Recordemos cuando Katy Perry y Lady Gaga reventaron el rating de ZDF

Septiembre 14, 2017 |
Responsive image

Situemonos en el año 2010, el excelentisimo estelar alemán de ZDF “Wetten… Dass?” tenía que iniciar su temporada alta por todo lo alto… valga la redundancia.

Entonces, el programa entonces conducido por Thomas Gottschalk (que actualmente anima una especie de “Pequeños Gigantes” en RTL) contrató la presencia de Katy Perry, para presentar su disco “Teenage Dream” en uno de los clásicos de la TV teutona que finalizó en el año 2014. Perry ya había estado en innumerables ocasiones en la excelente y 100% cualitativa televisión de ese país, desde su debut en el programa “Die Lego Show” de Sat.1 en el año 2008, y ya estuvo en ese año en la pequeña pantalla más fabulosa de toda Europa, presentándose con todo su talento y belleza tanto en la finalísima del “Germany’s Next Top Model” de Heidi Klum hasta en un programa de concursos de RTL.

Cuando el señor Gottschalk anunció la presencia de Perry (que además la juntó excelentemente con otro grande de la música como Joe Cocker y con un jugador de la Selección de Fútbol de Holanda), la californiana apareció con un sorprendente y hermoso vestido metálico del cual se comentó toda la semana en la prensa de ese país. Obviamente, los alemanes valoran todo eso. ¡Tomá Raquelita!

Y como si todo esto fuera poco (parafraseando una frase cliché de las promocionales eleodorianas del 13 con la voz de Christian Gordon), también la hicieron vestirse con un vistoso traje típico alemán. Sentido del espectáculo a pleno.

“Y la cosa no termina acá” (parafraseando al gran Riverito de Crónica TV), porque Lady Gaga también visitó el programa alemán. La diferencia es que esto fue un año antes que la visita de Perry y cuando hacía música… y no el ridículo.

Bueno muchachadas, este es otro ejemplo donde un canal internacional puede hacer cosas de nivel internacional, porque tiene los medios para hacerlo y porque la plata que ellos invierten, la invierten bien. Además, “Wetten… dass?” la hacía una productora externa, por lo que los gastos no corren por cuenta de ZDF sino que por esa productora. Es la tendencia en la TV europea y eso a la vez hace que la industria sea más rentable y mucho más económica, sin perder el sentido.

¿Y acá en Chile? Todo hacía presagiar que “el año del bicentenario” sería a la vez el año de la piñi-farandulización de nuestra tele, la misma tendencia que llevó a la industria a la ruina en la que está hoy, y que por tozudez, no han podido salir. Lo peor es que en los canales lo saben, pero no tienen las agallas para generar los cambios.