La fragata portuguesa de Jaime de Aguirre en Canal 13

Septiembre 30, 2016 |
Responsive image

Cinco meses: Eso fue lo que duró Jaime de Aguirre en el cargo de la dirección de programación del canal mixto.

Había empezado como avión, sin embargo, con el tiempo las expectativas acerca de su desempeño se fueron diluyendo. De partida, llenando la tarde de teleseries que, pese a que algunas suelen ser de calidad, no garantizan una estabilidad de audiencias ni mucho menos la fidelidad de las mismas. Es cosa de ver que echaron pie atrás con la cancelación de “El beso del escorpión” que lleva marcando seguidamente 1 miserable punto de rating.

Y es que venimos diciendo desde hace tiempo que lo que Canal 13 necesita son más programas en vivo con el sello que siempre los ha caracterizado: Tienen a “Los Simpsons” y perfectamente puede ir a la sobremesa, seguido de algún programa de concursos tipo “Millonario” o “ATON”. Y es ahi donde debió conseguir algún convenio o alianza con EndemolShine Chile, que dicho sea de paso, en Argentina está cada día más fuerte haciendo hasta matinales, mientras que acá fue relegada a hacer bostas como “La divina comida” y ese flopazo de “Amor en Juego”.

Lo segundo es desaprovechar una gran telenovela como lo es “Preciosas”. Es increible que una novela con tanto avance inédito en la historia de nuestra pequeña pantalla siga perdiendo y quedando relegada a un tercer lugar después de unos miserables 13 minutos que dura un capítulo de “Sres. Papis” de Mega (y qué triste que sus fans no hagan alguna acción para decirle a Mega que eso es una canallada, una infamia, y se quedan alegando en redes sociales cuando pueden perfectamente ir a las dependencias de Vicuña Mackenna) y los 18 minutos que dura un episodio de “Moises y los 10 mandamientos” en TVN (que lamentablemente ha incurrido en los mismos ilícitos del 9.1).

¿Qué costaba blindar a “The Voice Chile” y poner antes a la pandilla más querida de nuestra tele? Es cosa de ver los resultados del buscatalentos.

Además, ponen a un programa político poco atractivo, tirado a la derecha, que más encima son solo las opiniones de un panel que no tiene nada que envidiarle a las tertulias de Intereconomía o 13TV en España. Al menos, en interactividad, “El Informante” de TVN e incluso “Modo Termómetro” de Chilevisión (que lamentablemente empezó con mal pie legitimando un discurso de los medios de que en Chile no se puede andar tranquilo por las calles cuando no es así, y es el mismo que emplea la derecha de forma casi desesperada) les ganan por paliza.

Según él mismo declaró a La Tercera, “hubo diferencias en el concepto de liderazgo” con los superiores de la señal del angelito… ¿Será que quería aceptar programas de la cepa de Chilevisión pero no lo dejaron? ¿Que no era suficiente con “Nadie está libre” y el regreso de Perla Ilich que absolutamente nadie pidió?

Otros dicen que generó anticuerpos que echaran a Zamora, que hoy trabajará en el area prime de Chilevisión e intentará levantar un área absolutamente alicaida por la nula capacidad de Holger Roost-Macías y de Francisco Mandiola de leer y entender adecuadamente lo que quiere ver el chileno de a pie, ese que se levanta temprano en la mañana para salir a trabajar y lo único que quiere es relajarse, pero sin perder el sentido de lo que ocurre en nuestro país.

La televisión chilena entera genera anticuerpos, y este desfile de ejecutivos que duran poco nos da la razón a quienes preferimos el cable o Netflix por sobre contenidos que se encuentran “gratis”, o mejor dicho para los Farándulalovers, los “arribistas intelectuales”, porque emplean esos eufemismos de mierda para puro no asumir que el género que ellos tanto adoran provocó esta crisis de la que todavía no hay salida.

Bueno, entre los contenidos malos, los ejecutivos que llegan y salen, los despidos por caprichos, las rencillas internas que se notan en pantalla, y la consolidación de un modelo televisivo populista como el de Mega, este ha sido sin duda otro año para el olvido en nuestro medio. Una pena, los vieran los ingenieron que la fundaron a duras penas hace casi 60 años.

  • Juan Lopez Porras

    Si eso duran los capitulos de Moises y Sres Papis, ¿con qué rellenan el resto de la hora?

    • Con el resumen del capítulo anterior… o mejor dicho, LOS capítulos anteriores. Incluso TVN hacia lo mismo en tiempos de “La Chúcara”.