#GaviotazoLTSC ¿Es Lali Espósito una “desconocida” o solo es musiclasismo twittero?

Enero 17, 2017 |
Responsive image

Desde el primer día en que anunciaron su nombre, tanto para integrar el llamado “Jurado Festival” como para ser parte del show en la última noche, a Mariana “Lali” Espósito la han tratado de lo peor dentro de las redes sociales, principalmente la del pajarraco azul. Desde “es una desconocida” hasta “va a ser una nueva Anahí” son algunas de las barrabasadas que lamentablemente nos ha tocado leer, y por más que uno les diga que ella cuenta con un número de fans importante en nuestro país, jamás torcerán su parecer acerca de que ella es una NN.

Pero de seguro la gran mayoría de los que dicen esas lastimosas opiniones escuchan banditas que si son desconocidas, que solo ubican en radios hipsters como Rock & Pop y que la única gracia que tienen es que su música tiene guitarritas, esa que tanto le gusta a los termos del metal.

Como en LTSC somos abanderados poperos y estamos en defensa de varias “popstars” con talento, pero por sobre todo, con humildad y meritocracia (algo que vaya que escasea en nuestro país y en aquellas industrias televisivas subdesarrolladas que son el hazmerreir del extranjero), queremos ser super claros en lo siguiente:

Decir que en Chile a Lali Espósito “no la conoce nadie”, como me dijo alguien, es de una ignorancia tremenda y, digamos-ló, patética. A la señorita mucha gente la viene siguiendo incluso desde cuando integraba la novela “Casi Ángeles”, de donde también viene la actual panelista de “Quien dice la verdad”, Eugenia “China” Suarez. Si supuestamente a ella no la conoce nadie… ¿Por qué llenó una firma de autógrafos que se hizo a principios del año pasado y llenó el Caupolicán a fines del mismo, ah? ¿Por qué su música es una de las más tocadas en radios como Carolina y Disney?

“Pero Roberto, que llenen el Caupolicán no los hace buenos artistas, Manuel García y Camila Moreno también lo hicieron”

Primero, ese argumento tiene escondido un chaqueteo intenso a nuestros cantantes, algo que repudian incluso varios intérpretes de la llamada “nueva ola” como Gloria Benavides, que en el último Festival de ese estilo en Villa Alemana llenó de elogios a Nicole, Francisca Valenzuela y Javiera Mena, tres intérpretes que precisamente tienen el odio de los de las poleritas negras.

Pero volviendo a Lali, nadie está diciendo con ese argumento de que es una buena artista. Para nosotros si lo es, pero lo que concretamente estamos diciendo es que ella si es conocida en nuestro país. Y vamos a la principal razón de ese prejuicio que también se mantuvo con Mon Laferte.

Cuando la TV chilena se rehusa a llevar a los llamados “artistas jóvenes”, o por último hacerles una modesta entrevista desde el hotel en el que se hospedan, ocurre esto: Prejuicio, lo que conlleva a… *inserte la musiquita de suspenso de Duro de Domar y la voz enigmática del locutor de Madariaga* El musiclasismooooooo.

¿Quieren pruebas? Cuando ocurrió esa firma de autógrafos en el marco de su teloneo a Fifth Harmony en su show del pasado 24 de junio, lamentablemente yo no vi ninguna nota acerca de ella, nada. Ni una información en el respectivo bloque de espectáculo de su no-ticiero regalón. Ni siquiera María Jesus Muñoz se atrevió a dialogar con ella las dos oportunidades que ella tuvo para hacerlo. Y ni hizo lo mismo con el entonces quinteto, lo que demuestra la ignorancia de la televisión de mi país con las corrientes musicales.

Y es algo que solo ocurre en Chile, de hecho, hace un par de años visitó por primera vez Uruguay y la entrevistó el programa magazine “Algo Contigo” de Monte Carlo TV. El furor fue tal que tuvieron que cerrar con candado y persiana las instalaciones de la televisora porque sencillamente la fanaticada hizo colapsar las dependencias, y los que lograron entrar sin duda disfutaron de un grato agradable y de real entretenimiento. ¿Ven? Hasta los de la República Oriental nos ganan en cuanto a musicología. Y ojo que también estuvo en la televisión de E-C-U-A-D-O-R.

Y ojo que ella no solo es víctima del ninguneo televisivo a la música que los mismos auditores promedio de Radio Futuro se encargan de decir que es una “bosta”. También lo sufrió Paty Cantú, que en su última visita a Chile antes de que rompiera el cerco en la pasada Teletón con suerte la entrevistaron radios como Carnaval y Súbela Radio. ¿Asi o más desierto somos? La farándula está con muerte cerebral, pero no han cambiado nada.

Asi que usted es de esos que dice que Lali Espósito es “una artista que ni Santa Isabel conoce”, pienselo dos veces. Ella si tiene una importante fanaticada, que incluso podemos dialogar con ellos en nuestras redes sociales. Es la “voz de recambio del pop latino”, como la definió El Mercurio, y sus videos no solo son llamativos, sino que también otorgan un excelente mensaje acerca de algunas actitudes que hemos adoptado. Como “Ego”, una de mis favoritas, que se grabó en plena Patagonia Argentina. Y si va a usar insultos graves-gravísimos para denostarla, que también lo piense infinitas veces porque lo va a pasar muy mal.

Lali cantará en la última noche de Viña 2017, lo que lamento es que debido a la reciente inclusión de Marama y Rombai, su show será un poco breve. Quizá pase lo mismo que la mexicana Fey en 1996, que cantó apenas tres canciones y se llevó igual la Gaviota de Plata.