El país que quiere Rodrigo Danús vs El país que queremos todos

Marzo 14, 2017 |
Responsive image

Me sigue haciendo ruido la entrevista a Rodrigo Danús, ex empleado de la dictadura de Augusto Pinochet, ex directivo de Endesa, dueño de la Minera Santa Ana (aquella en la que recientemente sus trabajadores se encerraron dentro de la mina exigiendo mejoras salariales) y creador de la pandemia más nefasta, monopólica, elitista y dictatorial que ha conocido la televisión: La farándula chilena en formato argentino, ese que popularizaron Luis Ventura, Jorge Rial y Marcelo Polino.

Ese modelo televisivo que no conoce de límites, ni de decencia, ni mucho menos de inteligencia. El que para muchos es adictivo y para otros es democrático. Ese, que durante muchos años generó una mafia que obtuvo buena sintonía y buenas ganancias, pero que de un tiempo a este se transformaron en una crisis que todavía, si, creame, en marzo de 2017, todavía no tiene salida. Con otros ejecutivos este peo ya estaría solucionado desde hace años.

Y en esta entrevista, Danús había dicho que “no creo que la gente necesite cultura”.

¿Really? ¿Are you fucking kidding me? Bueno, no me extraña viniendo de alguien que trabajó para un oscuro régimen que precisamente acabó con la cultura en nuestro país, y no solo terminando con una prometedora reforma educacional que incluia el aprendizaje de varios idiomas aparte del inglés, sino que también exiliando y desapareciendo artistas, imponiendo a otros personajes de dudosa reputación y cantantes que ni siquiera llegaron a grabar un disco y que solo se mantenían en los estelares de la época. Asi como también quemando libros “rojos”… incluso de aquellos relacionados al “cubismo” porque pensaban que eran de Cuba. En serio.

Pero que este sujeto diga que Chile no necesita cultura, me parece una canallada terrible. Porque si la necesitamos.

La necesitamos, primero, para que la gente agarre el hábito de leer. Y segundo, y más importante todavía, para que nuestros ciudadanos sepan diferenciar lo bueno de lo malo, y descubra sus talentos y los potencie.

Necesitamos cultura porque un país que niega, reniega y no conoce su pasado está condenado a repetirlo. Sino, pregúntele a aquellos que van a votar por Piñera y se sienten familiarizados con la derecha “porque son empresarios y no van a robar” (siendo que ellos robaron mucho más y de la mano de los mismos empresarios). Además, se admira a los diputados y senadores de Chile Robamos solo porque tienen plata. ¿No le parece familiar? ¿No tiene similitud con aquellos que son fans de Luli solo porque tiene plata? ¡¿Ya ve por qué necesitamos cultura en nuestro país?!

Necesitamos cultura porque en una televisión de calidad, seriamos los primeros en reconocer a nuestros artistas, y a los que vienen desde muy lejos también. El fin de semana pasado se realizó un festival muy hermoso llamado “Ruidosa”, que consistia en artistas solamente femeninas. ¿Qué pasó? Ningún medio, salvo T13, hizo mención alguna de ese evento. Mucho menos TVN, un canal que por el hecho de ser público debería promocionarlo en sus pantallas como parte de su reconocida campaña “Más cultura, algo que todos queremos ver”.

Necesitamos cultura porque una televisión que ningunea a sus artistas y los humilla por errores aislados, es una televisión sin futuro. Muchos aún no le perdonan a Javiera Mena que se haya olvidado de una canción de Alejandro Sanz. ¿Alguien en Estados Unidos todavia le cobra a Christina Aguilera que se haya olvidado la letra del himno gringo en un SuperBowl? La dejo ahi.

Necesitamos cultura porque debemos conocer más de nuestro pueblo, nuestra gente, y qué mejor que desde adentro. La temporada de “Lugares que hablan”, que precisamente salió el mismo día en que el ex mandamás de una organización ultraderechista de la Universidad de Chile daba la entrevista al diario de Agustín, se estrenó por todo lo alto, ganándole por lejos a las repeticiones de “Morandé con Compañía”. ¿Cómo te quedó el ojo? Además, el problema no es lo que está haciendo Bontempi, sino que el resto de los canales, lejos de innovar, copien el esquema de “viajes y comida”. Como lo hizo TVN con “Lleve de lo bueno” y ahorita levantándole el “Hacedor de hambre” al canal del angelito.

Necesitamos cultura porque esa misma gente que durante tres o cuatro meses trapeó el piso con Mon Laferte y Lali Espósito, en la última noche de Viña simplemente Twitter se rindió no solo a los pies de la argentina, sino que conquistó los corazones y los oidos de todo un país, como un triunfo de la meritocracia. Y nosotros acá defendemos la meritocracia y al destaque de famosos por la buena lid.

Y por sobre todo, necesitamos cultura porque asi la gente va a defender al oprimido y no al opresor. Habrán menos fachos y además, también podremos debatir con ideas, como se debe ser siempre. Y además, identificaremos muy bien la lamentable pandemia del machismo, fachismo, elitismo, clasismo y racismo. Cosas que tienen bien cagado a nuestro país y que la misma derecha para la que trabajó el señor Danús la promovió a través del género que se vende como “democrático”, siendo que hasta su concepción y su relación es muy dictatorial, como dijo el actor argentino Darío Grandinetti hace un par de años.

El tiempo de la farándula ya pasó, así lo niegue un operador derechista como Cristian Perez. Ya pasó, es pasado, y lo pasado pisado. Ahora llega una nueva guerra, entre el país que quiere Rodrigo Danús y el país que queremos todos los chilenos, asi le moleste a una parte que sigue abogando por un país para ricos y donde las oportunidades solo se la den al de la plata, o al más vago pero el más consentido de papá.