Domingao do Caamanhao: ¿Qué genera rentabilidad en cada canal?

Mayo 14, 2017 |
Responsive image

La TV chilena está en crisis, es más, ya no hace falta que te lo diga siempre al empezar cada nota de este estilo si ya lo sabes de antemano. Lo notas en la pobreza de las parrillas programáticas, en el bajo nivel de contenidos que está muy alejado del cable y de Netflix, incluso de determinados YouTubers, y además en las erráticas decisiones de ciertos ejecutivos.

Sin embargo, dentro de las pérdidas, aún hay ciertos programas y bloques horarios que generan rentabilidad en la pequeña pantalla de nuestro país. Sobre esto, el diario El Mercurio hizo una nota sobre este tema que me gustaría analizar con todos ustedes.

CHV: La farándula es el rodeo de la TV chilena

Y nosotros acá nos preguntabamos por qué en la ex Machasa todavía no quitaban “Primer plano” si la nueva parada de la TV chilena es eliminar todo lo que sea, o recuerde, a la etapa más negra de la TV chilena (que casualidad o no, surgió durante el gobierno de Piñera, que más encima quiere volver). Y los del diario del finado Dunny tenían la respuesta: Pese a todo, incluso el bajo rating que es la tónica del espacio desde el 2013, el programa conducido y dirigido por dos machistas por igual, respectivamente, aún sigue generando rentabilidad a la señal de TimeWarner. De acuerdo a la nota, los ingresos del espacio siútico representan el 15% de la facturación del canal, cada capítulo tiene un costo de $28 millones de pesos y sus ingresos por auspiciadores triplican esa cifra (que alcanza demás para traer grandes figuras de la canción a Chile, pero ni asi).

¿Y por qué se preguntarán ustedes? Porque de los 12 puntos que siguen viendo esa porquería (porque en su época de mayor esplendor habían muchos twitteros pegados a PP cada viernes, muchos de ellos dejaron de verlo porque se dieron cuenta de que todo era cansino, casualidad o no nuevamente, en la misma época en que llegó Netflix y se hizo más masivo), la mayor parte de esa audiencia proviene de los ABC1. Asi es, los cuicos son los que más ven “Primer Plano”. ¿Asi o más claro de que la farándula es lo más elitista y derechista que hay en la TV chilena?

Ser humilde, una persona esforzada, trabajadora, inteligente y además sacrificada, y ver “Primer Plano”, es una contradicción hasta biológica. Es como ver el rodeo, la tauromaquia, las peleas de gallos. Afortunadamente ya no están los mismos mediáticos que te vendían como artistas o ejemplos a seguir, pero están en peligro de regresar si no votamos en noviembre e impedimos que el magnate vendepatria vuelva a La Moneda y al billete.

Canal 13: ¿Quién dijo que la cultura no era rentable?

Para desgracia de Jennifer Warner que dijo que la TV cultural era de bajo rating o poco rentable, “Sábado de Reportajes Prime” ha subido en un 90% su facturación en abril de este año en comparación con el del mismo mes del año anterior. En lo que va de la temporada 2017, “Lugares que Hablan” promedia 14.4 puntos ante “Morande con Compañía” que solo hace 12.3 unidades. Al igual que en 2004, cuando el verdugo de Kike Morandé era Carlos Pinto con sus unitarios, este año lo es Pancho Saavedra y su risa contagiosa, que es más agradable de oir que la del “patrón del fundo” o la de Viñuela.

Y es que si hay algo bueno que Rosana Bontempi ha hecho es hacer de los programas culturales menos elitistas y más cercanos a la gente, lo que ha permitido que la valoración de Pancho Saavedra haya subido como la espuma, incluso que le haya dado para ser considerado en otros proyectos como el reemplazo de verano de “Bienvenidos” y “La Movida”.

Y otros programas primer del 13 han logrado lo que no consigue “Kosem”: R-E-N-T-A-B-I-L-I-D-A-D. “MasterChef Chile”, al que le va mejor los domingos que los miércoles, y “Vértigo” con las innovaciones de esta temporada también han logrado que a las arcas de la estación mixta entre dinero fresco y lo mejor, con programación de calidad.

