Gendarmería critica duramente a programas de “realidad carcelaria”

Octubre 4, 2016 |
Responsive image

Cuando hay contenidos que funcionan en un canal y no funcionan en otro, pueden ocurrir cosas como esta. La semana pasada Canal 13 estrenó su nuevo programa de entretenimiento factual “Nadie está libre”, en donde flojos son llevados a la ex Penitenciaría con el fin de “rehabilitarlos” en base a la “terapia de shock”, como diría un programa de A&E.

Este esquema de hacer que los flojos sean humillados por los reclusos, los que para los fachos son unas “lacras de la sociedad”, no cayeron muy bien en Gendarmería, quien criticó además del programa de la televisora mixta, a “Alerta Máxima” de Chilevisión.

Según dijo el vocero de la Asociación de Funcionarios Penitenciarios, Oscar Benavides a El Mercurio, “La privación de la libertad no puede ser un show que atente contra la dignidad humana”.

Alberto Figueroa, presidente de la misma organización, agregó que “Es un acto de irresponsabilidad del director de turno (Tulio Arce) que autorizó estos programas que no haya considerado actos que pueden ser repudiados por toda la sociedad”.

Por su parte, desde IMU0848, defendieron el programa mediante un comunicado aduciendo que “El sentido de que conozcan esta realidad se basa en que sus padres temen precisamente que, por el estilo de vida que ellos llevan, pueden terminar tras las rejas. Trabajamos con la autorización de los padres, de los jóvenes, de Gendarmería y de los propios internos”.

Estas críticas se suman a las del Instituto Nacional de Derechos Humanos, quienes no solo compartieron a viva voz estas opiniones acerca de estos programas que convierten la realidad carcelaria en un circo mediático y los expone como si fuesen payasos de un circo malo y pobre, sino que además ingresaron una denuncia formal ante el Consejo Nacional de Televisión.