Esto es lo que no queremos: Fans de Taylor Swift agreden a Katy Perry en redes sociales

Agosto 23, 2017 |
Responsive image

¿La enemistad de los fandoms de dos de las artistas más importantes del último tiempo nació de la noche a la mañana? No lo se. Pero desde el día en que la rucia que no quiere nada con Latinoamérica sacó “Bad Blood”, canción que hablaba de una traición y que supuestamente iba dedicada a la californiana, ambas fandoms están en una constante guerra civil.

Ataques machistas, sexistas y misóginos de parte de los y las fanáticas de la mujer de “Shake It Off”, constantes burlas al desempeño de “Witness” y photoshops de alto contenido sexual como una forma de ataques misóginos en contra de la artista, se han vuelto un pan de cada día en diversos grupos de Facebook dedicados a la música pop (esa debe ser la principal razón de por qué no me quiero hacer participe de dichos grupos).

Dichas burlas y ataques, que por respeto a Katy, a nuestro público y a todas las mujeres, y en una señal de ética por los ideales del mismo respeto a las mujeres de todo el mundo no vamos a publicar en este sitio, se acrecentaron luego de que se anunciara el lead single de la neoyorquina llamado “Reputation”, que será lanzado mañana… mismo día en el que se publica el video de “Swish Swish”. Y oh… Katy le dio like.

No queremos ser parte de una guerra estúpida entre dos formas de ser famosa. Pero, ¿Por qué odiar a una artista que ha hecho todos los esfuerzos posibles para sacarse la imagen de “pop chiclete” y hacer un “pop con propósito”? ¿Es que acaso una artista con ideas y pensamientos claros es pecado o algo mal visto, incluso por parte de la prensa de espectáculos de los Estados Unidos, que ha descontextualizado varias palabras de Katy e incluso inventado cosas que no son, como lo alertara The Guardian? ¿Por qué odiar a una embajadora de buena voluntad de la Unicef, galardonada por muchas organizaciones sociales por sus labores humanitarias, y que incluso fue capaz de pasar un cumpleaños suyo ayudando in situ a países vulnerables? ¿Por qué odiar a alguien que comunicó que por cada boleto vendido de su nuevo tour, se donará un dolar que irá dirigido a una ONG dedicada a la protección de la comunidad LGBTQ?

No sabemos si esta pelea absurda, tan absurda como la que agarraron los fans de Britney Spears contra la misma Katy por algo que ella nunca dijo en la dirección que ellos creen, va a parar el domingo, cuando ambas se encuentren en los VMAs, y posiblemente, limen asperezas. Pero esto tiene que parar, porque por odiar a una artista inofensiva y que se ha destacado en buena lid, estamos obviando que hay que combatir al verdadero enemigo: El neofascismo y los grupos de odio, que han resucitado con fuerza en USA y han sido legitimados por Donald Trump.