Otra vez fallaron: La vergonzosa cobertura de los matinales al caso Nábila Riffo

Abril 13, 2017 |
Responsive image

Lamentablemente, y como todo en la era más oscura de la TV chilena, una buena ocasión para visibilizar la terrible realidad de las miles de mujeres que son violentadas, se transformó en un circo mediático en la que nadie sale victorioso. Ni el que la fabrica, ni mucho menos el que la consume.

Y con el caso de Nábila Riffo, nuevamente la peor televisión del mundo falló, como viene fallando desde hace ya 7 años.

Cierto que hay actos éticos y aplaudibles como cuando el “Muy Buenos Días” cortó la entrevista a una cercana del agresor de Nábila que, apenas dijo que “se lo buscaba”, el panel decidió dejar el despacho hasta ahí aduciendo a que nada justifica la violencia. Ahi lo tienen, el canal público dando el ejemplo y demostrando que pueden ser 100% profesionales.

No asi “Bienvenidos” de Canal 13, que el día de ayer reveló los informes ginecológicos de la víctima. ¡Pero cómo! ¡Tan bien que iba el BV y vienen a arruinarlo con esto! ¿Cómo no hay nadie que lo frena? ¿Es que acaso tampoco hay un filtro de ética para estos casos? ¿Para qué? Hoy comenzaron la emisión pidiendo sinceras disculpas, pero es mejor prevenir que lamentar, dice el popular dicho. ¿Resultado? Más de 500 denuncias ante el CNTV, incluida la del Gobierno de Chile, que tomará parte de este lamentable acto y se sumará a los reclamos. Pues se lo merecen.

¿Por qué todo en la TV chilena tiene que transformarse en un circo mediático? ¿Es que acaso no aprendieron nada de cómo los dejaron años de farandulismo y televisión narcisista pura y dura? ¿Acaso la baja sistemática de la audiencia que viene desde el 2012 no les dice nada?

Y a los que vienen a decir “así es la TV chilena y si no te gusta cambia de canal”… Me gustaría que se pusieran en el lugar de Nábila, tuviesen algo de empatía, algo siquiera. Estoy seguro que a ella no le agrada el trato circense que se le da a su caso. Creo que a ella, asi como a muchas mujeres y asi como también a varios hombres inteligentes que creemos en el feminismo no como ideología sino como transformador social, no le gustaría ver cómo la televisión cree que va a salvarse de la crisis buscando morbo donde no debería haberlo. Es inverosimil, y la verdad, eso demuestra que a los matinales en general, más allá de lo buenos que pueden ser en algunos días, se les perdió la brújula hace rato.