El montaje de la CNI sobre el Caso Quemados (y que Canal 13 se negó a emitir)

Septiembre 26, 2017 |
Responsive image

Gracias a la pelotuda de la candidata a diputada por la UDI, Loreto Letelier, volvió a la palestra el Caso Quemados, que es uno de los crímenes de estado que la dictadura de Augusto Pinochet realizó contra todos quienes pensaran distinto o tuviesen la valentía de protestar en esos años de oscuridad para nuestro país.

En ese contexto, nuestro colega Daniel Castillo Castro nos hablaba de una edición de la Revista Hoy de la época que hablaba de otro de los montajes que la CNI preparaba para inculpar a Carmen Gloria Quintana. Consistia en una mujer corriendo por la USACH con una Bomba Molotov, a quien el organismo genocida sindicó como si fuese ella, cosa que en realidad no fue tal. Esto en el contexto de que la versión oficial, de la cual hace eco Letelier con mucha malicia de fondo, decía que se había quemado sola.

Ese video preparado por los Civiles No Identificados había sido mandado a los medios de comunicación. TVN (el canal oficial) y Canal 11 (que en ese entonces estaba secuestrado por “Los Tucanes”, que eran el ala derechista de la cúpula de la UChile, desde donde surgió Rodrigo Danús, posteriormente Seremi de la misma dictadura y creador de “SQP”) lo emitieron completo y sin anestesia a través de sus respectivos noticieros “60 Minutos” y “Panorama”. Sin embargo, Canal 13 se negó a pasar el material debido a que su director, Don Eleodoro Rodríguez Matte, aducía a que no pasaba ningún video que no fuese de sus propios periodistas.

Cabe recordar que en ese entonces, el canal estatal estaba manejado por Manfredo Mayol, mientras que Universidad de Chile Televisión estaba dirigido por un tal Hector Humeres Noguer.

Además, UCTV no pasaba ciertas institucionales creadas por la DINACOS para inculpar a la izquierda de las situaciones de violencia durante las miles de protestas que sucedieron en aquellos años. Cuenta la leyenda que el mismo Eleodoro discutía por teléfono con Francisco Javier Cuadra debido a la emisión y no-emision de estas propagandas fascistas.

La verdad, ustedes no saben qué es lo que se esconde detrás de cada “algo habrá hecho”, “no eran blancas palomas” o “faltaban comunistas por matar” que se lee siempre en los cada vez más incomibles comentarios de las noticias de los sitios de información. Eso es tener falta de empatía con el dolor que por años lleva Carmen Gloria Quintana, quien todavía espera que se haga justicia por el crimen que se cometió contra ella y Rodrigo Rojas. Es no tener compasión contra un hermano chileno, solo porque era “comunista” o “vagoneta”. Es avalar al viejo cochino y a la vieja que no se muere nunca, y a todos aquellos que fueron parte, de forma activa o pasiva, de una dictadura que solo trajo violencia, represión, tortura, muerte y la pobredumbre moral de nuestro país, esa que buscamos por todos los lugares posibles erradicar.

Y por si preguntan, este artículo usted y cualquiera puede leerlo en la Revista Hoy de entre mayo y junio de 1986, y está disponible en la Biblioteca Nacional. Lamentablemente no está en Memoriachilena, pero vaya que se necesita que se digitalicen estos y más archivos de ese periodismo valiente y combativo de entonces (y también para que vean cuanto han cambiado quienes desde las plumas combatieron a la dictadura, como por ejemplo, Pamela Jiles y Patricio Hernández).