El nacimiento de Imagen Televisión

Octubre 18, 2016 |
Responsive image

Durante un buen letargo, los televidentes mexicanos solo tenian tres opciones de entretenimiento: La eterna Televisa, TV Azteca y las televisoras públicas (Canal Once, Canal 22 Conaculta, UVTV, y la red de emisoras estatales por estado). Y ninguna pareciera darles en el gusto. El esquema se repetia: Por un lado, telenovelas que eran el refrito del refrito del refrito, y por el otro, horribles programas de “””entretención””” con payasos, personas cuestionadas animando programas infantiles, matinales con animadoras hablando leseras y aisladas propuestas novedosas como el “MasterChef” mexicano.

Esa larga espera por algo distinto acabó ayer, a las 20:00 horas en la Ciudad de México, cuando luego de un largo periodo de pruebas, nació Imagen Televisión, la esperadísima tercera señal privada a cargo de Grupo Imagen Multimedia, que solo hace un año y varios meses había puesto fin a su señal local CadenaTres.

El proceso para la creación de la televisora fue larguisimo: Luego del pago al IFT del dinero requerido (recordemos que Grupo Radio Centro también habia conseguido licencia, pero no tenían dinero y se declararon en bancarrota), se finalizó la señal 28 del ex Distrito Federal y se inició una etapa transitoria de preparación. Los estudios mayores de Imagen se encuentran en una ex tienda de muebles abandonada en el barrio de Copilco, que fue especialmente acondicionada para la puesta en marcha de la televisora, aunque sin alejarse de la polémica ya que los vecinos habían protestado por los supuestos daños a la salud que generarían las radiaciones de la antena emplazada.

Se anunciaron varios rostros: El ex comentarista deportivo de Televisa Javier Alarcón, el conductor de “La Sopa México” Eduardo Videgaray, la actriz también proveniente de la señal de Lomas de San Angel Irán Castillo, el ex Azteca y otrora animador de la versión chilanga de “A todo o nada” Mauricio Barcelata y el actor Mario Cimarro.

Finalmente, después de una larga espera, años de duopolio televisivo llegaron a su fin. A las 8pm en punto, se proyectó un breve spot de bienvenida con los contenidos que iban a exhibirse en la señal, finalizado con un saludo de los rostros, seguido del primer capítulo de la versión mexicana de nuestra telenovela “Vuelve temprano”, estelarizada por el otrora galán de Telemundo.

Es inevitable no acordarnos de otros inicios que pusieron fin a limitadas opciones televisivas: La más facil es evocar las germinaciones de Megavisión, La Red y Canal 2 Rock & Pop en nuestro país, pero también llegan a nuestro recuerdo cuando nacieron Antena 3 y Telecinco en España; o la de SIC y TVI en Portugal; también las de Channel 4 y Channel 5 (con saludo y videoclip de las Spice Girls incluido) en Inglaterra; o las de FOX, The WB, UPN y The CW en Gringolandia; o cuando Sat.1 y RTL pusieron fin al duopolio estatal en la Alemania Federal pasando de ser canales de cable a la señal abierta; y un montón de casos más.

Es importante recalcar que, pese a que en el debut superaron por lo menos a ForoTV (la señal de noticias de Televisa que ocupa el canal 4 en el ex-DF), ninguna televisora parte superando un gran número de audiencia. A Mega le tocó esperar 2 años para competir de igual a igual con los grandes (y vieran el fenómeno que hoy es la primera señal privada de Chile, aunque no nos guste la mayoría de su programación), Antena 3 no fue lider sino hasta abril de 1994 y con cambio de dueño incluido para decir con propiedad que son primera sintonía. Todo es un largo proceso y esperamos de todo corazón que sea exitoso, por ahora su primera programación está “en rodaje”, sin embargo, esperamos que el futuro sea más que auspicioso.

Imagen Televisión, #JuntosSomosLibres.

  • Juan Lopez Porras

    Al menos en todos esos países el éxito de esas nuevas cadenas fue gradual, paciente y al final dio resultado. En Colombia el ciclo fue demasiado rápido. Caracol y RCN debutaban en 1998 (y eran rivales de verdad para entonces) e inmediatamente acabaron con el canal Uno (futuro tercer canal privado) y con el A (ahora Señal Institucional)