La editorial de los lunes: El odio hacia Katy Perry debe parar ahora

Junio 19, 2017 |
Responsive image

Cuando apoyas un ideal, y más aún, a un candidato o candidata presidencial que demuestre esos ideales, pueden pasar dos cosas: Ser amada u odiada por esas dos razones. Últimamente, tanto desde mi lado fanático como desde mi lado como observador de la conducta de varios medios he visto con preocupación como se están yendo a la defensiva con Katy Perry. Y lo que es peor, sin ningún argumento de peso como para hacer esta verdadera cacería de brujas contra la cantante.

¿Pero cómo empezó todo esto? ¿Será que su adhesión explícita a la campaña de Hillary Clinton, hundida por la injerencia rusa en las últimas elecciones en los Estados “Unidos” de América, ha colaborado en esta campaña sistemática?

Veamos, en enero de este año compareció en los Grammy aún sin ser nominada, ahi dijo que “ella no necesitaba raparse para sobresalir”. De inmediato varios sectores de la prensa farandulita de ese país consideraron que era una indirecta hacia Britney Spears, sin embargo, no fue con esa intención. Y asi fue como los B-Armys agarraron contra Katy por algo que no era.

En el mismo evento, luego del exitoso show de la californiana donde cantó “Chained to the Rhythm”, un medio de la llamada “Alt-Right” la trató de lo peor por tener más de 30 años y ser soltera. Pero mira esa h#%& hermano, por tener más de 30 años y ser soltera. Parece que algunos no escatiman en un odio dirigido hacia ella.

Luego, se cortó el pelo y a muchos fans no les gustó la medida de la artista. Sin embargo, ella hizo una analogía en que “ella extrañaba a Obama, pero eso no podía volver”. ¿Qué hicieron los medios? La trataron de racista, descontextualizando el verdadero motivo por lo que lo dijo. Y más odio inmerecido.

Parece que a la prensa de espectáculos de USA, al igual que la de acá, le irrita ver una cantante tan inteligente, activista, feminista y cercana no solo con sus fans, sino que con aquellos que más lo necesitan. Y como no les gusta eso, tratan de bajarla como sea, como ocurrió acá cuando en “SQP” trataron de “carita de nana” a Anita Tijoux. ¿Se acuerda? No, si acá también agarramos la conducta de dirigir nuestro odio a quien no lo merece, y lo mismo pasa con Javiera Mena y la mayoría de los artistas chilenos “poke biba el metal conch, biba el jénero maz demokratiko de nuestra telebicion…”.

No, pero espérese. Hace algunas semanas, Katy Perry lanzó su esperado cuarto disco llamado “Witness” y lo hizo con un reality donde mostró su vida en una casa especialmente preparada para ella, en plan “Gran Hermano” o “The Truman Show”. Un momento icónico fue cuando la cantante se sinceró con “The Therapist” de Viceland, diciendo que ella era tan Katy Perry que quería ser más Katheryn Hudson, reconociendo que se equivocó al tener pensamientos suicidas y diciendo que se cortó el cabello porque quería ser ella misma.

La gente común piensa que las celebridades, por ser adinerados, ricos y famosos, no pasan por los mismos problemas que la gente común. Y no es asi. Son tan humanas como nosotros y esta era puede reflejarlo a la perfección, de hecho ya lo está haciendo. Ella pidió disculpas a Taylor Swift por algo que la hubiera afectado.

Katy ha apoyado causas sociales, ha ayudado a un fan gay a financiar su carrera de comunicador audiovisual, ha dado un discurso lleno de ángel en el concierto “One Love Manchester”. Pero la prensa prefiere descontextualizar todo lo que ella dice para dejarla mal. Y todo por tener inteligencia e ideales bien definidos, incluso reconocidos por organizaciones que la galardonaron este año por su labor humanitaria, como Unicef y Human Rights Campaign.

¿Y esto lo digo yo? ¿Lo dice otro fan? NO. Lo dijo el prestigioso diario inglés “The Guardian”, que alertó sobre una campaña sistemática para hundir la carrera de Katy Perry, que consiste en hacerla víctima de las llamadas “fake news”. Lo que le pasó precisamente con su actuación en SNL, donde un portal dijo que ella había despreciado a los drag queens en su show, cosa que fue desmentida por los mismos que estuvieron con ella.

Esto no es novedad, siempre ha pasado con gobiernos conservadores o “republicanos” en los no tan United States. Pasó con Madonna en 1989 cuando se las emprendió contra la iglesia en “Like a Prayer”, y también en el 2003 cuando se la tiró contra George W. Bush en plena antesala de la invasión a Irak. Y le pasó a Britney Spears en el 2007, cuando ocurrió esa famosa rapada con ataque del paraguas incluido, ahi poco menos que esa prensa se hizo la América con aquello.

Y a Katy Perry quieren hacerle lo mismo que hicieron con estas artistas en su minuto. No solo hay que estar alertas, sino que hay que saber defenderla, y con argumentos apropiados. Porque lo reitero, una cantante puede ser tan progresista e inteligente como un político decente. Y vaya que necesitamos gente como ella en nuestro país. Momento: Si los hay, el problema es que en la prensa no aparece a menudo como si los escándalos del invento prefabricado de Telecinco y Mega.

Y lo último que quiero decir lo diré con todas sus letras: Me dio asco cuando la pagina española Jenesaispop la insultó en una columna comparándola con Justin Bieber, solo por el mismo tema de las frases sacadas de contexto, incluso tildándola de “falsa activista”. De seguro ellos le van a Rajoy y a los peperos.

  • ire 🖤 loves samu

    Pienso hacerle un altar a quien haya escrito esto. Muy bien expresado 👏🏻☺️