Una historia de 60 años: Los años de oro del 13 eleodoriano

Octubre 11, 2017 |
Responsive image

Digamos que mucho de lo que le debemos a que la TV chilena haya progresado en tiempos difíciles fue a la labor de Eleodoro Rodríguez Matte como director general del entonces UCTV. Y esa notable gestión tuvo su punto de mayor esplendor: Entre 1987 y 1991. Si, exacto, con momentos cruciales para nuestra conflictiva historia republicana.

El canal de la PUC y la Iglesia se la jugó con todo en el mismo 1987 para la visita del Papa Juan Pablo II a nuestro país, para lo cual ganaron el status de ser la señal oficial de todas las alternativas del primer viaje de un Sumo Pontífice hasta nuestro país. Después de su visita, se sacaron varios documentales que se vendieron en VHS y uno de ellos fue “El amor es más fuerte”.

Pero no solo eso: TVN despedía a todos los actores que expresaban su opinión contra la dictadura del viejo nefasto de Pinochet, sin embargo, ellos al corto tiempo eran contratados por Canal 13. Y obvio, ahi se trabajaba sin importar su pensamiento político como ocurría en la señal oficial, con contadas excepciones como el Jappening.

1988 iba a ser muy decisivo, era el año del Plebiscito y además fue el mejor año de “Sábados Gigantes”, que a su vez fue el año en que le tocó la competencia más chunga. El “dedo de Lagos” en “De cara al país” al frente de Raquel Correa (con el buen sentido de la oratoria del hombre de las concesiones) fue uno de los episodios que hasta hoy todo Chile recuerda. Tiempo después debutó “Porque hoy es sábado” en TVN, y uno de los errores de Cesar Antonio Santis en la complicada carrera del otrora “joven promesa” fue separarse de Bertran, que no dudó ni un segundo en llamar a Javier Miranda, que impuso su estilo informal y chacotero en “Martes 13”.

Sin embargo, “Porque hoy es sábado” no hizo ningún daño y terminó como el mayor batacazo en la historia de la televisión chilena, que incluyó la retirada voluntaria de Santis de la tele, al cual no volvería hasta 1992. Don Francisco nuevamente ganó.

El 5 de octubre ganó la Opción NO, sin embargo… ¿Ustedes saben la historia de por qué UCTV empezó a dar “El correcaminos” cuando todavía no se sabían los cómputos reales? Fue idea del propio Eleodoro, al ver que no podían entregar las cifras que manejaban desde el comando del arcoiris, pero mientras el Coyote intentaba capturar al pajarraco, Patricio Aylwin amenazaba con declararse en rebeldía contra el canal tras lo que ellos tomaban un acto de censura. Finalmente el NO ganó y al año siguiente elecciones libres de presidente.

Obviamente 1989 también fue un año excelente para la TV chilena, más allá del racionamiento eléctrico entre julio y agosto de ese año. “De cara al país” cede su puesto a “Decisión 89”, un ciclo de programas para el cual llamaron desde UCV Televisión a Hernan Precht, el cual consistía en entrevistas a los candidatos de la época. El debate acontecido el 9 de octubre de ese año, al más puro estilo de las confrontaciones de Estados Unidos, fue uno de los pilares del gran rol que tuvo la TV para la cobertura electoral de ese año. Y un plus tremendo: Fue dirigido por Gonzalo Bertrán, cuyo desplante lo hacía dirigir desde estelares hasta programas políticos y transmisiones deportivas. Y lo digo porque hoy en día, la mediocridad televisiva hace que muchos productores y directores no salgan de su zona de confort.

En 1990 asume Patricio Aylwin, mientras la TV chilena seguía y seguía renovandose. El éxito de “Lo mejor del mundial” durante dos encuentros futbolísticos hace que Bertrán lo haga programa propio, al cual llamó “Lo mejor es Conversar”.

“Una vez más”, debutado en 1988 y que se aggiornó a medida del tiempo, representaba el sueño de Raúl Matas de trabajar en el canal del angelito, al cual fue contratado en el mismo 1987, siendo recibido por todos quienes laburaban en la televisora. “De Chincol a Jote” y “Medio Mundo” reinventaron el humor absurdo y las novelas de Sergio Vodanovic le dieron otro tono a las telenovelas.

“En Canal 13 nadie se va a encontrar con contenidos que no quiere ver” decía Eleodoro, y este gran hombre sin duda adelantó lo que se venía en la TV chilena. Pero también forjó una gran carga afectiva entre él y sus trabajadores, a los cuales apoyaba siempre, defendía su canal e incluso se atrevió a no pasar propagandas de la dictadura en la cual inculpaban a la izquierda como los responsables del clima de violencia. De hecho, el mito dice que tenía discusiones chungas con Francisco Javier Cuadra por lo mismo.

Volver a la televisión de calidad se hace imperioso cuando vemos un medio que no aprende, que vive de sus errores y que exprime lo exitoso hasta que ya no resulta… Lo mismo que le pasó a nuestra selección. Pecaron de soberbios, invencibles y sobrados, y terminaron como terminaron.