Confirman multa a Chilevisión por violar la dignidad de personas privadas de libertad

Agosto 21, 2017 |
Responsive image

¿Se acuerdan del programa “Alerta Máxima” de Chilevisión, en el que se mostraba la intimidad de las cárceles y sus reclusos de forma circense y casi farandulera?

Pues bien, hoy la Corte de Apelaciones de Santiago confirmó una multa por 350 UTM contra el canal de TimeWarner por violar la dignidad de las personas privadas de libertad. En un fallo unánime, la Primera Sala del tribunal ratificó la sanción contra el programa en su emisión del 8 de septiembre del 2016, donde se realizó una burla y mofa a diversos internos.

Con esto se confirma la resolución del CNTV que consideró que se vulneró la dignidad de los reclusos que además se encuentran en casos de vulnerabilidad extrema.

Según considera la resolución:

“Que para arribar a dicha conclusión se ha tenido en cuenta, en primer lugar, que se trata de personas altamente vulnerables, en tanto privadas de libertad y bajo la custodia del Estado. En dicho contexto, no puede ponderarse las actuaciones en que se las involucra de la misma manera que a personas en el medio libre, por cuanto su autonomía está significativamente mermada. Consecuentemente debe examinarse las circunstancias en que prestaron su consentimiento para valorar el significado de ello; no es lo mismo hacerlo antes de ser grabados y sin ver el material que va a ser difundido que después con las escenas y libreto editados. Una cosa es querer participar en una actividad televisada, incluso con entusiasmo, para dar a conocer sus historias y otra, muy distinta, es hacerlo para que terceros se mofen de ellas y, a mayor lesividad, las difundan. De lo último debe constar el consentimiento informado, vale decir, con pleno conocimiento del material que será exhibido, cosa que en la especie no consta que haya sucedido”.
“Asimismo se descarta un eventual consentimiento de los internos para la exhibición de las imágenes: “El recurrente alega que los internos consintieron en ser filmados, previo a su participación, cuestión que en ningún caso importa autorizar la burla, humillación y degradación de sus personas, situación que acontece con las imágenes que fueron capturadas y luego trasmitidas. Asimismo, no debe confundirse el mal gusto de una producción con un atentado a la dignidad de las personas, olvidando que la vulgaridad y el referido mal gusto también son medio idóneos para denigrar la condición de las personas, en este caso, privadas de libertad”

“La Constitución Política asegura todas las personas la igualdad en ante la ley como asimismo el respeto y protección de la vida privada y a la honra y su familia, lo que implica dar a los individuos un trato que les reconozca y valore en tanto personas, miembros de la especie humana, cualquiera sea su condición y se proscriben, como consecuencia lógica de ello, los tratos humillantes, indecoroso y discriminatorios. En el caso sub lite con la sola emisión de los contenidos ya indicados, se produce la transgresión al correcto funcionamiento de los servicios que impone el artículo 1 de la Ley N°18.8 38 en cuanto se afecta a la dignidad de los involucrados”

“Conforme a lo que se ha venido razonando el consentimiento dado por algunos de ellos, de haber sido así, no alcanza a cubrir los extremos comprometidos por la concesionaria con su trasmisión. Tampoco es suficiente descargo que no haya habido reclamos por los afectados, tanto en cuanto ello importaría ir en contra de la decisión de participar en ésta tomada por la institución que resulta ser garante y custodia de su bienestar. Basta conocer un mínimo de la naturaleza humana para comprender que aquello no es una conducta esperable”

Cuando el sentido común se pierde, es lógico que se tenga que usar cualquier cosa para subir su sintonía… sin ningún éxito. Y Chilevisión últimamente ha perdido bastante dinero, por lo mismo, es como un balde de agua fría.