La editorial de los lunes: El mejor homenaje que la TV puede brindarle a Violeta Parra

Febrero 6, 2017 |
Responsive image

Hace 50 años se suicidó alguien que todavía tenía mucho por darnos tanto al folclore como a la música chilena: Violeta Parra. Y este año también se cumplen 100 años del natalicio de esta excepcional mujer que, como nadie, dejó un legado que todavía sigue vigente a través de su familia de virtuosos cantantes y músicos que, asi como ofrecen más de su talento, critican que todos los homenajes que se le dieron a la “Viola Chilensis” se hayan dado después de muerta y no en vida, como debió ser siempre.

Lo cierto es que si la intérprete de “Gracias a la vida” viera cómo está la televisión chilena hoy, de seguro se moriría de nuevo al ver como nuestra pequeña pantalla le ha cerrado la puerta en la cara a nuestros músicos, asi como esos lobos vestidos de oveja han mantenido una burbuja que te dice que personajes de dudosa reputación merecen salir más en los medios que talentosos y virtuosos cantantes.

De cierto modo, todos cuestionan a artistas como Javiera Mena, Francisca Valenzuela, Manuel García, Alex Andwanter, María Colores, (me llamo) Sebastian, Nicole y otros que, podrán hacer música que no agrade a todos y eso es válido, pero que no podemos negar que a la larga se hicieron famosos de forma lícita y legítima, aún con una prensa en contra.

¿Se imaginan si hubiesemos tenido el mismo “chaqueteo chilensis” en los tiempos de la Nueva Ola? ¿O durante la explosión del rock chileno de los 80s y 90s?

Precisamente Gloria Benavides en una entrevista a la radio ArribaFM dijo que la Javi y la Fran eran mujeres que eran muy talentosas. Y ojo, no lo dijo cualquier persona, sino que una de las gigantes del cancionero popular chileno. Por otro lado, German Casas anunció por el mismo medio que no tendrá más presentaciones en la televisión, y es entendible porque como dije más arriba, los medios le han cerrado en la cara la puerta a los más talentosos, mientras que se la han abierto de par en par a los farandulitos y los personajes indeseables de nuestro país.

Seguramente en la fecha de su centenario veremos muchos documentales acerca de la vida y obra de Violeta Parra, asi como Chilevisión proyectará “Violeta se fue a los cielos”. Y ellos creerán que con esto bastará y sobrará. Sin embargo, y dejando aprehensiones acerca de la música chilena hoy por hoy, creemos que el homenaje tiene que ser más de fondo.

Lo primero: No le cierren la puerta con candado de hierro a los talentosos. Acá mismo hemos destacado a personas que pueden demostrar que en Chile se estan haciendo cosas de igual o mejor calidad que en Europa o Estados Unidos. Y les doy nombres aparte del “trio dinamico del pop nacional”: Francis Fellizeri, Maca Torres, Denise Rosenthal y tantos otros anónimos o en proceso. Es cosa de recordar que a la mujer del “yico yico” la contrataron en Universal Music, pues… ¿Hace cuánto que no vemos a una artista nacional siendo adquirida por una multinacional? Y esto precisamente no salió en los medios, como si salen los insultos de la señorita Marzoli dia a dia.

Lo otro: Queremos más lugares para los cantantes y grupos en nuestra televisión. “Puro Chile” abrió la puerta pero le tocó la mala suerte de salir en medio de un fenómeno imparable como Mega y con una prensa ensañándose contra la administración López en TVN solo porque daba más cultura que cualquier otro canal abierto de nuestro enfermo país, porque de ser otra la historia, sería un fenómeno de sintonía. Es inconcebible que gente decente como Maria Colores o Blue Mary tengan que presentarse en un cóctel de mala muerte como “Intrusos”. Para estas cosas servía el “Alfombra Roja” de Eduardo Fuentes y Diana Bolocco.

Y lo más importante: Dejemos de pensar que esos artistas son apitutados, por favor. Muchos como el mismo Manuel García o Nano Stern han incluso combinado la música con la poesia y solamente acá eso es mal visto por la patria twittera. Javiera Mena combina pop con electrónica, y solo acá es mal visto.

En un modelo televisivo de primer mundo la música debe tener un lugar preponderante y de primera importancia. En el año del centenario de nuestra “Viola Chilensis”, no podemos darnos el lujo de seguir teniendo una industria mediocre que siga creyendo que puede sostenerse con farándula y más farándula. Que la TV chilena sea la que más cabida a la música en todas sus formas, estilos e idiomas, es el mejor homenaje que se le puede dar a Violeta Parra.