En España está triunfando la buena tele y Telecinco baja su sintonía

Enero 29, 2017 |
Responsive image

Después de varios años con una televisión española donde lideraban los programas de bajo contenido, a pesar de las miles de denuncias y llamados de atención del Consejo Regulador de Contenidos Televisivos y de la Infancia, el liderazgo de Telecinco, el canal más farandulero de España, está en peligro. Y eso es bueno.

En 2011, Antena 3 toma una decisión acertada y que evitó una crisis, en una época donde solamente contaba con números rojos: Eliminar todo lo que olía a cotilleo, farándula y mal gusto. Asi se acabaron con “¿Dónde estás corazón?” y los espacios de la tarde que siempre fracasaban. Apostaron por telenovelas sin desenlace y programas de concursos, subieron notoriamente su nivel en entretenimiento así como en la ficción: De ser la que menos series producía, pasaron a ser una de las factorías más importantes de Europa y de la TV mundial.

De hecho, siempre las novedades de la cadena de San Sebastian de los Reyes son esperadísimas en el llamado “FesTVal”, una reunión anual donde las cadenas de España presentan las novedades para el otoño europeo.

La plata de la que dispone Antena 3, aún en tiempos de crisis, se empezó a invertir en lo que correspondía: Asi vimos grandes invitados en “El hormiguero” como Meghan Trainor, Selena Gomez, One Direction, Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson e incluso fue la plaza ideal para políticos como Mariano Rajoy y el presidente del Partido Socialista Catalán, Miquel Iceta.

Pese a que la prensa farandulita española auguraba malos tiempos para A3, el resultado fue todo lo contrario: Su audiencia comenzó a subir con respecto a cuando había “programación rosa, amarilla y negra” y era cosa de tiempo para que su momento llegara… y bueno, el momento llegó.

El “Gran Hermano” de los de Fuencarral comenzó a dar señales de desgaste. La dirección comenzó a arriesgar poniendo a “Tu cara me suena” los viernes para competirle a “Sálvame Deluxe” después de varios intentos fallidos que terminaban al sexto capítulo, y les ganaron. Asi como también varias series como “Allí Abajo”, “Velvet” y “Vis a Vis” pasaron a ser los favoritos de la prensa y la familia española.

Ante tamaña hecatombe que acabó con Antena 3 ganando diciembre, Telecinco se puso, como dirían en “678”, deshilachado: Empezó a hacer jugadas programáticas casi absurdas, como pasar “Pasapalabra” a los fines de semana, doblar las galas de la franquicia de “Got Talent”, programar “Las Campos” y “Ocho Apellidos Vascos” a la tarde del domingo. Esto en enero, cuando según Mediaset España, la torta publicitaria siempre era baja y tiraban los estrenos siempre en febrero, cuando esta comienza asubir.

Pero resulta que ni el hasta ahora imbatible “Gran Hermano VIP” les ha dado resultados: El reality ha caido hasta un 17,3% de media y ni el perdonazo de una conflictiva participante les ha resultado… Momento, momento. ¿No le parece familiar? ¿Un indulto a la más polémica del reality? ¿Dónde habré visto eso? *guiño del ojo*.

Pues bien, esta lección nos demuestra que el trabajo siempre tiene su recompensa y que, tarde o temprano, la monotonía siempre se acaba y la innovación se premia de alguna u otra forma. ¿No será que los españoles también se cansaron de la farándula? Aquí, allá y en todas partes, la gente clama por un nuevo modelo televisivo.