¿Qué les dije?: Acusan a director de “Primer plano” de ofrecer favores sexuales a cambio de fama

Diciembre 11, 2016 |
Responsive image

Desde el 2010 venimos diciendo y hablando que algo oculto había en los programas de farándula, más aún con la extraña retroactividad que existe en esos espacios y también la extraña forma en la que muchos actúan, ya sea haciendo campañas de acoso y derribo (como vimos con personalidades como Felipe Camiroaga, Felipe Braun y Amaro Gomez-Pablos) y para favorecer a personajes de dudosa reputación y calidad humana como Luli, Adriana Barrientos y varias chicas reality.

Los mismos programas venden al país una cultura aspiracional de antivalores como la misoginia, la mentira, la hipocresía, el machismo e incluso la homofobia, al tener estereotipos de personas LGBTI para burlarse de ellos.

Sin embargo, Según informa El Desconcierto, una modelo denunció al director de “Primer plano” de Chilevisión, Carlos Valencia, de ofrecer valores sexuales a cambio de fama, y este ante la negativa, la vetó del programa buitre.

Esto es solamente comparable con la situación que durante años ocurrió en la TV mexicana, cuando dentro de Televisa había una verdadera red de complacencia sexual, en donde productores como Luis de Llano y conductores como Raul Velasco ofrecían similares propuestas indecorosas a cambio de salir en algún programa o integrar alguna banda, con trafico de influencias de por medio, por supuesto (busquen cómo se formó Timbiriche por ejemplo y cómo una de sus integrantes, la actriz y cantante Sasha Sokol, tuvo su infancia arruinada gracias al hombre que también creó otras bandas como Flans y que produjo novelas como “Agujetas de color de rosa”), que fue denunciada por Molotov a través de su excepcional canción “El Carnal de las Estrellas”.

Siempre tuvimos una imagen negativa del señor Valencia, un ser mafioso que actúa como una mafia napolitana pero televisiva, que encabeza la mayor red de tráfico de influencias y de corrupción dentro del que, según Pamela Jiles, es “la televisión más democrática” (si, claro). Estoy seguro que más de algo turbio existe dentro de la farándula, es cosa de recordar que hace un par de años se destapó una red de trata de blancas encabezada por un ex opinólogo que hoy trabaja en un diario machista como La Cuarta.

Yo pregunto, ¿Cómo TimeWarner jamás se dio cuenta de lo que ocurría en sus propias narices? ¿O están tan concentrados en los canales de cable que ni se preocuparon de CHV? ¿O si lo sabían pero no les importaba porque había un periodo muy lejano donde “Primer Plano” lideraba y era más conveniente que la gente no supiera la aterradora verdad de esto?

Normalmente nos burlamos de las farandulitas, pero hoy queremos dejar nuestro termismo de lado para hacerles un sincero llamado:

Si conocen o fueron víctimas de algo similar, por favor, no duden en denunciarlo, ojalá no mediáticamente sino ante las organizaciones pertinentes. Por nada del mundo se conviertan en cómplices de una corruptela por acción u omisión, ni mucho menos se queden calladas en pos de seguir manteniendo con vida a un género muy muerto, que por lo que vemos, va a caer por su propio peso.