¿Por qué el hecho de que la licitación por Olmué haya quedado desierta es una pésima idea?

Mayo 25, 2017 |
Responsive image

La cosa es la siguiente: En marzo se realizó la licitación para ver qué canal se quedaba por los siguientes cuatro años con el Festival del Huaso de Olmué, que a mi parecer, en la gestión de TVN se ha nivelado para arriba con el evento, haciendolo más cercano, menos ostentoso como en los tiempos de CHV y además que era agradable y gustable de ver por parte de nosotros, los televidentes, que decidimos democráticamente elegir qué programa nos entreteniene… aunque muchas veces nos equivoquemos de elección.

Canal 13 había ofrecido una suma gigante para quedarse con el evento, sin embargo, terminó siendo rechazado. Y a TVN lo descalificaron por inconsistencias.

Y vuelta otra vez a la licitación, sin embargo… quedó desierta. Ni el 7.1 ni el 13.1 presentaron ofertas y el Festival del Huaso corre peligro de quedar sin televisación por los siguientes cuatro años. Y acá está la malísima noticia.

Porque TVN demostró que con poco podía hacer mucho y, en estos tiempos de crisis, dio cuenta de que igual se la podía con eventos masivos. El canal nacional, como dije, niveló hacia arriba con un equipo notable y donde cada uno se comprometía con su labor, y lo hacía con un profesionalismo, diría yo, excepcional. Eso desembocó en la aparición de la Compañía de Danza Victor Jara de Recoleta y el homenaje a Vicente Bianchi, desarrollados ambos en la edición del 2016, sin duda la mejor del lustro del canal de Chile.

Y el 13 merecía volver a los tiempos de eventos masivos, como cuando organizaban Viña, cuando tenían el mismo Olmué entre 1998 y 2004 con la excelente animación de Juan La Rivera y posteriormente con Sergio Lagos. Ya veía a Pancho Saavedra vestido de huaso bien chileno.

Por lo mismo, me parece raro que la misma Municipalidad de Olmué haya rechazado a Canal 13 aún cuando ofrecieron una suma más alta. Lo normal es que se lo hayan quedado ellos, pero habrá que escuchar la versión del municipio, si es que están dispuestos a darla.

Pero es una mala noticia porque Olmué, al igual que la Fiesta de la Independencia de Talca y además en su minuto el de Dichato (que hace rato que debe volver a las pantallas de la TV chilena, sin desmerecer la labor de Canal 9 en transmitirlo para la Región del Biobio), representaba un oasis dentro de la bosta que el verano televisivo acostumbra a darnos: Realities, teleseries extranjeras, rutinas añejas de humoristas. Ya hace meses puse el ejemplo del “Festival País”, un excelente ejercicio de unificación de la televisación de eventos por parte de la TV Pública Argentina (algo bueno que haya salido del LS 82 TV Canal 7 de Mauricio Macri) y de cómo ha aportado a la diversificación de la oferta.

Y si ellos no se presentan, será una mala noticia para la gente de Olmué que le da orgullo verse a través de las pantallas, tanto como para los empresarios del turismo de la zona que se benefician con la notoriedad que la TV chilena le da al evento. Ojo, buena notoriedad, es uno de los pocos eventos donde lo que importa es la música y donde se hacen actividades paralelas, de hecho, la elección de reina la define el mismo público que va a El Patagüal.

Pero como diría Homero Simpson… “A menos que” llegue Mega.

Si, ¿sorprende que yo lo diga? De seguro. Pero es una buena oportunidad para que los de Vicuña Mackenna demuestren que pueden hacer más que realities, novelas de cartón y otras de diferentes nacionalidades en el verano. Se supone que apenas inauguren las remodelaciones de sus estudios empezarán con todo con una nueva programación (de hecho firmaron un convenio con una distribuidora de formatos) y la maratón de novelas debería mitigarse un poco.

Entonces yo apoyo que Mega sea el tercero y venga a salvarle el pellejo a la alcaldesa Macarena Santelices y a todo el pueblo de Olmué… Pero sin meter a las Aylens, a los Joaquines, a las Orianas ni a las Angies (si es que no la exorcisan a la peruana en el intertanto) ni a ningún humorista de Kike Morandé.