“Get Ready for ITV” (1989), una hermosa campaña de reinvención

Enero 23, 2017 |
Responsive image

Si hay una televisión cualitativa por excelencia y que todavía no ha perdido su sentido de información, cultura y entretenimiento sano e inteligente para todas y todos, sin duda es la televisión británica. Los ideales que formaron a la BBC de Londres, la decana de la televisión mundial, asi como también la innovación que caracterizó a la cadena de franquicias ITV, se mantienen hasta hoy.

Y nos queremos detener en esta última porque queremos hablar acerca de una exitosa campaña de reinvención que lanzaran en el último año de la década de los 80s.

Era el otoño británico de 1989, y la estación se relanzó con todo, incluyendo una unificación de marcas inédita en la corporación televisiva. Durante todo el mes de agosto, se pusieron al aire promos de dos minutos llamando a los telespectadores británicos a “estar listos”.

La campaña, titulada “Get Ready for ITV” (casualmente, el mismo eslogan que usó ese mismo año la cadena estadounidense CBS), incluyó un melancólico pero esperanzador jingle compuesto y cantado por el actor y músico de Oxford, Lord David Dundas.

Si bien, algunas de las 15 franquicias de aquel entonces rechazaron usar esta nueva identidad gráfica y visual creada por la agencia English Markell Pockett y que debutó el 1° de septiembre de 1989, la campaña fue todo un éxito. La particularidad es que la “V” podía adaptarse a cada región donde la cadena de franquicias televisivas estaba presente.

El bumper principal tenia una paloma, un grupo de personas, el famoso Big Ben, un atleta y dos bailarines, representando los contenidos que la señal ofrecía entonces, y que sigue haciendo en nuestros días: Información, cultura, entretención y deporte.

El logo duró hasta 1998, prácticamente 9 años, y es que si hay una particularidad de los canales europeos es que sus identidades corporativas duran un montón. Pero es un ejemplo de cómo una reinvención ambiciosa y propositiva termina gustando al televidente. Esto ocurrió con ITV, que ayer entretenía con Benny Hill y el Conde Pátula; y que hoy sigue haciéndolo con The X Factor, Britain’s Got Talent, The Jonathan Ross Show, I’m A Celebrity y la transmisión anual de los Brit Awards. Unos ideales que pese al tiempo y el cambio de época no cambian ni se transan, pero donde los cambios fueron buenos y necesarios. Algo que ojalá suceda en nuestra TV, que tanto necesita nuevos y buenos aires.