El despido de Patricio Caldichoury agiganta la crisis en Chilevisión

Agosto 22, 2016 |
Responsive image

Según consigna elfiltrador.cl, esta mañana despidieron a Patricio Caldichoury de la dirección de prensa de Chilevisión. Quien fuera editor del nefasto noticiero dictatorial de TVN “60 Minutos” y quien implantara un exitoso pero polémico estilo de crónicas rojas dentro de Chilevisión Noticias (obra y gracia de Piñera para mostrar un país “peligroso” y donde “no se puede vivir”, y que fue un arma de doble filo para los que ilusamente creen en ello), deja la televisora a petición del asesor estratégico Holger Roost-Macias.

Lo cierto es que, más allá de las cifras, Caldichoury transformó el que era el noticiero más serio y creible del país en algo peor que un informativo peruano, colombiano, boliviano o ecuatoriano.

Sin embargo, según ha podido constatar el último medio, quedó la Ariana Grande dentro de los recien inaugurados estudios en Machasa. Trascendió que Macarena Pizarro, una de las anclas de Chilevisión Noticias, se la cantó clarita al alemán: “Nos hemos transformado en el canal de televisión con la pantalla mas sucia, mas fea” habrían sido alguna de las palabras que la periodista virtió hacia el jefe… olvidando que la “pantalla sucia” comenzó en el 2005, cuando llegó el payaso que tuvimos de presidente e impuso el “estilo berlusconista”, el mismo que tiene a la televisión chilena en una crisis tremenda del cual aun no hay respuestas ni mucho menos soluciones.

Además, la emisión de esta noche de la edición central del noticiero está en duda ya que los periodistas amenazaron incluso con no emitirlo luego de la polémica salida. Bueno, un día que descansemos de la sangre y las noticias intrascendentes en horario prime.

Con esto queda demostrando que la televisión chilena no sabe para donde quiere ir ni quiere asumir los errores que la tienen en el pozo, y que lo único que pueden hacer bien es una cosa: El ridículo. Merecen todo lo malo que les está pasando y mucho más si no hacen algo pronto. En todo caso, ojalá que el próximo sea un programa muerto que se emite al mediodía, ustedes saben a cual nos referimos.