La Batalla Rojiblanca de la Canción NHK: Tradición Japonesa de Fin de Año

Agosto 28, 2016 |
Responsive image

En el Ōmisoka (Nochevieja Japonesa), se realiza uno de los clásicos programas de la TV Nipona, a través de su rectora: la Radioteledifusora Japonesa (NHK), se denomina “Kōhaku Uta Gassen” (La Batalla Rojiblanca de la Canción). Aquí está su historia, camino a su 67ª Edición a realizarse en el Auditorio NHK, el próximo sábado 31 de diciembre de este año.

En todos los países hay tradiciones televisivas muy arraigadas para acabar con el año viejo: En Colombia: “La Gran Fiesta de los Hogares Colombianos”, realizada cada nochebuena y cada nochevieja, en Estados Unidos, “La Previa Movida de Año Nuevo” del recordado Dick Clark, también productor de “La Disquería Americana”, En España, “Las campanadas”. En Paraguay, Canales como Telefuturo, Paraguay TV y muchos otros, siguen la cuenta regresiva hacia el año nuevo. Lo mismo sucede con la tradicional fiesta de año nuevo en la Torre Entel en Chile.

Hay una tradición muy arraigada en el Pueblo Japonés, uno de los tantos ejemplos de Televisión de calidad. Se llama: “Kōhaku Uta Gassen” (La Batalla Rojiblanca de la Canción). En sus primeras tres ediciones, fueron hechas por radio. Pues a partir del 31 de diciembre de 1953, la televisión entró en la fiesta de fin de año de todos los japoneses y japonesas. El J-Rock, J-Pop y el Enka (Música Folklórica Japonesa), son los preponderantes, al igual que la música internacional.

En 30 ocasiones, el Akagumi Femenino (Equipo Rojo), ganó la competencia. En tanto, el Shirogumi Masculino (Equipo Blanco), lo ha hecho en 36 ocasiones. Fue itinerante hasta 1972.

A partir del año siguiente en la ciudad de Shibuya, fue establecida como sede, el gran Auditorio de la NHK, como sede oficial.

Tras el boom del Mundial de Corea del Sur – Japón 2002, el comediante y cantautor argentino, Alfredo Casero junto al cantante  Kazufumi Miyazawa, interpretaron “Shima Uta (Canción isleña)” para la edición Número 53 del Festival.

Hoy en día, el éxito musical en Japón junto a una retrospectiva cultural, son los elementos, con los cuales, no se puede concebir sin ellos el KOHAKKU.

Los elementos que cierran dicho festival, son: la declaración de victoria de uno de los equipos y la versión nipona de la “Canción del adiós”.

En Síntesis, es el festival de mayor audiencia y sintonía del Japón que se extendió a todo el mundo, para su disfrute.