Ceremonia de Inauguración de Rio 2016: Una lección de entretenimiento

Agosto 8, 2016 |
Responsive image

Si, fue el viernes, pero recien hoy me dispongo a hablar de la gran clase de entretenimiento televisivo que nuevamente nos han brindado los brasileños, y esta vez, para todo el mundo a través de una sencilla, pero extraordinaria Ceremonia de Inauguración de los Juegos Olímpicos de Rio 2016.

Ni el contexto político-social (con Dilma en Impeachment y un presidente de facto más ridículo que Piñera, Macri y Peña Nieto juntos) ni la grave crisis económica que afecta a ese país ha impedido que esta obertura haya salido magnífica. Y eso que ninguno de nosotros tenia tanto hype, entre otras cosas, por los antecedentes que sabíamos (desde el horroroso espectáculo del primer día del Mundial del 2014 hasta la insalubre condición con la que entregaron la llamada “villa olímpica”) y porque Beijing 2008 había dejado la vara alta en todos los aspectos.

La noche mágica, la noche de las estrellas, comenzó con una cuenta regresiva seguido de la entonación de las gloriosas notas del Himno Nacional Brasileño, en un agradable tono de Bossa Nova, cortesía del cantante Paulinho da Viola.

La modelo Gisele Bundchen camina en el escenario mientras la canción “Garota de Ipanema” suena en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos 2016 en Río de Janeiro, Brasil, el viernes 5 de agosto de 2016. (Foto AP /David Goldman)

La excelente transmisión, dirigida por el destacado cineasta Fernando Mireilles, estuvo alejada de estrafalarismos y con mucha sencillez, sin perder el sentido del espectáculo que caracteriza a esa nación. Un corto recorrido por la historia, pasando por los orígenes, la colonización portuguesa, la arquitectura, el homenaje a Santos Dumont y la canción “Garota de Ipanema” en la voz del nieto de Tom Jobin, junto a la gran modelo Gisele Bundchen desfilando de lado a lado al Maracaná, le pusieron los condimentos necesarios para la perfección del show que se estima que vieron más de 3.000 millones de personas en todo el orbe.

El homenaje a las favelas con el odiado “Funk Carioca” junto a las cantantes Ludmilla, MC Soffia, Karol Conká, Elza Soares, Zeca Pagodinho y la animación de la conductora del programa de Rede Globo “Esquenta”, la también actriz Regina Casé, fueron los momentos notables de este “acto” de la Ceremonia Inaugural, que tuvo su punto cúlmine cuando ella y Jorge Ben Jor cantaron “País Tropical”.

rio2016_03

Luego el gran desfile de las 207 delegaciones, donde Argentina fue una de las “pifiadas” y Chile uno de los más aplaudidos. Erika Olivera, con un diseño elegante de Ricardo Oyarzún, se veía espléndida y espectacular. Buen detalle el de las “bicicletas” con los nombres de los países y no quiero imaginar a aquellos que ya pidieron vacaciones en Tonga… digo, por el abanderado (!). La mayor ovación se la llevó el acierto de estos Juegos, el Equipo Olímpico de Atletas Refugiados.

Los discursos de rigor encabezados por el Presidente del Comité Organizador y el Presidente del Comité Olímpico Internacional fueron notables e hicieron hincapié en el momento que vive el mundo. El momento de polémica fue cuando Michel Temer, presidente sustituto de Brasil, pronunció las “palabras mágicas” que dieron por inaugurados los Juegos Olímpicos, en medio de sonoras pifias debido al descontento social.

rio2016_04

Otro momentazo fue el minicarnaval. En él pusieron la música las dos generaciones de la canción, el ayer y el hoy, el gran Caetano Veloso, Gilberto Gil y la bella Anitta, entonaron el clasico “Isto aqui, o que é?” de Ary Barroso, acompañado de 12 escuelas de samba. Larissa do Macedo Machado, nombre original de la carioca, se ganó los elogios de la prensa mundial luego de su aparición, un diario español calificó a “A Poderosinha” como “la Beyoncé brasilera”, los estadounidenses se llenaron de halagos ante la muchacha y los brasileros vieron como en una noche tan linda como esa, la artista, que fue duramente criticada desde el primer minuto que la anunciaron, estaba viviendo su sueño hecho realidad. No por nada Samsung, que ese mismo día había sorprendido con un emotivo comercial con niños cantando una canción hecha con estrofas de diversos himnos nacionales, sacó otro spot con las críticas en Twitter hacia su aparición con un mensaje de no rendirse ante la percepción negativa que se le tiene a la cantante del tema central de “Totalmente Demais”, y que a la vez, es un buen apronte para la prometida internacionalización de su carrera que debería darse este año.

El momento final llegó con la llegada de la antorcha olímpica en la mano del extraordinario tenista Gustavo Kuerten, que luego se la pasó a Hortencia Marcari y finalmente recayó en el maratonista Vanderlei da Lima, el mismo que viviera una injusticia en Atenas 2004, quien tuvo su recompensa encendiendo el pebetero con el que se dio inicio oficialmente a la fiesta olímpica.

Los brasileños nuevamente nos dieron una clase magistral de como hacer entretenimiento aun teniendo poco disponible a la mano. Un excelente mensaje de ecología, sumado a la excelente demostración de su cultura, le pusieron la nota a esta excelente Ceremonia Inaugural, que si bien no tuvo grandes ostentaciones, sin duda puso la nota alta en cuanto a grandes eventos se refiere.