La editorial de los lunes: Los (tristes) mensajes que nos da el éxito de “Tranquilo Papá”

Abril 10, 2017 |
Responsive image

La verdad, hoy estaba optimista y tenía fe de que “La Colombiana” iba a cortar con la mala racha de las 20 horas en TVN, pero no… “Tranquilo Papá” se impuso cómodamente en el rating con un peak de 29 puntos contra 9 unidades de la obra maestra estelarizada por Elizabeth Minotta.

Este éxito nos entrega unos tristes mensajes que pueden determinar el negro futuro para la teledramaturgia en nuestro país:

¿Para qué matarse haciendo una novela social si lo que gana siempre es la historia de los problemas de cuicos?
¿Para qué hacer una novela realista y que se pone en el lugar de los inmigrantes, si lo que la lleva es hacer una historia ultra aspiracional?
¿Para qué hacer historias más elaboradas y mejor desarrolladas, si siempre en esta televisión de mierda gana la misma historia de cuicos con problemas de cuicos?
¿Para qué intentar siquiera ser cercanos con la gente si prefieren una comedia, por muy vacía e inverosimil que sea?
¿Para qué hacer personajes con los que la gente si se pueda identificar si al final se impone una oda al vaguismo zorrón? (En serio, si Nicole Block me cargaba en “El Camionero”, ahora haciendo el personaje de la mina sedentaria que solo piensa en realities me carga mucho más).
¿Para qué caer bien y reconciliarse con el público que los abandonó, si este ya se convirtió en gente unineuronal que se entretiene sin hacer hincapié en lo que hay detrás?
¿Para qué proponerse hacer las cosas bien, si te puede ir la raja haciendo las hueás a medias y con el puro propósito de mantener el liderazgo?
¿Para qué intentar impactar en la audiencia y entregar buenos mensajes con problemas sociales como la xenofobia, el racismo, el machismo y los prejuicios de gran parte de este país, si sale más a cuenta mantenerlos encerrados en su mundo?
¿Para qué intentar convencer a la audiencia de que han cambiado, si pudo más la prensa que le hizo la campaña burda y sucia al TVN de Carmen Gloria, que de no ser por eso y por los ejecutivos inoperantes con los que se rodeó y eligió, habría sido nuestra Pilar Miró?
¿Para qué ponerse en el lugar del inmigrante que escogió Chile para desarrollarse y encontrar lo que en su tierra no encontró, si es más exitoso ponerse en el lugar del cuico promedio con su casita del barrio alto hecha de resipol y con su Audi último modelo?
¿Para qué intentar nivelar para arriba en la dramaturgia televisiva chilena, si con copypastear lo que ya está basta y sobra?

En serio, tengo tanta rabia con las cifras de hoy. Sé que no debería agachar la cabeza debido al muestreo de KantarIbope Media, pero en este preciso momento quiero romper todo por culpa de la “gente” que le dio y le sigue dando la espalda a TVN aunque haga la mejor novela de los últimos 10 años, y que prefiere una idiotez creada por guionistas que no salen de su zona de confort.

Y a los Mega-stans más les vale que ni comenten por acá que por su culpa la TV chilena está como está y es la mierda que es el día de hoy. Que hablen de mi lo que quieran, ya no me importa. Si quieren cagarse la mente viendo una idiotez como “Tranquilo Papá”, es problema de ellos, pero que no lloren después de que no hay nada que ver en la tele o que la misma es fome, porque pudieron cambiar la historia pero, al igual que los guionistas, no salieron de su comodidad.

  • nicolas

    Estoy en completo acuerdo, la gente lapidó a tvn por alargar sus teleseries y sus finales pero mega hace los mismo y peor y la gente (según kantaribope que tampoco le creo) los sigue premiando. Solo espero ojalá se destape la colucion entre mega y kantaribope que tanto daño le ha hecho a la televisión local, siento vergüenza de saber que en otro país compren estas teleseries de tan bajo nivel.

  • Andre Doussoulin Casagrande

    Creo que se haya abierto la área dramática de Mega fue un error, es verdad de que los contenidos realizados por Quena Rencoret en TVN eran buenos, pero con Mega la situación es muy patética. Sus contenidos están más vinculados para la clase media y muestran libretos bastante miseros. También fue un error haberse traído a los actores que estuvieron en el área dramática de TVN como Álvaro Rudolphy, Ingrid Cruz, etc. Debido a que sus papeles que hacen son muy de mala calidad. Esperemos que ese reinado le dure muy poco, porque TVN si está haciendo telenovelas de calidad, casi al igual que lo hace Rede Globo.