Katy Perry dio un golpe a la cátedra en su actuación en los Grammys

Febrero 13, 2017 |
Responsive image

Porque el canto libre y comprometido de Katheryn Elizabeth Hudson también tiene sentido, entendimiento y razón.

A solo dos días del exitoso lanzamiento de su lead single “Chained to the Rhythm”, que quebró el record del primer día en Spotify con 3 millones de reproducciones el día viernes, Katy Perry junto al cantante de reggae Skip Marley (nieto del gran Bob Marley) se presentaron en la gran noche de los Grammys con este hit que además de ser un pop pegadizo y una extraordinaria mezcla de electrónica con reggae, hace una crítica social acerca de los tiempos que vive el país de las barras y las estrellas junto con el resto del mundo.

En una entrevista concedida a Ryan Seacrest para E!, la californiana señaló que “yo pienso que es una canción que inicia conversaciones, y pienso que es eso que necesitamos ahora más que cualquier otra cosa”. Ella además adelantó que “la presentación será muy diferente a lo que yo ya había hecho antes, normalmente hay muchos bailarines y cosas asi, y esta vez seré básicamente yo”.

Tras ser consultada por más canciones de su nuevo disco, adelantó que “también tendrá esas cosas típicas de Katy Perry que ustedes aman”.

Minutos antes de su llegada, la mujer que dio el concierto del 2015 en nuestro país transmitió su trayecto a través de Instagram Live, siendo la primera vez que ella ocupa esta plataforma.

Antes del inicio de su show, el grupo country Little Big Town entonó en tono de “guitarra-de-camping-campestre-gringa” otro de sus grandes éxitos, “Teenage Dream”.

La cantante de Santa Barbara llegó uzando un blazer, calzas y una chaqueta en blanco y negro, diseñado por Tom Ford, más un brazalete con la palabra “PERSIST” (“Resiste”) y un zapato de la colección que lanzó hace algunas semanas.

Con alusiones directas o no al tan publicitado muro que Donald Trump quiere construir en la frontera de Estados Unidos con México y con el cierre de la Constitución Estadounidense con la frase “We The People”, Katy Perry construyó uno de los momentos más épicos que vivimos anoche, que fue aplaudido de pie por todos los asistentes, disfrutado al máximo por su amiga de toda la vida Rihanna, asi como también celebrada en redes sociales por artistas como Sia, Ashley Tisdale e incluso reconocidos nombres latinos como Alejandro Sanz y Luis Fonsi.

Obviamente sus fans, tanto como nosotros, debemos estar conscientes de que ella no va a usar vestidos provocativos o escotes por toda la vida, sino que llega una etapa en que hay que buscar un nuevo concepto. Katy Perry evoluciona mezclando un género tachado como “comercial” o “burro” con un mensaje social que, consecuentemente, ella practica yendo a marchas como la “Women’s March” y ayudando a organizaciones pro-LGBTI junto con su extraordinario y galardonado rol como una de las embajadoras de la Unicef.

Y si ella todavía no tiene un Grammy, ¿Qué tanto? Anoche muchos más se preguntaron por qué una artista icónica y de primera línea como Katy todavía tiene la misma suerte que otros como Lana del Rey, Sia, el mismo Bob Marley, John Lennon y otras leyendas. Y aún así sigue siendo una mejor mujer, persona y artista, que tantas otras que hablan de feminismo pero que lo usan para atacar a otras. Un abrazo Taylor Allison.