¿Por qué “Tu cara me suena” fracasó en Chile?

Noviembre 2, 2016 |
Responsive image

En los últimos 6 años en nuestra pequeña pantalla hemos tenido una infinidad de franquicias televisivas, algunas con más éxito que otras: Tuvimos desde un horrendo “Factor X”, un deslucido “Got Talent”, los extraordinarios “The Voice Chile” y “Mi nombre es…”, además de diversos programas de concursos, como aquella mancha que nunca Mega va a poder borrar.

Sin embargo, nadie se acuerda que la televisora de Vicuña Mackenna hizo una versión nacional del multigalardonado y aclamado programa de entretenimiento de Antena 3, “Tu cara me suena”, el cual pasó sin pena ni gloria. Pero, ¿Por qué un formato como este no pegó en nuestro país?

La respuesta es simple: Es muy de la televisión chilena desde el 2006 en adelante meter polémica y comidillo farandulito a todo formato. Pasaba en el “Cantando por un sueño” (programa que de seguro no se acuerdan de él ni en el mismo Canal 13), en los programas de baile que evaluaban por la cantidad de controversias más que por el desplante de nuestros odiadxs farandulitxs a la hora de danzar, y cómo no iba a ocurrir en este espacio.

El casting fue horrible: Oscar “Lolo” Peña, Jhendelyn Núñez en algo que nunca se sintió cómoda, el comediante Christian Henríquez, Fernando Godoy justificando su contrato con la estación del Grupo Bethia, Claudio Reyes (!), Catalina Palacios (!!), Juan Antonio Labra (quizá uno de los pocos que salvaban), Alejandra Herrera, Nino Morale (¿quién é?), Lorene Prieto y las farandulitas Valentina Roth y Kenita Larrain. Creo que hasta los mismos productores de Mega de la época sabían que las últimas dos nombradas estaban en televisión por obra y gracia de productores mandados por operadores políticos y del olimpo que quería ganar dinero a costa de exhibir a nivel nacional sus miserias durante el gobierno de Piñera, por lo que su presencia de otra forma no se explica.

¿El jurado? El único rescatable es el ex juez de “Latin American Idol” y “Soñando por cantar”, Oscar Mediavilla. El resto eran personas sin vínculos con la música, como Renata Bravo y Fernanda Hansen. DJ Mendez te la acepto, por último.

Además, las presentaciones no generaban emoción alguna ni mucho menos cercanía con las audiencias. Lo único que se me viene a la mente en estos momentos es una patética imitación del ex “Musica Libre” hacia Bob Marley, que hizo que el jamaicano se sacudiera en su tumba. Para qué decir de la hoy notera de Fox Sports Chile, que se notaba muy incómoda haciéndolas de Paulina Rubio… y menos mal que se alejó de ese mundo y hoy la tenemos por el camino del bien. ¿Kenita? Hizo de Gloria Trevi, y la verdad los únicos que lo encontraron bueno fueron los fans de la mexicana… además tomemos en cuenta que la comunidad LGBTI en Chile no tiene buenos referentes como en USA, Europa, Brasil y México.

¿Y las “Pobrémicas”? Patricia Maldonado estaba indignada con una imitación y no halló nada mejor que llamar al programa para impedirlo a toda costa.

Con todos estos antecedentes, era predecible que “Tu cara me suena” no pegara en Chile: Sumado a que la farándula estaba en auge, no era llamativo desde cualquier punto de vista. Ahorita que Mega está en su punto de ebullición en cuanto a sintonía, veo que TCMS llegó con 3 años de atraso… aunque no nos hagamos los necios, con la mafia de Ignacio Corvalán mandando a diestra y siniestra en ese canal imponiendo su ideología rancia de televisión basura, demás habríamos visto a algún chicx reality imitando a Katy Perry o a Taylor Swift.