INDH presenta denuncia ante el CNTV por el programa “Alerta Máxima”

Septiembre 14, 2016 |
Responsive image

Los contenidos de la televisión abierta chilena son un asco, y vaya qué razón tenía Macarena Pizarro cuando, encarando a sus jefes, había dicho que Chilevisión era el canal “con la pantalla más fea, más sucia”, con espacios que enaltecen a los delincuentes y los ponen en un pedestal.

Afortunadamente hay iniciativas que pretenden dar vuelta la situación, como por ejemplo la denuncia que esta semana impuso el Instituto Nacional de Derechos Humanos ante el CNTV por los contenidos que presenta el programa “Alerta Máxima”, que lamentablemente, dejó a The Voice Chile incluso en el cuarto lugar.

Según el denunciante, el programa “cometió vulneraciones a la dignidad humana, transgresiones al derecho a la privacidad, trato discriminatorio y afectaciones a la resocialización de los internos e internas”. Además, en el escrito presentado ante el ente regulador de nuestra tele, “se solicita investigar las trasgresiones y faltas cometidas durante el programa, además de aplicar sanciones al canal de TV”.

En la denuncia, se hace hincapié al “tono evidentemente burlesco del periodista que relata el programa, lo cual resulta atentatorio en contra la dignidad de las personas que se encuentran privadas de libertad y en una situación de vulnerabilidad”.

 

En total son catorce los casos ejemplificados por el INDH, los que dan cuenta del tono burlesco que emplean los periodistas y el conductor del programa para con los privados de libertad.

Ya habíamos dicho en una entrada anterior que Alerta Máxima no hacía más que mostrar al país y hacerle sentir una sensación de inseguridad, algo que lamentablemente caen algunos contactos, personas de mi familia y comunicadores como el locutor Jorge Aedo, quienes sostienen que nuestro país es “inseguro” cuando diversos estudios han dicho lo contrario, pero que sin embargo, en la televisora de TimeWarner todavía hacen caso omiso y estigmatizando gravemente a las poblaciones vulnerables y a la gente en situación de pobreza. Asi que los actos del INDH son sencillamente para aplaudir, y ojalá el CNTV no haga el loco de nuevo y ponga una sanción ejemplificadora por faltar a la dignidad no solo de los reclusos, sino que también de sus televidentes.