¿Por qué compararse con Netflix y el cable es una muy pésima idea?

Agosto 19, 2016 |
Responsive image

En medio de ese injusto y maldito fenómeno llamado “Volverías con tu ex”, Mega en su sitio web comercial anunció que estaban entre los programas de streaming más vistos… El problema es que para ostentarlo, se compararon con la audiencia del cable.

El mismo canal, a través del nunca bien ponderado Nicolás Quesille, anunció que eran el sitio más visitado incluso con más concurrencia que Netflix.

Esta semana, TV Azteca lanzó un video en el que daban cuenta de que se habían fortalecido tras la lamentable crisis de la que viven desde el 2014 (y que agarró incluso a toda la industria local de la televisión mexicana, teniendo que hacer cambios radicales tanto en la televisora del Ajusco como en la poderosa Televisa) y donde, entre medio de todos sus índices, se dijo que “Jessica Jones”, la serie más vista de Netflix tenía la misma audiencia que logra su matinal “Venga la alegría” en diez días.

Lo que tanto los de Vicuña Mackenna como los mexicanos no saben es, primero, que comparar streaming con la audiencia del cable es algo que no tiene pies ni cabeza. Además, partamos por la base que la gente que ve televisión de paga lo hace no solo para ver la televisión abierta (como bien lo dijo tambien en su video el conglomerado del Grupo Salinas), sino que porque tiene más opciones para elegir que ver a un montón de vagos pelearse bajo las ordenes de productores y guionistas. Lo digo por experiencia propia (mi mamá ve el H&H, Investigation Discovery y AXN, y lo único de TV abierta chilena que ve es “Preciosas”).

Y lo otro es que compararse con Netflix es algo que no tiene sentido. Cualquier persona que labura en televisión debe saber, casi como elemento básico, que la plataforma no vende publicidad, y por ende, y también por seguridad, nunca da índices de rating ni de cuántos usuarios en total tienen ya sea por país o universalmente. Deberá ser porque ahi si está el abanico de contenidos, cosa que no podemos encontrar en la televisión abierta.

Es por eso que pienso que comparar la industria local con el streaming o el cable es una muy mala idea, tanto publicitaria como comercial, y para lo único que sirve es para subirle el ego a sus desquiciados fanáticos.

  • Andre Doussoulin Casagrande

    Moraleja: Es mejor investigar que es Netflix antes de decir sandeces