín a todo lo que nos prohibía la nefasta dictadura de Pinochet hasta meses después, en el centro de 1988 cuando en el Plebiscito gana el NO.
    Y también faltaron otras polémicas de artistas: Entre ellos en 1999 cuando Marta Sánchez con su entonces grupo Olé Olé al recibir un trofeo se salió de libreto mostrando “La Colita” (Y con un polémico movimiento de imagen robótico en TV). Eso.