Mega: Las novelas facturan

Algo raro pasa conmigo, porque yo que soy reacio a Quena Rencoret y las creaciones que viene haciendo desde, más o menos, “Dos por uno” cuando estaba en TVN, estoy pegado de alguna u otra forma con “Amanda” y “Perdona Nuestros Pecados”, que sin duda tienen un público cautivo. Aunque convengamos que la escena del toro es un asco y ojalá que sea editada para su emisión en la TV uruguaya.

Lo malo es que entre la rentabilidad de la ficción entra “Tranquilo papá”, que entre su (inmerecida) buena audiencia se cuenta, era que no, la gente ABC1. Si usted es humilde y gana menos o lo más cercano al sueldo mínimo… ¿Por qué usted ve una novela que se burla de ti por no ser de Plaza Italia para arriba o por querer una educación de calidad que no sea un privilegio sino que un derecho? ¿Por qué estás pegado a una teleserie que hace una burla sistemática de los pobres, de la gente humilde, de la clase trabajadora?

Cambiando de tema, “Mucho Gusto” es otro de los programas rentables para los moraditos de Vicuña Mackenna.

TVN: Los jóvenes y los humildes ven “La Colombiana”

En una televisión seria con televidentes serios, “La Colombiana” debería estar liderando por lejos, marcando mínimo 25 puntos. Pero lamentablemente no ocurre porque el arribismo de algunas personas es más fuerte. Sin embargo, hay una poderosa señal de la cual hace mención El Mercurio: El fuerte de la audiencia de la novela protagonizada por Elizabeth Minotta es la gente del estrato C2, los niños y adolescentes. Pero sigan diciendo que ellos no ven TV abierta, y eso que uno piensa que los jovenes de este país están pegados al bullying y al racismo de “Doble Tentación”.

Esto debería alentar a los mandamases del área dramática del canal público, que de hecho está trabajando en la próxima vespertina asi como también una nueva nocturna. Y ahora que esa porquería de “Hulya” está marcando lo mismo que el prime del 7.1 durante la gestión de López y la dirección programática de Nicolás Acuña, urge acelerar ese proceso. Por cierto, parte de la responsabilidad de la cifra injustamente poronga de “La Colombiana” es por la turca que la antecede: “Gunes”.

Resumiendo: Si hay algo para lo que sirve esta columna es para darnos cuenta de ciertos mitos que son verdad, y otros que son mentira. Partiendo por certezas como de que lo que quedó de la cabrona farándula chilena, asi como también en su mejor época, era visto por gente más pudiente y más elitista (y luego los programas cuicos son los del 13C), en consecuencia con los nefastos seres que las fabrican y son parte de ella, como Francisca García Huidobro, Carlos Valencia, Julio César Rodríguez (el representante televisivo y más mediático de la “whiskierda” en nuestro país), Rodrigo León (el mismo que en una nota de La Tercera pidió que TVN modificara sus estatutos para incluir la farándula, mire la idiotez), Jennifer Warner, Roberto Van Cauverlaught, María Luisa Cordero, Michael Roldán y tantos otros.

Pero también sirve para desmentir lo que los mismos profarándulas no se cansan de decir, como por ejemplo, de que la cultura en nuestra TV no rinde. Pancho, Rossana Bontempi y Polo Ramirez han demostrado lo contrario, que se puede hacer cultura y que esta sea exitosa; que los programas nacionales del prime trecero son más competitivos, rentables y exitosos que cualquier turca que el mismo canal emite, sea de tarde o de noche; y que los niños y jovenes si están viendo TV abierta cuando es exitosa y de calidad. Ojalá que Elizabeth Minotta tuviera la misma popularidad entre los “querubines” que cualquier idola popera, cambiaría mucho el showbussiness nacional y estaríamos a la par con grandes potencias tevitas.

Leer nota de El Mercurio