Homenaje a Zara Larsson, la mujer que realza el pop sueco

Noviembre 7, 2016 |
Responsive image

Nunca te olvidaré,
siempre estarás a mi lado,
desde el día en que te conocí,
supe que te amaría hasta el día de mi muerte.
Y nunca quise mucho más,
y en mi corazón, siempre estaré segura.
Nunca te olvidaré,
y tú siempre estarás a mi lado,
hasta el día en que me muera…
Traducción al español del coro de “Never Forget You”

Hablar de Zara Maria Larsson es hablar del renacer del pop sueco, o mejor dicho, del pop europeo. Ese pop que hasta es más universal y multipúblico, incluso más que el mismo pop estadounidense. Esta hermosa chica, nacida el 16 de diciembre de 1997, ya sabía que el destino la habia preparado para triunfar en la música cuando a sus 10 años ganó la versión nórdica de “Got Talent”, donde demostró su formidable potencia vocal al entonar clásicos como “My Heart Will Go On” de Celine Dion, y es que ustedes saben, para cantar una de la canadiense no hay que hacer el loco.

Ella, con tan solamente 19 años, se ganó un lugar merecidísimo en la industria. Si bien sacó un EP llamado “Uncover” en el 2012, no fue hasta 2015 cuando su popularidad en el mundo despegó con éxitos como el pegadón “Lush Life” (que hasta el día de hoy suena en varias discotecas y radios juveniles de nuestro país), asi como también el extraordinario “Never Forget You” junto al rapero británico MNEK, quien también fue el productor de este temonazo, con quien estuvo en lo de Ellen DeGeneres demostrando por qué alcanzó el Top 20 de Billboard Hot 100 y el primero en la lista Dance/Electrónica de la misma revista especializada.

Es tal la trascendencia que logró esta chica procedente de Estocolmo que fue escogida por David Guetta para cantar junto al renombrado DJ francés el himno de la pasada Eurocopa disputada en la tierra gala. Por supuesto, ella estuvo presente en el espectáculo notable que dio al inicio de la finalísima que le dio el triunfo por vez primera a Portugal.

Sus influencias de Beyoncé y Amy Winehouse la hacen una artista completa, tan completa como su compatriota Tove Lo, y su fenómeno nos hace recordar otros sonidos procedentes de Suecia como Ace of Base en los 90s y los A-Teens en los 2000s. De hecho, teloneó a Queen Bey en su The Formation World Tour, haciendo lo mismo tres años antes para Cher Lloyd.

Su talento queda en evidencia en varios escenarios donde ella se ha presentado. Estoy seguro de que si nuestra pequeña pantalla hubiese seguido con su parámetro de excelencia audiovisual y creativa en los años 80s y 90s, de seguro la habrían invitado a uno que otro estelar o entrevista en algún programa musical. Larsson es una ícono, una joya imprescindible, una diosa nórdica que merece ocupar más lugares de preferencia, como lo hace en Europa y Oceanía.