La editorial de los lunes: A propósito de las 3 causales, una editorial para ti, mujer…

Agosto 21, 2017 |
Responsive image

Mujeres de Chile, hoy ustedes están de fiesta.

El Tribunal Constitucional aprobó y le dio el visto bueno para que el aborto en 3 causales fuese ley, por consiguiente, recuperaron un derecho conseguido en los años 30 y que la dictadura les quitó deliberadamente y sin preguntarles en 1989. El corazón y el alma que dejaron, entre otros, la presidenta Michelle Bachelet y lideres feministas nacionales como Kena Lorenzini y Claudia Dides, será recordado por los siglos de los siglos como una lucha que todavía no termina, y que tiene como base el respeto a las mujeres.

Y sobre este tema me quiero dirigir hacia ustedes porque ultimamente la TV chilena las ha estado tomando de tontas. Desde que se farandulizó el medio y hasta hoy, que vemos un desfile de fanáticos religiosos y ultraderechistas disfrazados de líderes de opinión profetizando la peor de las tormentas si se aprobaba tal ley.

Ustedes, mujeres, son muy valiosas para este país. Y a mi me da una rabia tremenda cuando un medio tan masivo como la televisión les diga que son tontas.

Cuando la TV chilena mostraba a dos mujeres desconocidas peleandose por un hombre, las subestimaba. Cuando la TV chilena presentaba como ejemplo a seguir a alguien que se hizo millonaria sin tener cualidades, ni talento, ni mucho menos estudios terminados, las subestimaba. Cuando la TV chilena mostraba a personas desinhibidas sexualmente, las subestimaba. Cuando la TV chilena le pagó a un farandulito para que contara como le pegaba a su mujer, las subestimaba. Cuando la TV chilena presentaba a mujeres que insultaban clasista y racistamente y las hacía pasar por personas dignas de apreciar y admirar, las subestimaba.

Y las subestimaba porque, subliminalmente, la industria televisiva en Chile veía a la mujer como alguien inferior. Alguien que no tenía inteligencia, ni talento, ni propositos en la vida, ni mucho menos ideales. Una falta de madurez y de visión coherentemente con el periodo gubernamental en donde se intentaron imponer esos estereotipos. Pero estaban equivocados.

Y lo siguen estando, y no aprenden. Al presentar a disquelideres de opinión como Henry Boys, el Pastor Soto y Marcela Aranda, también las está subestimando. Porque como la televisión en Chile construye realidades y es por lejos poco equitativa (es cosa de ver que en el canal líder un actor hombre gana más que una mujer por el mismo papel), les está diciendo qué tienen que hacer, dejando su independencia a un lado.

Y yo, como hombre, que me crié 25 años de mi vida al lado de una mujer, que tiene entre sus gustos musicales a varias mujeres que destacan por su talento, sus ideales y su manera de ver la vida, no estoy para subestimarlas. Sino que para protegerlas, entenderlas, cuidarlas, y por sobre todo, respetarlas. Respetar su inteligencia, sus derechos, su conciencia social y demostrando que hay mujeres muy bacanes y muy luchadoras. Como ustedes, como varias que batallaron, de forma pública y anónima, para que las 3 causales fuesen recuperadas.

Los hombres no tenemos por qué interferir en sus decisiones. Los creyentes no tienen por qué sacar la biblia ni el rosario para decirles qué es lo correcto y qué no. Los políticos de la UDI, RN y la DC no tienen por qué decirles que están pecando. Muchos Pro-vida dicen serlo solo para proteger el nacimiento, pero cuando llegan a la vida y son lesbianas, comunistas o luchadoras por sus derechos, que se las arreglen solos.

Esa gente no entiende lo que sufren muchas de ustedes cuando son violadas o violentadas. La televisión chilena tampoco las entiende, y por lo mismo, necesitamos que ese medio si las entienda, si las proteja. ¿Cómo? Difundiendo y proyectando a mujeres que han trabajado duro, con el mayor de los esfuerzos, para cumplir sus sueños. Tenemos muchos talentos escondidos que no han salido a la luz porque se piensa que una Luli marca más y es más rentable, por lo que hay que seguir manteniendo la fortuna que ganó inmerecidamente. Tenemos muchas Camilas Gallardos, Javieras Menas, Franciscas Valenzuelas, Camilas Morenos, Anitas Tijoux, y deben tener la misma cabida y la misma proporción de tiempo que tienen varias impresentables que han usado la televisión para subestimarlas.

Porque por subestimarlas, ellos olvidan que la misma Francisca Valenzuela ha creado el Ruidosa Fest, un evento anual que impulsa la música pop y rock creada por mujeres. Olvidan que Anita Tijoux tuvo que lidiar la agresión incluso del mismo medio que nosotros no nos cansamos de criticar, tildándola de “carita de nana”. Olvidan que muchas divas pop de Estados Unidos sufrieron casos de bullying en sus infancias.

La TV chilena ha cometido errores con ustedes, ha pedido disculpas, pero lo que falta todavía es que ellos aprendan de esos errores. Para eso estamos nosotros, y para eso están ustedes, para poner la voz de alerta cuando un canal, sea quien sea, las agrede de cualquier forma. Porque cuando una chica reality trata de “mono” a otra, cuando la misma agrede a otra con protección del mismo canal, también las violenta.

Hoy ustedes han recuperado un derecho arrebatado por la dictadura como las 3 causales. Ahora necesitamos que la TV chilena las estime, las valore, pero por sobre todo, las respete.